45 Comentarios

  1. chus
    20 mayo, 2016 @ 19:11

    Este post es una mierda 😀 😀 😀 😉

    Responder

    • Erika Martin
      21 mayo, 2016 @ 09:10

      una mierda auténtica y además apesta. 🙂 🙂 🙂

      Responder

      • chus
        21 mayo, 2016 @ 13:09

        😀 😀 Mejor tomárselo con humor, no queda otra.

        Responder

  2. Conxita Casamitjana
    20 mayo, 2016 @ 19:31

    Vaya odisea Erika.
    Con mi hijo pequeño pasamos un periodo como el que cuentas, pero en su caso afortunadamente a los 6 meses más o menos remitió y empezó a comer de todo incluida en su dieta la lactosa. Pero mientras tuvo la intolerancia fue terrible, no aguantaba nada de nada y te conviertes en una especialista en buscar sustitutivos, porque a nosotros nos comentaron que incluso en los embutidos se podían encontrar trazas de lactosa…inaudito. A él le remitió y está perfectamente. Espero que tú también tengas suerte.
    Saludos

    Responder

    • Erika Martin
      21 mayo, 2016 @ 09:46

      Hola Conxita,

      qué alegría saber que a tu hijo pequeño se le curó y que hoy está perfectamente.

      Es cierto, la lactosa está en los embutidos y en muchos alimentos que ni siquiera sospechas que pudieran tenerla. Cuando te da la diarrea entonces es cuando dices “vaya, esto también lleva lactosa”. Al final, creo que es ir probando y lo que te sienta mal no volverlo a catar.

      Gracias por los ánimos. Seguro que cuando tenga el intestino recuperado y fortalecido, se me pasarán todos estos males 😉

      Un abrazo, guapa

      Responder

  3. sinconfantasia
    20 mayo, 2016 @ 20:47

    Hola Erika,ante todo me alegra saber que ya estás mejor niña!.Y si,yo tengo a una de mis nietas que tiene intolerancia a la lactosa desde que nació pero el médico dice que lo más seguro es que se le quite antes de que cumpla los cinco años.

    Besos y cuidate mucho.

    Responder

    • Erika Martin
      21 mayo, 2016 @ 09:40

      Hola Teresa,

      vaya, siento saber que una de tus nietas también tiene intolerancia a la lactosa. Aunque según he leído por ahí, es bastante habitual en los niños y a los pocos años se les pasa, tal como dice el médico. Mucho ánimo.

      Ya estoy mejor después del “ataque” del otro día 😉
      Muchos besos para ti y cuídate tu también mucho.

      Responder

  4. Holden
    20 mayo, 2016 @ 23:40

    Toda mi familia es intolerante a la lactosa y míope. Yo en cambio tengo un estómago de hierro y la vista de Legolas, debo ser adoptado. Y el helicobácter ese del demonio también se ha puesto de moda, yo creo que eso os pasa por no morder perros y gatos en la infancia xD

    Ahora en serio, siento toda esta faena… está claro que debe ser un plato de muy mal gusto y espero que pronto dejes atrás todo síntoma y consigas llevar un ritmo de vida normal al margen de las trampas de los supermercados y tal. Lo mejor es no comprar productos y ya está, supongo.

    Responder

    • Erika Martin
      21 mayo, 2016 @ 09:28

      Pues sí, Holden, te lo confirmo: tu eres adoptado 😛
      Oyeee, que cuando era pequeña mordía a mi perro jugando y alguna vez he comido sin lavarme las manos antes jaja

      Es cuestión de acostumbrarse. Estoy pensando irme a vivir al campo y plantar allí un huerto, así no tendría que comprar nada en el supermercado.

      Buen finde!

      Responder

  5. marigem
    21 mayo, 2016 @ 00:38

    Hola!!!!!
    Lo mío fue muy raro, yo tuve piedras en la vesícula hace 12 años, algo que nadie se explica porque no entraba en el perfil, estaba delgada, era joven, comía bien…bueno, me la extirparon y me olvidé el problema.
    Y hace 5 años mi hija me contagió una gastroenteritis brutal que trajo de Inglaterra y estuve fatal, jamás me había puesto así.
    El caso es que desde entonces tuve digestiones pesadas y a veces me encontraba mal y el médico me decía que era por no tener vesícula, no contemplaba ninguna opción más y no le di demasiada importancia.
    Hace dos años fui con mis padres a una charla de alimentación que daban mediante un super en el que compra gran parte de mi familia.
    Antes de ir yo había tomado un café con leche y desde el principio de la charla empecé a sentirme mal pero bueno, fui aguantando. La charla avanzaba y una de las asistentes compartió su experiencia de intolerancia a la lactosa y era como mi historia, falsos diagnósticos porque había sido intervenida de vesícula y los síntomas que describió eran como los que yo tenía en aquel momento.
    Al día siguiente fui al médico y pedí pruebas específicas de alergia o intolerancia y los resultados fueron esos, intolerancia a la lactosa. No es grave, generalmente con un poco de cuidado lo llevó bien pero a veces me pongo como lo describes y se pasa fatal. En mi caso el fallo es que al haber sido operada de vesícula ya no miraban más allá, y una gastroenteritis tonta fue la que me complicó las cosas.
    Un besito y muy buen post, seguro que ayuda a la gente que esto es más común de lo que parece y no lo sabemos.

    Responder

    • Erika Martin
      21 mayo, 2016 @ 09:23

      Hola Marigem,
      tu también has debido pasar lo tuyo hasta llegar al diagnóstico. Es verdad, a veces los médicos se agarran a una excusa (en tu caso la vesícula) y ya no miran más. Siento que pasaran tantos años para que lo descubrieras. Mi médico de familia llegó a pensar que tenía apendicitis por los dolores que me dan.
      Parece que los síntomas de la intolerancia se pueden confundir con otras enfermedades ¿no?

      Es que las gstroenteritis te destrozan por dentro. Te dejan sin flora, sin vellosidades, te rompen el ritmo intestinal, etc y hasta que te recuperas del todo …

      Muchas gracias por contar tu experiencia. Esto es más común de lo que muchos piensan.
      Un besote y feliz fin de semana

      Responder

  6. Mirta
    21 mayo, 2016 @ 02:41

    Mi querida Erika, te compadezco!! Me imagino lo fatal que debe ser todo lo que te hicieron!! Eso de mostrar el culo, te aseguro que a los medicos, así vean el culo mas perfecto no les interesan lo mas mínimo,ven tantos al día, que les es imposible que puedan registrar uno!!! El año pasado fui a una medica que hacia medicina energética, me prohibió la lactosa y las harinas, madre mía que difícil es encontrar cosas en el super, sin esos ingredientes!!! Todo lo que es libre de gluten aquí también sale el triple, es una vergüenza!! La medica me dio una cantidad de vitaminas y minerales que me fueron muy bien, me sentia de maravillas pero engorde 7 kilos, por las cosas que cambie para sustituir la lactosa y las harinas. Deje la medica porque tenia que hacer otras cosas,y no tenia tiempo para mirar que frasquito me tocaba 🙂 pero posiblemente algún día vuelva. Tengo la costumbre de cuando voy a la consulta de algún medico y me “curo” le dio en la tecla, guardo la receta y el prospecto del remedio y aunque no lo creas da un resultado increíble! Busca algún medico que haga medicina energética, dicen que es la medicina del futuro, sera cierto
    Que tengas un divino, fin de semana!! Un gran abrazo,muchos besos

    Responder

    • Erika Martin
      21 mayo, 2016 @ 09:08

      jajajaja es verdad, los médicos están hartos de ver culos, por eso, debían de entrar y salir en la sala como si nada. El caso es que soy pudorosa para esto de desnudarme en público. Me moría de vergüenza.

      ¿Medicina energética? nunca había oído hablar de ella ¿Es como la homeopatía? Buscaré si la hay por este lado del charco 😉 … aunque lo de engordar 7kg ahora que viene el verano en España, no sé, no sé. Si es la medicina del futuro, habrá que apostar por ella.

      Que tengas un cálido y soleado fin de semana, Mirta. Un super abrazo y mucho besos

      Responder

  7. Anchama
    21 mayo, 2016 @ 02:53

    A mi me han detectado la intolerancia a la lactosa hará hace un año y es verdad que es un coñazo. La compra se hace eterna con tanto mirar las etiquetas, y a veces compras cosas que das por hecho que no tienen lactosa y te lkevas la sorpresa en casa.
    El comer por ahí otra odisea, y aunque tomes las pastillas antes, muchas veces no llegan a hacer el efecto completo.
    Yo si voy a casa de alguien a tomar café o bien a pasar unos días voy cargada con mi leche.
    Hay que adaptarse, pero es muy difícil.

