32 Comentarios

  1. Mr. Thunderstruck
    2 octubre, 2014 @ 20:10

    Excelente y muy divertido post, jejejeje, da para todo tipo de anécdotas estas situaciones. saludos!!!

    Responder

  2. Chloe Rar
    2 octubre, 2014 @ 21:10

    Haha, oh por dios, esto es exactamente lo que le pasa a mi amiga Moni, claro que aquí es más ameno que en la vida real. Yo la ayudo en todo lo que puedo y si el tiempo me da, pero voy a recomendarle que haga lo mismo que tú, haha, a ver como reaccionan esos ejecutivos con despiste crónico.
    ¡Besos!

    Responder

  3. Hilda Hurtado
    3 octubre, 2014 @ 06:08

    Me gusta visualizar lo que leo y te he imaginado como el dibujo, con el que te identificas en tu perfil, corriendo de un lado a otro preparando todo y tu jefe fastidiando por el altavoz. Sin duda, un relato divertido. Un abrazo desde New York.

    Responder

  4. Daniel Madrid
    3 octubre, 2014 @ 10:36

    Excelente articulo. Me encanta la manera de contarlo y aunque yo trabajo en la recepcion de un hotel, me siento muy identificado. Un abrazo desde Londres!

    Responder

  5. Erika Martin
    3 octubre, 2014 @ 17:34

    No te puedes imaginar, Mr. T.
    Gracias por leerme. Buen finde!!

    Responder

  6. Erika Martin
    3 octubre, 2014 @ 17:36

    jajaja claro, díselo a tu amiga Moni.
    Besos, Chloe

    Responder

  7. Elia Brosed
    3 octubre, 2014 @ 17:36

    Jajajaja que buena eres Erikaaaa como dice tu jefe jajaja. Me encantan tus historias tan divertidas. ¿No necesitaréis a alguien para trabajar en alguna sede en el Sur?
    Un beso guapa y feliz finde!!

    Responder

  8. Erika Martin
    3 octubre, 2014 @ 17:38

    Bueno, en realidad a mi se pone una cara de mala leche cuando me toca correr que no tiene nada que ver con la de la imagen del perfil jaja
    Besazos, Hilda

    Responder

  9. Erika Martin
    3 octubre, 2014 @ 17:40

    En los hoteles de Londres (y de cualquier ciudad) tendréis historias para no dormir con la preparación de estos eventos ¿verdad, Daniel?
    Buen fin de semana. Besos

    Responder

  10. Erika Martin
    3 octubre, 2014 @ 17:42

    jajaja es que siempre me llama así, ni que estuviera sorda, qué manía con gritar. Si sale alguna vacante en Andalucía, te aviso.
    Besos nena y feliz finde para ti tambien

    Responder

  11. Jordi Luna
    3 octubre, 2014 @ 22:02

    Me ha divertido mucho… Supongo que a ti no tanto hacerlo. Pero si contarlo… Muy bueno.

    Responder

  12. Juanan G.C.
    3 octubre, 2014 @ 22:54

    Hola Erika, genial el post, super divertido. Yo que veo correr a las Assistants de mi empresa se de lo que hablas. Aunque yo, a una que conozco, esto le encanta. Preparar el café y tenerlo todo listo, recibiendo en casa como si fuera la Preysler y los Ferrero Rocher. Algunas han nacido para esto, te lo juro.
    Solo una diferencia entre tu empresa y la mía, si algo falla en la sala de video, entran los de IT, vamos si entran y se agachan, por la cuenta que les tiene.
    Un abrazo

    Responder

  13. Maria Del Socorro Duarte
    3 octubre, 2014 @ 23:50

    Me encanta tu estilo mi querida Erika,es un gusto leerte,literalmente,besitos amiga..!!!

    Responder

  14. Hilda Hurtado
    4 octubre, 2014 @ 02:23

    jajajaja estoy tratando de imaginar, como es la cara de mala leche. hmmm . Besos a ti también. 😉

    Responder

  15. Erika Martin
    4 octubre, 2014 @ 20:38

    Se nota que me divierto contando mis anécdotas ¿verdad, Jordi?

    Responder

  16. Erika Martin
    4 octubre, 2014 @ 20:43

    Qué buena comparación eso de la Preysler y los Ferrero Rocher. Las assistants de tu empresa son unas afortunadas con los de IT ¡qué suerte tienen!
    Besos, Juanan

    Responder

  17. Erika Martin
    4 octubre, 2014 @ 20:50

    El estilo que busco en mi blog es como si estuviéramos juntas tomando un café y te contara cómo me fue el día en la oficina. Una especie de conversación entre amigos en la que hablo en la entrada y vosotros me respondéis en los comentarios.
    Gracias por visitarme, Maria. Me llena de orgullo que te guste cómo escribo. Besitos

    Responder

  18. Erika Martin
    5 octubre, 2014 @ 09:44

    pues mi mirada risueña se transforma en letal, se me desencaja la mandíbula y se me hincha la yugular, jajaja

    Responder

  19. Argonauta Dalianegra
    6 octubre, 2014 @ 20:35

    Interesantísima entrada, querida Erika, y haces muy bien, que no te tomen por su criada. Besos y comparto, preciosa, feliz semana.

    Responder

  20. Cindy Groulx
    7 octubre, 2014 @ 14:47

    Bueno, yo no trabajo en una oficina, yo realmente no funciona en absoluto. Estoy jubilado. Pero me encanta socializar, y el consumo de café {:O)
    Gracias por compartir Erika Martin

    Responder

  21. Erika Martin
    7 octubre, 2014 @ 20:27

    Lo que me hacía falta, llevarles el portátil a su sitio ¡ni hablar!
    Gracias por compartir, Mayte. Feliz semana para ti tambien!!

    Responder

  22. Erika Martin
    7 octubre, 2014 @ 20:34

    Cindy, please, do not hesitate to take a coffee from the Nesspreso machine hahaa. Thank you a lot for your visit and your comment.
    I send you lovely kisses

    Responder

  23. Javier Layunta Herrera
    14 noviembre, 2014 @ 16:24

    Como animador turístico y relaciones públicas de hotel, improvisar tres cumpleaños con una conferencia y espectáculo

    Responder

  24. Javier Layunta Herrera
    14 noviembre, 2014 @ 16:25

    Ante los imprevistos de número de personas… ¡reservar el doble! Muy bueno me lo he pasado genial pero seguro que en su momento estabas con mucho estrés pero la experiencia la mejor consejera

    Responder

  25. Erika Martin
    14 noviembre, 2014 @ 16:28

    Javier, tienes razón … los errores e imprevistos de organizar un evento hacen que para el siguiente te espabiles y lo hagas mejor.

    Responder

  26. Erika Martin
    14 noviembre, 2014 @ 16:31

    Habrás visto y vivido de todo organizando eventos en el hotel. Tu mejor que nadie sabe lo estresante que puede ser ¿verdad? Lo improvisar tres cumpleaños con conferencia y espectáculo tuvo que ser la bomba.
    Gracias por visitarme, por leerme y dejarme comentarios.
    Saludos, Javier, me ha alegrado verte por aquí.

    Responder

  27. Julia C.
    17 febrero, 2015 @ 18:07

    Erikaaaaaa…. !!! jajajajaja es que me hacía ilusión llamarte como tu jefe, pero prometo que es la primera y última vez.

    Qué cantidad de detalles en los que no hemos reparado nunca, qué barbaridad. Y es cierto que tendemos a pensar que las cosas se preparan solas, pero no 😛 Tu post me ha recordado a cierta ocasión en que hice de azafata en unas jornadas solidarias de Cruz Roja. Los voluntarios poníamos el agua entre ponencias, recolocábamos las sillas, distribuíamos los cartelitos con los nombres, comprobábamos los micros… y tan orgullosos que estábamos!! jajajajjaa.

    Muy bueno, como siempre. Un beso preciosa!!

    Responder

  28. Erika Martin
    17 febrero, 2015 @ 18:13

    Pero que manía con gritarme, que no estoy sorda jajajaja
    Bueno tu mejor que nadie, después de haber trabajado de azafata, sabes la importancia de todos esos pequeños detalles. Nadie los aprecia hasta que un día se te olvida poner un boli y entonces: Juliaaaaaa! (Perdona, es que a mi también me hacía ilusión llamarte al modo jefe)
    A mi lo de comprobar los micros me gusta, me pongo en plan karaoke y me lo paso muy bien jiji

    Mil gracias por entrar y comentar. Un beso, corazón!!

    Responder

  29. Cindy Groulx
    23 septiembre, 2015 @ 18:15

    Al igual que los tres chiflados en un partido de béisbol, son los receptores para atrapar las bolas de a partir de trece lanzadores todas las bolas que lanzan al mismo tiempo. {:o)
    gracias por compartir Erika

    Responder

  30. Erika Martin
    24 septiembre, 2015 @ 20:11

    jajajaja muy buena comparación, Cindy.
    Gracias a ti por la visita.
    Un beso grande, sweet sister

    Responder

  31. Chaladura de jabones
    14 noviembre, 2016 @ 22:14

    Qué estrés, Erika. Estar pendiente que no falle nada, desde conexiones hasta el café. Que paciencia. Me ha gustado mucho. Todo con humor se ve mejor. Un abrazo.

    Responder

    • Erika Martin
      14 noviembre, 2016 @ 22:25

      Hola Chaladura,
      esto de preparar reuniones es lo que nadie valora de la profesión de secretaria. Eso sí el día que no funciona la videoconferencia se acuerdan todos bien de ti y toda tu familia 😫
      El humor que no falte nunca.
      Muchos besos 😘

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: