Desventajas de las tarjetas de visita creativas

Tener tarjeta de visita es algo fundamental para que tus contactos sepan cómo localizarte.Por eso, debe captar la atención del que la reciba y así conseguir te recuerde. Por tanto, debes cuidar cada detalle de la misma.

Una tarjeta es seña de identidad y también de status. Por ejemplo, ¿recibiste alguna vez una tarjeta que pusiera Fulanito de Tal, Becario? ¿no, verdad? 
 
 

Antiguamente tenía tarjeta casi todo el mundo en cada empresa. Sin embargo, con la crisis económica, ya solo la tienen responsables y jefes de equipo, comerciales y directivos.
Es decir, lo que prima es tu nivel en el organigrama y no si tienes reuniones con clientes y proveedores. Si eres técnico de marketing y negocias salas para eventos o regalos de empresa, el que tiene tarjeta es tu jefe y no tu.

Por eso, tenerla les da a muchos un cierto aire de triunfo, como de: 
– ¡eh! mirad qué importante soy

La reparten a diestro y siniestro. A sus familiares, a sus amigos, hasta al frutero cuando van a la compra. Se les acaban en un pis pas.

Luego tienen drama porque el departamento de marketing tarda en imprimir una nueva hornada.

Bueno, seguro que marketing se demora en imprimir tarjetas porque el diseño es super creativo y ésto necesita su tiempo.

Ya te dije antes que una tarjeta es una seña de identidad. Con ella se transmite imagen de marca. Además debe ser original.

Fíjate en estas de abajo. Desde luego imaginación no les ha faltado.
 
Las tarjetas de visita son todo un mundo de creatividad. El formato de la letra, los colores, disposición del texto e incluso el tamaño o forma de la misma. Porque lo que se persigue es que te recuerden. 

Hasta aquí todo muy bien y entiendo que tienen que ser así.

Ahora ponte en mi lugar. Soy asistente de dirección. Cuando mi jefe regresa de una reunión o evento, me da las tarjetas de las personas que ha conocido para que le grabe los datos en su agenda electrónica. Tarea muy aburrida, dicho sea de paso.

A continuación las archivo en el tarjetero de toda la vida. ¡Houston! tenemos un problema. Los tarjeteros no han evolucionado al ritmo creativo de las tarjetas. 

¿Dónde guardo todas esas tarjetas de formas increíbles?

 

Te lo digo, no las archivo. Van a la basura. Todas esas personas no serán recordadas gracias a sus tarjetas … bueno, yo si me acordaré de algunos de ellos y hasta de sus familias jaja

¿Qué hago yo con una pinza de la ropa? 
¿O con una planta? Lo siento, no puedo regarla, tengo mucho trabajo. 
¿Y el globo? ¿de verdad tengo que hincharlo para descubrir el email? Lo siento, esto tampoco puedo hacerlo, soy asmática. 
El muñeco es muy bonito. Pero no puedo tenerlo sobre la mesa. Me vas disculpar pero es que tenemos prohibido tener objetos personales en el escritorio. No quiero buscarme un problema con RRHH.
 
Cuando mi jefe da una de esas tarjetas super chulas no puedo evitar poner los ojos en blanco y decir: 
– ya estamos con los creativos

Él sabe que no me gusta esta tarea y menos aún cuando se trata de este tipo de tarjetas. Por eso, a veces ni siquiera me las da. Las esconde debajo del teclado del ordenador o en el cajón de su mesa.
 

Tipos de tarjetas llamativas

 

Tarjetas enormes

son tamaño tarjetón y no caben en el tarjetero. Hay que sacar las tijeras e ir recortando hasta el tamaño estandar. ¡Qué divertido! ¿no?
Si el tamaño de la letra es enorme, puede ocurrir que se pierda algún dato al recortar. Uupps. 
Mientras mi jefe me dice: 
– Erika, ¿qué haces ahí perdiendo el tiempo con manualidades? necesito el informe de ventas con los datos consolidados del último trimestre yaaa

 

Tarjetas con letra diminuta

No falla, letra pequeña siempre es de color gris perla sobre papel con brillos.
Esto combinado con los reflejos de la luz fluorescente del techo, hace que fuerces la vista hasta quedarte ciega.
¿Cómo no te vas a acordar del titular y su empresa? vamos, te acuerdas de por vida porque al final acabas visitando al oftalmólogo para que te ponga gafas de culo de vaso.
Algo exagerada soy. Pero la lupa que tengo en el cajón que no me la mangue nadie.

 

Tarjetas en las que aparece el nombre del titular por delante y en el reverso los datos de contacto

De modo que cuando está archivada y necesitas consultarla, no ves el teléfono o el email y tienes que sacarla del todo. Súper práctico. 

Y esta de la foto de abajo ¿en que letra la archivo?


 

Tarjetas incompletas

Son muy típicas las tarjetas en las que no aparece el cargo de la persona y a veces tampoco el nombre de la empresa. 
Sí, sí, ya sé, son tan importantes que todo el mundo ya sabe quiénes son y dónde trabajan. No sé, a mi me sacas de Amancio Ortega y otros cuatro más que salen en las noticias todos los días. Desgraciadamente no conozco al resto de cargos directivos de este país.

El caso es que si la tarjeta fue entregada en una conferencia, feria o similar es muy difícil que mi jefe se acuerde de quien era el tipo en cuestión:

– Aquí no pone si es el director general o el becario y tampoco el nombre de la empresa ¿tu te acuerdas?
– ¡Puff! Erika, no me acuerdo, no sé quién es, hablé con mucha gente.
– ¿Y el logo con el smiley encacerlado tampoco te suena? ¿qué hago, la grabo?
– No, trae, déjalo, de ésta pasamos, no la grabes. 
Y entonces la rompe y la tira… ¡yuhu! una menos.
 
Esta gente no ha pensado que no poner el cargo que ostentan en la tarjeta tiene una consecuencia. Cuando grabas los datos en la agenda electrónica, ese campo queda en blanco.  

Así, si se hace un mailing de lanzamiento de un producto específico, de felicitación de Navidad o si se envían invitaciones para un evento, filtrando según el cargo jerárquico, ellos nunca aparecen y, por tanto, no reciben este tipo de comunicaciones. 
Estos contactos caen en el olvido.


Tarjetas internacionales

 

Los que trabajamos en entornos internacionales, sabemos que los apellidos siempre se escriben con mayúsculas porque así lo distingues del nombre pila. 

Eso por no decir que por ahí fuera hay nombres tan raros que no sabes si son hombre o mujer. ¿Te ha pasado, verdad? Pues a los extranjeros les ocurre lo mismo.

¿Crees que en Finlandia saben que Eneko es nombre de hombre? ¿Y tu, sabes que Andrea en Italia es nombre masculino?. Uwe es alemán ¿podrías decirme si es masculino o femenino? 

Por otro lado ¿sabías que hay países donde escriben primero el apellido y luego el nombre?

Si tienes negocios en el extranjero, te recomiendo que escribas tu apellido siempre en mayúsculas y así evitarás confusiones tontas.

Sería muy bueno que aproveches un lado para poner todos tus datos en español y el otro en inglés. De hecho, pienso que así deberían ser todas las tarjetas. 
¿No te pasó alguna vez que te entregaron una en árabe o en noruego y luego no sabes el cargo de la persona? A las personas con las que te reuniste les sucede lo mismo. Aquí puedes marcar la diferencia con tu tarjeta y que se vea que eres cosmopolita 😉

Tarjetas que incluyen la foto del titular

Mis favoritas y las más escasas. La verdad es que hay algunas fotos son peor que las de los archivos de delincuentes de la policía. Sin embargo, con la foto identificas y te acuerdas perfectamente de esa persona.


La firma en el correo electrónico

Tan importante es incluir todos los datos de contacto en la tarjeta de visita como en la firma del correo electrónico.

Ultimamente está de moda terminar el texto con un simple “Saludos” o con “Pepe”.

En esta costumbre ya no se pone apellido, cargo, empresa ni teléfono. Algunos pensarán incluso “¿pa´qué?”.
Pues porque si alguien está interesado en llamarte y consultarte algo, no tiene tu teléfono. Porque si te quieren enviar una invitación a un evento por correo postal, una documentación por mensajería o un regalo por Navidad, no sabe dónde está tu oficina.

  

Tarjetas Digitales


Afortunadamente hay empresas pioneras que se van a adaptando a los tiempos actuales y utilizan tarjetas de visita digitales.
Las vCard por ejemplo se pueden utilizar en el ordenador y en los teléfonos móviles. Se pueden insertar mediante un enlace en las webs y se pueden compartir por vía inalámbrica.

Empieza a ser habitual encontrar tarjetas de visita en un código QR. Al leer el código nuestro dispositivo, accederemos a los datos de la vCard y así añadimos la información a la lista de contactos sin tener que restar haciendo manualidades.
 
 

Evernote y Linkedin crearon conjuntamente un sistema de digitalización de tarjetas de visita. 
Puedes escanear una tarjeta con la cámara del móvil. La guardas como imagen en tu smartphone. 
A continuación Evernote crea en tu cuenta de Linkedin una nota con toda la información del nuevo contacto. Reconoce 7 idiomas. 

Personalmente prefiero hacer fotos a escribir datos, así no hay forma de que me equivoque tecleando mal algún número de teléfono.

Hay un montón de programas y apps en internet para que puedas crear en Android e iOS tus tarjetas digitales. Es muy entretenido. Es muy creativo. Y además me libras de escribir datos, recortar tarjetas, montar puzzles, tender la colada y regar plantas 😉

Conclusión

No olvides que las tarjetas son para proporcionar tus datos de contacto. Ponlos todos para asegurarte y facilitar que tus clientes y futuros clientes puedan llamarte, escribirte o saber dónde está tu oficina cuando vayan a reunirse contigo.
Una tarjeta original y creativa llamará la atención más que una tradicional pero si no se puede archivar en ningún sitio, acabará en la basura. Tu caerás en el olvido y encima habrás tirado el dinero.