    Responder

    • Erika Martin
      21 mayo, 2016 @ 08:57

      Hola Anchama,
      tienes toda la razón, esto es un coñazo. En cuanto a lo de la compra, a mi también me ha pasado. Te llevas cosas a casa que te crees que no tienen lactosa y en cuanto las comes ¡pum! tienes que ir corriendo al baño.
      Alguna vez me ha pasado lo de las pastillas. Te las tomas, te confías y vaya, no te llegan a proteger del todo. Aunque al menos en mi caso, he tenido digestión muy pesada pero nada más.
      Es verdad, cuando vas a casa de alguien o unos días por ahí hay que ir cargada con tu comida y tu leche.
      Es un cambio de hábitos al que hay que adaptarse y cuesta bastante.

      Muchas gracias por tu comentario. Me siento identificada con lo que has escrito.
      Buen fin de semana

      Responder

  8. Andrea
    21 mayo, 2016 @ 08:38

    Hola Erika!
    Yo también estoy en el club y recuerdo el diagnostico como un suplicio q se alarga años! Con decirte que me pasé mi rpimer aniversario de boda en el hospital y los 17 dias siguientes también!
    Lo mio es dolor dolor dolor y mas dolor, sensación constante de haberme comido una vaca y querer rebentan a pesar de que en realidad fuera una simple ensaladita.
    En la gastroscopia se ve daño causado probablemente por mis años de intolerancia no diagnosticada por lo que tengo gastristis cronica, de ahi el dolor!!
    Ademas mi higado también tontea, el año pasado tuvieron que hacerme una biopsia que ??? si tu inyección del culo era de caballo no te quiero contar la que me metieron a mi entre las costillas??.
    El caso que ahí seguimos, olvidando el sabor de ricos manjares y comiendo un queso que sabe a plastico y vale como oro!
    Yo siempre digo que mi aparato digestivo salió tontico! Que le vamos a hacer.
    Un besazo

    Responder

    • Erika Martin
      21 mayo, 2016 @ 10:48

      Hola Andrea!

      Vaya, que mal que seas del club y que te pasaras tu aniversario de boda en el hospital. La verdad es que las pruebas son un suplicio. Más que por la prueba en sí, es por todo el proceso y el estar cada 2×3 en el hospital haciéndotelas. Lo malo es cuando tardan en diagnosticarte porque al final te quedas con “otros daños colaterales”. En tu caso la gastritis y esos horribles dolores.

      Esa sensación de haberte comido una vaca aunque solo haya sido una simple ensalada también la conozco yo 🙁

      Aaaggg! no quiero ni imaginarme ese momento de la inyección en las costillas. En tu lugar, yo hubiera pedido sedación jajaj me he aficionado a eso de estar drogada jajaja.

      La comida muchas veces sabe a nada o a plástico como dices, pero he descubierto que el queso el ventero está buenísimo (claro, a precio de oro). Yo lo que peor llevo es lo del chocolate, que siempre fue adicta. Y este verano sin helados va a ser muy triste.

      Cuídate que tu aparato digestivo no salió tontico, sino sensible. Ánimo.

      Besazos

      Responder

  9. Aida Ramos
    21 mayo, 2016 @ 11:42

    Yo también soy intolerante. De hecho di 120 y la enfermera no me dejaba irme porque no aparentaba ningún síntoma (tengo una digestión muuuy lenta) pero finalmente me fui a casa y tuve que correr al lavabo!! Fue horrible jaja y además de ser también geneticamente celíaca tengo enfermedad de crohn. Toma ya! Jaja esto de tener el estómago delicado es un rollo pero te acostumbras, además nos obliga a comer más sano 🙂 besos!

    Responder

    • Erika Martin
      22 mayo, 2016 @ 09:42

      ¡¡120!! ? Puntuación máxima ¿la enfermera no te dio ningún ?? (es broma)
      Veo que tu tampoco te privas de nada, lactosa, gluten y crohn: 3×1 ? Lo que dices es cierto, yo no he comido más sano en mi vida y al final te acostumbras, aunque el cambio de hábitos se haga duro a veces.
      Muchos besos, cuídate

      Responder

  10. ramrock
    21 mayo, 2016 @ 15:14

    ¡Vaya odisea! y yo que pensaba que esa enfermedad era de nacimiento…

    ¿Así que, aunque no lo hayas tenido en la vida te puede venir de repente? ¡¡Pues vaya tela!! Yo he pasado por la Gastroscopia esa, con anestesia total, naturalmente (la pedí desde el primer momento, pasando de elegir) pero por otros temas, tenia un par de cálculos en la vesicula (y yo sin darme cuenta, salió en una ecografia también como la tuya pero porque tengo un riñón que está ahí pero como si no estuviera, se murió el pobre) y me los sacaron además con eso mismo, el apartito del que hablas lleva también una especie de gancho y las saca.

    Oye y entonces … ¿a mi me podria pasar aunque nunca haya tenido nada parecido?

    Que mal rollo, mejor vamos a endulzarlo un poco 😉 : https://ramrock.wordpress.com/2010/09/29/lynsey-de-paul-sugar-me/

    Ah!! aquellos maravillosos 70’s …

    Lovely weekend.

    Responder

    • Erika Martin
      22 mayo, 2016 @ 09:31

      Es muy típica de bebés y niños pequeños, aunque luego se les pasa. A los adultos nos viene después de una cagalera brutal y lo mismo pasa con lo del gluten. Puede que estés muy bien hasta que un día te pongas malo y te vuelvas celíaco (eso sí, siempre que lo lleves en los genes).

      Es que si puedes elegir la anestesia para la gastroscopia ¿qué necesidad hay de rechazarla? 😛 Porque imagínate que estás despierto y que te dice “uy, tiene cálculos en la vesícula, mire cómo se los quitamos” Menudo shock.

      Qué melosita la rubia setentera del vídeo jajaaj

      Lovely weekend

      Responder

      • ramrock
        25 mayo, 2016 @ 21:53

        ¿Se puede saber si se lleva en los genes? Yo lo que si se es que no tengo conocimiento de que nadie de mi familia lo haya padecido, pero nada mas y, desde luego, a mi nunca me han detectado nada y me hacen analíticas muy fuertes de forma periodica (lo que si tengo es hipotiroidismo y una isquemia arterial).

        Aun así, esto me asusta, con lo cervecero, mermeladero, panero, heladero, tartamanzanero, champagnero (en grandes ocasiones claro, como, por ejemplo, si ganamos la champions este sábado), sidrero y gintonicquero (solo en ocasiones, que uno ya no es joven y … ) que soy.

        Responder

        • Erika Martin
          25 mayo, 2016 @ 22:30

          Creo que debería escribir otro post sobre la celiaquía y el glutén jaja. Desde luego tienes que llevarlo en los genes y aún así puede que no desarrolles la enfermedad (como es mi caso). Hay tres pruebas para diagnosticar si tienes intolerancia al gluten -> leer este artículo <- Aunque, chico, si eres cervecero, memerladero, panadero, etc y no te has puesto ya a morir cuando engulles y bebes todas esas cosas, entonces que no eres celiaco 😛 ... con tener hipotiroidismo y la isquemia ya vas sobrado jeje Vete poniendo el champagne en la nevera para tenerlo a punto el sábado Lovely week, my friend

          Responder

  11. ramrock
    21 mayo, 2016 @ 15:16

    Creo que dos comentarios mios exactamente iguales se han ido a “spam” porque no me ha salido lo de esperar a la aprobación.

    Responder

    • Erika Martin
      22 mayo, 2016 @ 09:20

      Se fueron a la papelera.
      Te recupero uno y el otro lo elimino (total, son iguales)

      Responder

  12. Celiaquitos
    21 mayo, 2016 @ 23:26

    Bufff que identificada me he sentido y como me he reido por como lo cuentas!!

    Responder

    • Erika Martin
      22 mayo, 2016 @ 09:19

      Hay que tomárselo con humor, Celiaquitos 😉
      Gluten, lactosa, frutosa, frutos secos, huevos … creo que los que tenemos algún tipo de intolerancia pasamos por situaciones y prueba similares.
      Gracias por comentar

      Responder

  13. Julia C. Cambil
    22 mayo, 2016 @ 01:33

    Menudo descubrimiento, Erika, y ya se queda contigo para siempre. Un rollo pero como bien dices es cosa de saberlo y tomar algunas medidas preventivas. Este verano pasado yo pasé también por un test del aliento, así se llama, para ver si estaba infectada con Helicoabacter Pilory (tenía terribles dolores de estómago). Yo sí me tuve que tomar los varios líquidos asquerosos y soplar hasta tres veces. Me gané un bonito tratamiento antibiótico que me dejó la flora caput pero que acabó con las molestias gástricas, algo es algo jajajjaa. Y la anestesia de la gastroscopia, total, un gustazo. Estoy deseando que me hagan otra, pero de momento no hay suerte 😛 Ah, y por no privarme de nada en la Eco me vieron piedras en la vesícula. Como no dan síntomas ahí se quedan, pero cualquier día de éstos empiezan a dar guerra y me tienen que quitar la vesícula. Advertida estoy 😀

    Te cuento todo esto para que veas que somos muchas las que pasamos por ahí, y aunque mal de muchos ya se sabe, cierto consuelo dí que da… ¿o no? jajajjaa.

    Un beso y gracias por compartir con nosotros tu experiencia. Animo que tú puedes con la intolerancia a la lactosa y con lo que te echen :))

    Responder

    • Erika Martin
      22 mayo, 2016 @ 09:17

      Hola Julia,
      dicen que la Helicobacter te destroza el estómago pero que te fortalece los pulmones, así que aunque ahora estés sin flora, algo que te llevas 😉 ¿Tuviste que soplar 3 veces? vaya lata.
      Siento lo de las piedras en vesícula … si es que cada vez que vas al médico, te sacan algo nuevo. Espero que no te den guerra y que no te tengas que extirpar la vesícula. No sé si has leído el comentario de Marigem, ella ha pasado por esto también.
      O sea, que a ti también te moló la anestesia total 😛
      Me está sorprendiendo que muchos de vosotros también estéis en una situación similar a la mía. Creo que voy a imprimir vuestros comentarios para cuando me llamen rara por ahí jijii
      Gracias a ti por contar tu historia y espero que recuperes tu flora muy rápido y empieces a sentirte mejor pronto.
      Muchos besos

      Responder

  14. Npg
    22 mayo, 2016 @ 12:21

    Soy intolerante a lactosa desde hace dos años, y leer cosas sobre este problema siempre es bueno, gracias por el post, a mi me ha servido de mucho. Hay cosas que ya la sabias, pero otras no, así qye muchas gracias, te animo a que sigas escribiendo post! Bsoss

    Responder

    • Erika Martin
      22 mayo, 2016 @ 20:58

      Muchas gracias a ti por leer el post y comentarlo, Npg. Me alegro de que te haya resultado útil.
      Dos años!! supongo que ya te habrás acostumbrado a ello.

      Muchos besos

      Responder

  15. Óscar
    23 mayo, 2016 @ 09:30

    Vaya tela… Menuda odisea has pasado cariño!! Y lo que imagino que te queda… Lo mejor es el tipazo que se te está quedando, y que comes mejor que todos los demás, no lo dudes. Besitos

    Responder

    • Erika Martin
      23 mayo, 2016 @ 19:16

      Pues espero que no me quede mucho porque el gasto de papel de wc me está desbaratando el presupuesto doméstico jajaja En serio, sabiendo lo que tengo, es más fácil identificar lo que me sienta mal y ya que estoy, comer más sano. Sí, lo bueno de esto es que esta temporada me libro de hacer la dieta del bikini 😉
      Muchos besos
      PD: gracias por todos los comentarios que me has dejado hoy a lo largo del blog

      Responder

  16. Daniel Ursúa Fernández
    25 mayo, 2016 @ 22:10

    Por fin!!!!

    Parece que ya puedo entrar en tu blog…. a ver lo que dura, menuda odisea lo de la intolerancia y el tema colón irritable… tela! La verdad es que es una faena tanto para la rutina diaria como para el bolsillo. A ver si es verdad lo que he leído por ahí y se te acaba pasando y puedes volver con tu amado chocolate!

    Un abrazo!!

    Responder

    • Erika Martin
      25 mayo, 2016 @ 22:35

      Hola Daniel,

      pues sí, toda una odisea, especialmente la parte de leer las etiquetas de la comida en el supermercado (esa letra tan pequeña …) Esta semana he hecho una adquisición jejeje he encontrado una marca de crema de chocolate (tipo nutela) sin lactosa uuuummm uuummm ¡buenísimo! así que ya puedo volver a ser adicta jijiijj
      Espero recuperarme algún día 😉

      Un abrazo muy fuerte!

      Responder

  17. Entre suspiros y un café
    5 junio, 2016 @ 21:57

    Menuda aventura Erika… Al menos piensa que te sirvió para descubrir la intolerancia y sus causas. A cuidarse y a tomárselo con calma.

    Un besote 😉

    Responder

    • Erika Martin
      6 junio, 2016 @ 23:15

      Hola Patricia,
      han sido unos meses de pesadilla (por encontrarme mal) y de perrerías como decía mi médico de digestivo cada vez que me mandaba hacer alguna prueba. Pero al final ya sé lo que me pasa. Y desde que como solo verdura y fruta fresca, pasta y arroz básicamente, me encuentro a las mil maravillas. Lo malo es cuando como algo que no sé que tiene lactosa, en fin es un apredizaje.

      Un besote!

      Responder

  18. Idalia
    6 julio, 2016 @ 19:44

    Si, para mi, ir al supermercado es como si estuviera en un mall o gran almacen. Ya no era suficiente ver la caducidad de los productos, ahora hay que volverse todo un letrado para saber si lo que contiene cada cosa te matará hoy o será una lenta y prolongada agonía…

    Responder

    • Erika Martin
      6 julio, 2016 @ 21:41

      Tienes razón Idalia, hay que volverse un experto y un letrado en etiquetas de alimentos.

      Bienvenida al blog, gracias por tu comentario.
      Un abrazo

      Responder

  19. Paula Koval
    25 septiembre, 2016 @ 20:37

    I am sorry to learn of your ordeal in learning about lactose intolerance. I had a friend with the problem. All she had to do was to look at dairy products to make her shit through the eye of a needle.

    Recently I came upon a new problem with the digestive system: diverticulitis. It is an irritation of the tiny “fingers” in the large intestine, They gat all inflamed and it hurts. In my case it felt like I ate a running chain saw.

    I was taken from home in the ambulance and spent six days in the hospital on intravenous fluids and antibiotics. Now I am afraid to eat because i do not know if I will explode again!

    Responder

    • Erika Martin
      25 septiembre, 2016 @ 23:10

      Hi Paula,
      in my case I had to change my diet. Now I eat vegetables, fruit, rice and fish. Even the lactose free products make me feel bad.
      I am very sorry to know that you spent almost a week in the hospital due to the diverticulitis. It must be very painful. I can understand your fear, darling. Ask your doctor what to eat to avoid an explosion.
      Hugs and kisses

      Responder

  20. cynthia grlx
    25 septiembre, 2016 @ 22:26

    Lo siento oír hablar de este problema Lactos. Supongo que he tenido suerte. Nunca he estado enferma de nada, ni siquiera un resfriado hasta que llegué angina pasado mes de abril y fue enviado en el hospital durante sugery. Estoy de vuelta a la normalidad, caminar dos millas o más por día. Le deseo un buen dia Erika

    Responder

    • Erika Martin
      25 septiembre, 2016 @ 23:20

      Hola Cindy,
      al principio se me cayó el mundo a los pies porque incluso los medicamentos llevan lactosa. Gracias a dios no he desarrollado la intolerancia al gluten. He cambiado mis hábitos alimentarios y mi dieta y ya esto mucho mejor.
      Recuerdo cuando estuviste en el hospital el pasado invierno. Todos tus seguidores estuvimos muy preocupados . Me alegro de que estés de vuelta a la normalidad. Cuídate mucho, sister. Caminar todos los días te fortalece y es muy buen ejercicio areobico.
      Muy buen día para ti. Besos

      Responder

  21. Marina Mdc
    13 octubre, 2016 @ 00:01

    Como te entiendo, a mi me la detectaron el año pasado, que fue cuando me hicieron las pruebas, pero sin tomar lactosa llevaré aproximadamente 3-4 años…yo me quedé en 45 kg la verdad es que fue bastante serio, estaba en un infrapeso importante, a punto de que me ingresaran.

    Lo peor es lo que dices, los sintomas, sobretodo antes de que te lo diagnostiquen, porque se pasa fatal, luego se va llevando…

    Y bueno, lo de comer fuera… “perdona, es sin lactosa? no es sin gluten…o no es light…bien gracias xD”

    Besitos!

    Responder

    • Erika Martin
      13 octubre, 2016 @ 16:56

      Hola Marina,

      madre mía, te quedaste hecha una piltrafilla con 45 kg. Entonces, más o menos llevamos el mismo tiempo diagnosticadas, aunque yo nunca antes en mi vida había tenido síntomas. A fecha de hoy ya me he acostumbrado a vivir con ello pero menudo incordio jaja
      Totalmente identificada con lo de salir a comer fuera y que te ofrezcan comida para celiacos o light 🙄

      Muchas gracias por comentar
      Besotes!

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: