14 Comentarios

  1. Juanan G.C.
    23 junio, 2014 @ 22:05

    Ay Erika, completamente de acuerdo. Yo trabajo en una multinacional donde los directivos de algunos paises llevan un ritmo de vida distinto a los españoles, y los trabajadores de a pié ni te cuento. La ideosincrasia de cada pais se aplica en esos casos creando agravios comparativos. Localmente, mis directivos son muy españoles, de los de salir a las ocho, premiar al que permanece en su puesto hasta tarde y corren por los pasillos gritando todo lo que tienen que hacer. En fin, es lo que hay. Coincido contigo que esto no cambiará hasta que haya una ley por medio que obligue a parametrizar la jornada laboral en función de la productividad. Y por si acaso, ¿del teletrabajo y de la conciliación mejor no hablamos, no? Un abrazo

    Responder

  2. Daniel Madrid
    24 junio, 2014 @ 10:05

    Hola Erika, en primer lugar felicitarte por tu blog, pues es muy original y con grandes articulos. Yo vivo en Londres y veo a mucha gente esclava de su trabajo. Podria referirme a indios, paquistanies… pero no, incluso directores de hoteles venden todo su tiempo por dinero y tienen que estar disponibles a qualquier hora incluso a altas horas de la noche. Vivimos en una sociedad esclava en la que la gente se endeuda y no puede dejar de trabajar para pagar perdiendo lo mas valioso y que nunca volvera, nuestro tiempo.

    Responder

  3. Erika Martin
    24 junio, 2014 @ 17:26

    ¿teletrabajo, Juanan? pero ¡qué cosas tienes! si los empleados están en casa o en cualquier otro sitio, los directivos no pueden controlar cuantas horas estamos los empleados en la oficina de cuerpo presente y mente ausente.
    Lo triste es que tampoco saldrá ninguna ley sancionadora porque legisladores están a otras cosas. Me temo que ésto no es prioritario en absoluto para los políticos.
    Gracias por tu comentario. Besos

    Responder

  4. Erika Martin
    24 junio, 2014 @ 17:43

    Daniel, me alegra mucho que te guste mi blog y que no hayas sido tímido y hayas comentado.
    ¡Vaya! pensaba que en UK eran más modernos y que esto sólo pasaba en España jajaja. Cuando se ponen en plan negrero me pregunto "¿estos no tienen que ir al médico, al super, a la fiesta del cole de su hijo?¿no tienen hobbies?". Y total ¿para qué? si te tienen que despedir, lo harán, a pesar de haber trabajado las 24h del día, 7 días a la semana. Todos, directivos incluidos, somos sólo un númerito en el headcount.¿Habrá merecido entonces el sacrificio?
    Besos

    Responder

  5. Leonardo Damian Pavoni
    24 junio, 2014 @ 20:18

    ¡¡Hola Erika, estos últimos años trabajar es ocupar todo tu día en ello por menos dinero que antes, me gusta la frase, ¡El trabajo es salud! ¡A mi me encanta mi trabajo y estoy a gusto, pero no puedo negar que trabajo por dos y hasta tres personas, eso agota a cualquiera! ¡¡Me encanta tu blog y los temas que eliges!! ¡¡Te mando un beso inmenso!!

    Responder

  6. Erika Martin
    24 junio, 2014 @ 20:53

    Leo, es todo un honor que me leas, que aportes con tus comentarios y que compartas mis entradas. Muchísimas gracias. Besos

    Responder

  7. Javier de Lara
    25 junio, 2014 @ 09:01

    España es diferente, para lo malo y para lo más malo en lo relacionado con el trabajo. Tenemos el concepto de que debemos más a la empresa que ella a nosotros y esto es un error de base ya que una empresa jamás te mantiene contratado si no gana más dinero contigo que sin ti. Es así de fácil. Otra cosa son los negocios familiares que muchas veces requieren mucho trabajo y sacrificio (ese es el precio de ser tu propio jefe).

    Me ha gustado Erika. Me ha faltado alguna anécdota más de alguno que se quedara hasta tarde en la oficina para cumplir el papel. Yo conozco a uno que se quedaba hasta las doce de la noche, ordenador encendido, llamaba a su ligue de turno y se la cepillaba encima de la mesa de los compañeros. Todo un caso.

    Un saludo.

    Responder

  8. Erika Martin
    26 junio, 2014 @ 19:24

    Javier, tienes razón, me faltó decir que en mi empresa, algunos directivos después de la ronda a las 18h30, se bajan al bar de la esquina a tomar unas copas (uups perdón ahora se dice afterwork) y llegan a su casa a las 10 de la noche cuando los niños ya no dan guerra.
    ¡Qué fuerte lo del tipo que se cepilla al ligue encima de la mesa de los demás!
    Saludos

    Responder

  9. María Angélica Teherán García
    1 julio, 2014 @ 15:53

    Este es un problema que traspasa fronteras… Lo mismo pasa en Colombia, por eso no quiero verme vinculada a una empresa que se crea que me puede poner a hacer lo que quiera, viendo que eso puede esperar o lo puede hacer alguien más mientras en mi casa, mi nena me espera desesperada para jugar…

    Responder

  10. Erika Martin
    14 julio, 2014 @ 19:06

    María Angélica esto desgraciadamente se da en cualquier empresa de cualquier país. Mientras tengas claro que cuál es tu prioridad en la vida, estoy segura que sabrás apagar e irte a tu casa a tu hora sin ningún cargo de conciencia.
    Ver crecer a tu niña y estar con ella es lo importante. Disfrutalo todo lo que puedas.
    Besos

    Responder

  11. Josue A
    12 octubre, 2014 @ 16:39

    Es verdad que muchos Directivos confunden jornada laboral con productividad. Medir el tiempo que pasa tu personal en el trabajo NO es un indicador que por sí solo que vaya a llevar a una empresa a ser mejor. Normalmente sucede todo lo contrario. Pero bueno ya lo dijo Einstein si quieres resultados diferentes no hagas lo mismo. En casi todas las empresas sucede esto de trabajar mas horas a pesar de que la ley diga algo diferente.

    Responder

  12. Argonauta Dalianegra
    12 octubre, 2014 @ 16:39

    En que no tienen el más mínimo interés te doy la razón, querida Erika. Buen artículo, como todos los tuyos, compañera. Comparto. Besos y muy feliz finde.

    Responder

  13. Erika Martin
    12 octubre, 2014 @ 16:43

    Pues sí, la retribución es para ellos lo importante ¡qué pena!. Muchas gracias por tu feedback, Mayte (y por compartir, claro) Besazos y disfruta lo que queda del finde.

    Responder

  14. Erika Martin
    12 octubre, 2014 @ 16:47

    Pienso como tu, Josue. También pienso que el horario debería fijarse según el ritmo de productividad de cada uno. Hay empleados que para hacer una tarea necesitan 2 horas y otros tardan 5 minutos. Y estos últimos ¿por qué tienen que estar calentando la silla si ya han hecho su trabajo?
    Luego nos quejamos de que la tasa de productividad de España es muy baja.
    Besos

    Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: