33 Comentarios

  1. Daniel
    17 junio, 2016 @ 19:43

    Muy bueno tu artículo Erika! es muy triste ver a gente que acepta cada vez trabajar más horas para así ganar más (lo que ellos creen). No sólo pagas muchos más impuestos, sino que pierdes lo más importante y que nunca vuelve, el tiempo. El dinero siempre se puede recuperar. Ahora estoy en otro hotel, mucho más pequeño y 9-5 en reservas. Suelo llegar 15 minutos antes, pero raro es el día que me puedo marchar antes de las 5:30pm. Las reservas mandan, aunque más de una vez guardo algunas sin poner en el cajón! aquí en Londres hay trabajos que ofrecen turnos de 12 horas (4 días seguidos) y descansas otros 4. Pienso en todo como tú, me alegra saber que hay más gente que piensa igual. Feliz finde!

    Responder

    • Erika Martin
      18 junio, 2016 @ 09:49

      Hola Daniel!

      Me alegra saber que piensas como yo. Una cosa es quedarse un rato por un pico de trabajo y otra quedarse por calentar la silla. A pesar de la crisis y de los jefes negreros, si todo el mundo se fuera a su hora, este abuso acabaría.

      ¿Ya no estás en el hotel de luxe? Supongo que en el de ahora estarás un pelin más tranquilo al ser más pequeño.
      No se si podría adaptarme a trabajar 12 horas seguidas. Tiene que llegar un momento en el que no des pie con bola del cansancio. Mucha suerte en tu nuevo trabajo.

      Feliz finde!

      Responder

      • Daniel
        18 junio, 2016 @ 12:56

        Me marché del 5 estrellas, fue la mejor decisión, los comienzos nunca son fáciles, pero nunca busco quedarme en la zona de confort. Ya es el 5º hotel aquí en Londres y a este paso creo que me quedan muchas empresas más jaja. Muchas gracias, al menos ya se acabó eso de cada semana (early shift, middle, late) y no saber si descansas hasta la tarde antes. Muchos besos

        Responder

  2. ramrock
    17 junio, 2016 @ 19:59

    Bueeeeno… a mi es que ya … pues que casi que como que me llega algo tarde 😉

    Y me voy a terminar mi tarde de “Panen et circensis”, me bajo al Pub a ver el ESPAÑA – TURQUIA.

    ¡¡¡OEEE OEEE OEEE OEEEEE…!!!

    JO JO JO JO …: https://youtu.be/3A6bksj5AGI

    OOOOH YEEEEEEAAAAH!!!!!

    Lovely weekend.

    Responder

    • Erika Martin
      18 junio, 2016 @ 09:55

      jajaja, ya, a ti te llega tarde esta tabla de Excel 😉

      Eeeehhh!! vaya partido ayer!! Supongo que cantaste la canción de Slade en cada gol que metió la selección ¿no?

      Lovely weekend, my friend!

      Responder

      • ramrock
        18 junio, 2016 @ 12:44

        No, pero les exigí que pusieran esta: https://youtu.be/5eMUyyFXhTY y esta otra: https://youtu.be/Oz2J6qm_XAI

        Tampoco hubiera estado mal poner un documental que vi hace años en el “History Channel” sobre la Batalla de Lepanto.

        Jis jis jis jis jis jis jis jis jis jis

        ¡Ostras! he puesto dos enlaces, me temo lo peor 😉

        Wonderful saturday

        Responder

        • Erika Martin
          18 junio, 2016 @ 12:51

          ¿La batalla de Lepanto? qué ideas tienes 🙂
          Pues de las tres canciones, la que mas me gusta es la de los goles y eso que el video es super cutre jajaj

          Tus temores eran fundados, se fue a la papelera.

          Have fun!

          Responder

  3. OsKarTel
    18 junio, 2016 @ 13:59

    ¡Un post muy divertido a la vez que práctico Erika!

    Algunos jefes tienen la percepción algo alterada. Creen que trabajar muchas horas es sinónimo de productividad. Y lo es, pero productividad de la mala. Yo me pregunto ¿no sería mejor ser eficiente el tiempo que se esté trabajando en vez de trabajar mucho y mal?¿de qué sirve estar en el puesto de trabajo un montón de horas tocándose la “vaina” la mayoría de ese tiempo o haciendo trabajos duplicados o triplicados, como pasa en muchos casos? Ahí lo dejo…

    ¡Un abrazo!

    Responder

    • Erika Martin
      18 junio, 2016 @ 14:20

      Hola Oskar,

      no puedo estar mas de acuerdo contigo. Muchos piensan que estar de sol a sol en la oficina significa ser productivo. Nada más lejos de la realidad. Lo que hay que hacer es optimizar los recursos, la burocracia interna y no tener a varias personas haciendo las mismas tareas.

      Pero ¿porqué los jefes no lo hacen? ¿porqué siguen con esa mentalidad de salir de la oficina a partir de las 20:00? Hablé un poco de ello hace tiempo en -> este post <- Gracias por la reflexión que has dejado 😉 Un abrazo

      Responder

  4. Celia Segui
    18 junio, 2016 @ 14:44

    Yo soy como tú , Erika. Lo que pasa es que ahora soy autónoma, pero cuando he trabajado parar otros me he negado a ser explotada. Sin embargo, me trajo muchos problemas, malas miradas y mal rollo en el trabajo hasta que al final me despidieron y ya está. Si quieren te pueden despedir por cualquier cosa hoy día y eso que estaba fija.
    Besos

    Responder

    • Erika Martin
      18 junio, 2016 @ 22:07

      Hola Celia,

      eso que comentas es verdad que sucede y más a menudo de lo que uno se puede pensar. Ser insumiso en ciertos aspectos te puede crear problemas y que te pongan en la lista negra o te hagan la vida imposible. Te puede costar el puesto pero al menos mientras tanto no les habrás regalado tu tiempo 😉 Hoy en día te pueden despedir por cualquier motivo, como bien dices.

      Muchos besos

      Responder

  5. Chelo
    18 junio, 2016 @ 17:54

    ¡Qué post tan genial, Erika! Yo opino como tú, de disponibilidad total, cero patatero. Siempre he dicho que dentro del horario laboral que cumplo más que menos, lo que sea (bueno, siempre que sea mi trabajo), pero fuera no trabajo para el demonio. Como éste, igual que tú, salgo pitando cuando es la hora.
    Tus tablas son una pasada, igual me animo con una.
    Un beso y buen finde.

    Responder

    • Erika Martin
      18 junio, 2016 @ 22:12

      jeje tu eres de las mías, Chelo. Me encanta eso de “fuera no trabajo para el demonio”. Que alguna vez te puedes quedar por un pico de trabajo pero no por sistema.
      Claro, anímate con una tabla 😉 Y si te surge alguna duda, ya sabes donde estoy.
      Un besazo y muy buen finde para ti también

      Responder

  6. Mirta
    18 junio, 2016 @ 19:35

    Erika, cuanta razón tenes!! Si no les pones los limites, te quedas a dormir en la oficina y sin café!! La plantilla del excel, me encanta, seria bueno que todos la usaran, están fantásticas!! En todas partes del mundo existe la explotación, lamentablemente, sea, el primer, segundo, tercero o cuarto mundo :-))
    Que tengas un lindo fin de semana!!! Un gran abrazo, beso

    Responder

    • Erika Martin
      18 junio, 2016 @ 22:00

      Es que si una no pone límites al final terminas trabajando los 365 días del año las 24 horas del día. Que ya no es solo estar de cuerpo presente en el trabajo, ahora también se abusa de enviarte mensajes al móvil o emails a cualquier hora y cualquier día. Ojalá estuviéramos en Francia. Allí se está prohibiendo trabajar y estar conectado más allá de las 18:00.

      Me alegro de que te hayan gustado las tablas que he compartido 😉
      Muy buen fin de semana!! Abrazos y besos

      Responder

  7. Conxita Casamitjana
    18 junio, 2016 @ 20:07

    Al final uno se da cuenta de que el tiempo libre es fundamental, es eso de ¿vivir para trabajar o trabajar para vivir? y darse cuenta de que porque por mucho que rindas más que nadie, cuando llega el momento de darte salida, te la dan igual.
    Una buena manera de aprender a usar el Excel, jajaja.
    Saludos guapa

    Responder

    • Erika Martin
      18 junio, 2016 @ 22:17

      Hola Conxita,

      tengo muy claro que hay que trabajar para vivir, incluso si eres el dueño de la empresa. El tiempo libre es fundamental para cargar pilas y disfrutar de la vida. Si vives para trabajar tienes un problema.
      Poco importa si te quedas a dormir en la oficina, a la hora de darte la carta, te lo van agradecer igual.

      ¿Has visto que forma de aprender excel? 😉 😉
      Un abrazo muy fuerte!

      Responder

  8. Holden
    19 junio, 2016 @ 16:17

    Me parece fenomenal, yo soy de los que opinan como tú 😀 Se trabaja para vivir, hay que tenerlo claro. Y lo peor es que quienes no son capaces de entender tu punto de vista sobre no trabajar más que lo justo suelen regalar horas y crear horribles precedentes que hacen mal a todo el mundo. Arg.

    Responder

    • Erika Martin
      19 junio, 2016 @ 22:13

      Esos que regalan las horas al jefe son lo peor. Supongo que lo hacen por miedo a perder el trabajo o por pelotas pero al final perjudican al que quiere irse a su hora. Yo doy por hecho que si toda la plantilla cambiase este comportamiento y se fuera a su casa sin regalar un minuto, a la larga el jefe y RRHH terminarían acostumbrándose (o rindiéndose) y aceptándolo.

      En fin, está complicado el asunto. Que tengas muy buen comienzo de semana!

      Responder

  9. Entre suspiros y un café
    20 junio, 2016 @ 00:20

    ¡Qué buena Erika! Me encanta lo de “Jefe, ahí te quedas”, jejejeje Yo por suerte, cambié de trabajo y he conseguido un puesto en el que se me respeta bastante mi horario y raro es el día que no salgo a mi hora. ¡Me considero privilegiada! Por lo menos comparada con mi trabajo anterior y con la mayoría de gente…

    ¡Un besote! Y que tengas un gran semana 😉

    Responder

  10. Chepe Salgar
    20 junio, 2016 @ 03:21

    Entre tanto calculo en la tabla excel,mi jefe ya tiene 10 hojas de vida recibidas,buscando mi reemplazo, es dificil tomar esta clase de decisiones en un mundo donde las fuentes de trabajo son minimas

    Responder

    • Erika Martin
      20 junio, 2016 @ 20:02

      Hola Chepe,
      de tus palabras entiendo que te marchas de la empresa ¿correcto? La verdad es que no es nada fácil tomar una decisión así.
      ¡Mucha suerte!

      Responder

  11. Daniel Ursúa Fernández
    20 junio, 2016 @ 08:29

    Buenos días Erika!

    El tema de las horas es polémico si… y más cuando tienes una jefa cuyo único placer en la vida es subyugarte a ti como empleado jaja pero como tu dices… ahí entra el factor insumisión!

    Pasa buena semana!!

    Responder

    • Erika Martin
      20 junio, 2016 @ 20:00

      Hola Daniel,

      es un tema delicado y más aún cuando tienes una jefa o jefe que parece que disfruta sometiéndote como si fueras un esclavo de una plantación de algodón del siglo XIX.

      Muy buena semana para ti también!

      Responder

  12. Maryasexora
    23 junio, 2016 @ 12:54

    Para ser sincera, prefiero no hacer ninguna tabla porque algo me dice que me deprimiría muchísimo. En mi trabajo todas las pausas están controladas al milímetro y ojo como te pases un minuto…
    Besicos

    Responder

    • Erika Martin
      25 junio, 2016 @ 09:57

      Hola Mary,
      lo de trabajar en sitios que tienen el cronómetro lo conozco yo también. Estuve en uno que sabías a qué hora entrabas (09:00) pero no a la que salías (hacia las 22:00 con una hora para comer). Si llegabas 2 ó 3 minutos tarde por la mañana, te llamaban la atención.
      A veces es mejor no saber cuánto tiempo le estás regalando a tu jefe, como bien apuntas.
      Muchos besos

      Responder

  13. Óscar
    2 agosto, 2016 @ 07:10

    Yo también tengo un Excel que calcula, pero menos bonito, je je je. Regalarle a la empresa el tiempo de mi familia cuando sólo soy un número, me parece más que absurdo. Besitos

    Responder

    • Erika Martin
      3 agosto, 2016 @ 12:14

      No puedo estar más de acuerdo contigo Óscar. En la mayoría de las empresas ven a los empleados como un dato estadístico y se olvidan del lado humano. Si no te pagan las horas extras y tampoco te agradecen que te quedes en la oficina por sacar trabajo adelante, sacrificando tu vida personal, no se merecen que les regales ni un segundo de tu tiempo.
      Muchos besos

      Responder

  14. cynthia grlx
    28 septiembre, 2016 @ 22:49

    Nunca trabajé horas extraordinarias salvo cuando me pagan por ello o que era una situación de urgencia. He trabajado por la paz trabajo, que me pareció bastante bueno que se le paga por cada pieza y usted es su propio jefe. Un trabajo que trabajó como seguridad por la noche, que era un buen trabajo, muy rara vez se hizo horas extras. En cuanto a los de carretera trabajos de. que eran sólo temporales por lo que trabajé cada horas lo que pude conseguir suficiente de modo que pudiera acumular suficiente dinero para seguir adelante. La señora gitana de hadas. Gracias por compartir la hermana 😁

    Responder

    • Erika Martin
      28 septiembre, 2016 @ 23:16

      Hola Cindy,
      hiciste bien en no trabajar las horas extraordinarias si no te las pagaban.
      Desde que empezó la crisis económica en España, las empresas dejaron de pagarlas y la gente se queda en el trabajo (gratis) por miedo a perder el empleo. Es un tema delicado. Pero no hay que ceder porque sino sería un abuso.
      Algo diferente es cuando hay un gran volumen de trabajo o una urgencia. Hay que ser flexible. Pero nunca hay que estar por estar en el trabajo.
      No sabía que habías trabajado como vigilante de seguridad por la noche. Me has sorprendido con esto.
      Gracias a ti por leer y comentar.
      Un beso gitanilla.

      Responder

  15. Paula Koval
    29 septiembre, 2016 @ 03:30

    Greetings, Erika! Your table is indeed useful and easy to use. I am an antique because not only am I retired, I did labor forecasts and expenditures for a project on a huge columnar pad with a 0.5 mm pencil. My own hours were always on a time sheet.

    All of my positions have been exempt from the payment of overtime because i was salaried. That worked for me and against me, but mostly for me. I seldom had to work for anyone who tried to squeeze extra time in the office out of me. I just knew what I had to do and if it took more than 8 hours in a day or 40 hours in a week to do it, so it was. Conversely, if I took a three-hour lunch or time for an appointment, I took it and was never questioned.

    There were times when I worked nights and weekends because it was necessary to get the jobs done, like after the 9/11 massacre. I worked from the earliest time I could get into my office until as late as possible. I gave my cell phone number to those in other time zones so we could conduct business overnight. I did not mind that at all. It was for a good cause and I shall never forget the massacre or the response in which I was a participant.

    Things have changed all over the world. It has become harder to make a fair wage and good benefits. The employers have managed to outmaneuver the unions. Today’s workers do not understand the sacrifices that union leaders and members have made so they could work a 40-hour week with weekends off and fringe benefits. If the unions are not allowed to grow, count on things to get worse. Welcome back to 1880! But I digress…

    I am thankful to the Lord that I am retired. I would not want to be in the labor force today at my age or any age.

    Kisses and best wishes for a pleasant weekend, Erika.

    Responder

  16. jaqm11
    20 noviembre, 2016 @ 20:54

    Buen tema este de las horas extras, a mi nunca me las han pagado, creo que en México las horas extras y el chupacabras es una leyenda urbana de esas que todo mundo dice que existe pero nadie las ha visto en realidad.
    Amiga me estoy poniendo al día en tus post, pues vaya que me perdí de muchos buenísimos como este. Por cierto si no habías pasado por mi blog acá te dejo mi enlace, de eso que ves una película y dices estos escritores si fumaron de la buena, vamos a esciribir en el blog de ello:

    http://jaqmpublishing.blogspot.mx/2016/11/haz-que-tu-vida-sea-una-gran-diferencia.html?m=1

    Te mando un gran abrazo ¿ya pusiste tus adornos navideños? Déjame adivinar, no quitaste los del año pasado… jajaja … besos

    Responder

    • Erika Martin
      20 noviembre, 2016 @ 22:57

      Tengo entendido que México es uno de los países del mundo con la jornada laboral más larga. No estoy segura de si os gana Japón o si vosotros liberáis el ranking. Que mal que las horas extras sean una leyenda urbana. Aquí antes de la crisis se pagaban en algunas empresas pero después se dejaron de pagar y como la gente no protesta por miedo a perder el empleo, pues así vienen los abusos.

      No me había enterado de que tenías artículo nuevo 😔 La frase de Einstein es genial!!

      jajaja pues otros años dejo el árbol puesto todo el año. Pero este lo quité en poco antes del verano. Lo guardé en el trastero y me da pereza bajar a por él. Me esperaré a diciembre para ponerlo. ¿Y tu ya lo tienes?
      Besos

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: