32 Comentarios

  1. Pedro Fabelo
    24 octubre, 2014 @ 20:00

    Hola, Erika. Pues yo lo tengo bastante claro. Si yo tuviese que designar al responsable de archivos de una gran empresa contrataría sin dudarlo a una madre. Ellas siempre saben dónde está cada cosa. Busques lo que busques le preguntas a una madre y, ¡voilá!, no tarda ni cero coma en decirte la ubicación exacta de lo que buscas. Eso sí, también te digo que te arriesgas a que te suelte: ¡Tienes la oficina que parece una leonera!, o cosas por el estilo. Aún así son 100% efectividad. Espero que mi consejo te sea de utilidad. Un afectuoso saludo, y feliz finde.

    Responder

  2. Javier Ojeda Ramirez
    24 octubre, 2014 @ 20:22

    Dios de donde sacas energía para escribir tanto y tan bien, ¡quiero ser secretaria! y eso que no soy capaz ni de encontrar mis gafas.

    Responder

  3. Jordi Luna
    24 octubre, 2014 @ 20:35

    Yo soy el jefe Erika, soy desordenado. Eso sí, en mi desorden está mi orden…Fabulosa historia real, en tu linea. Un soplo de aire fresco. Abrazos.

    Responder

  4. Juanan G.C.
    24 octubre, 2014 @ 22:50

    Uf Erika, yo odio el archivo y mira que tengo que mover papeles, pero los voy acumulando en una bandeja y de vez en cuando los archivo o los tiro, si no he movido ese montón en meses doy por hecho que no hay nada necesario. A parte de todo esto, en mi empresa tenemos cultura "paper less" y está casi prohibido tener nada por encima de la mesa… cosas que yo me paso por el forro….
    Lo bueno es que hace tiempo que empezamos a organizar el archivo en el servidor, con accesos compartidos y es mucho más cómodo, papel escaneado, papel destruído, ya hay veces que no ha necesidad ni de imprimir, se guarda el pdf y listo.
    Muy bueno el relato, con mucho humor y buen rollo.
    Buen finde.
    Un abrazo

    Responder

  5. Maria Del Socorro Duarte
    25 octubre, 2014 @ 00:52

    Me encanta,eres toda una maestra en lo administrativo,ese jefe tuyo se ah sacado al lotería 🙂 Besitos mi preciosa,como siempre me encanta leerte,Muaaaaa…!!!

    Responder

  6. Argonauta Dalianegra
    25 octubre, 2014 @ 01:09

    Pues coincidimos en que el gris perla no es nuestro color favorito, yo también abriría esos armarios para dejar que el arco iris me alegrara la jornada, porque con tanto trabajo como te tomas, no es para menos. No pensaba que ser secretaria fuese tan complicado, pero por lo que te voy leyendo, vaya si lo es, puffff!.
    Comparto, preciosa. Besos y feliz finde!

    Responder

  7. PuramenteInfiel
    25 octubre, 2014 @ 09:20

    Yo sí que he hecho cursos de archivística y te aeguro que su lógica para nada tiene que ver con la mía. Sí, yo soy como tu jefe. Lo guardo todo pero en mi caos siempre hay un orden. Y me encanta eso de ordenar por colores jajajaja
    Mi problema era con las ventanas. Él a cerrarlas y yo a abrirlas. Vale, tal vez en enero no sea la mejor idea 😉
    Como secretaría de dirección eres la leche porque casi hay que ser ingeniero de todo para cumplir con ese trabajo, ser maestro ninja y hacer un curso intensivo de espionaje sin que se note. Y no te olvides de hacer algún master en artes adivinatorias.
    Un besazo.
    Magdalia Infiel.

    Responder

  8. Andreas Westhues
    25 octubre, 2014 @ 14:39

    Que fama de eliminator tienes, jajajaja. La descripción de cómo te persigue el supuesto espía industrial es magnífica. Me reído mucho. Lo que no me ha quedado claro es dónde guardas las galletas de media mañana, los kleenex y los bolis. Si este cajón lo tienes ocupado con la documentación confidencial, necesitas otro sitio, ¿no?

    Responder

  9. Humoreo Luego Río
    25 octubre, 2014 @ 21:27

    Que buena historia, me lo he pasado genial leyéndote "The Terminator of the file" Jajajajajaja ¿Qué usas más, la impresora o la destructora? ¡¡¡Veo que lo haces a partes iguales, por lo que cuentas!!! Una sugerencia… no digas donde guardas las confidencias… ahora lo sabemos todos!!! Jajajajajaaja Te felicito!!!

    Responder

  10. Hilda Hurtado
    26 octubre, 2014 @ 12:15

    Jajajja mi querida Erika, he reído con lo del espía industrial, como sabrás Asange se encuentra en la embajada ecuatoriana, así que por el no deberías preocuparte jajajajja . Me encantó lo de las carpetas de colores y lo desordenado que es tu jefe, que jefe que te cargas. La verdad que me encantan tus anécdotas , debido a que tengo una manía de recrear mentalmente cualquier historia que leo, me imagino las caras que pones y las que pone tu jefe cuando "se pierde" un papel importante. Jajajajja un beso Erika!

    Responder

  11. Erika Martin
    26 octubre, 2014 @ 15:18

    Hola Pedro, tienes razón ¿cómo no se nos habrá ocurrido lo de una madre antes a mi jefe y a mi? mañana mismo le digo a RRHH que inicien un proceso de seleciión.
    Excelente idea!!
    Besos y buena tarde de domingo

    Responder

  12. Erika Martin
    26 octubre, 2014 @ 15:23

    Hola Javier, es que soy una persona muy activa y con mucha energía.
    Gracias por eso de "escribir tanto y tan bien".
    Besos

    Responder

  13. Erika Martin
    26 octubre, 2014 @ 15:24

    Te diré que en la oficna tengo todo ordenador pero en casa .. ya sabes, en casa del herrero, cuchara de madera.
    Abrazos, Jordi

    Responder

  14. Erika Martin
    26 octubre, 2014 @ 15:27

    Haola Juanan, sería feliz en una empresa con cultura "paper less" ¿no necesitareis alli una assistant, no? jeje En la mia tambien esta prohibido tener nada encima de la mesa, pero el jefe puede hacer lo que quiera, que para eso es jefe.
    Me alegro una vez mas de verte por aqui comentando. Aunque pienso que tus post son mucho mejores que los mios.
    Buen domingo. Besos

    Responder

  15. Erika Martin
    26 octubre, 2014 @ 15:29

    Hola guapetona, me alegra mucho que te gusten mis entradas. Tu eres una experta en literatura.
    Mis besos van de camino a tu maravilloso desierto mexicano, mmmuaacks

    Responder

  16. Erika Martin
    26 octubre, 2014 @ 15:30

    Sí, sí, Argonauta, ser secretaria o asistente es algo mas que limarse las uñas jajaja. Gracias por copartir y por visitarme.
    Besazos

    Responder

  17. Erika Martin
    26 octubre, 2014 @ 15:34

    Entonces no me recomiendas que haga un curso de archivistica ¿no?
    Cuando los papeles están sobre la mesa, mi jefe sabe perfectamente dónde tiene cada cosa. El problema es cuando los pasa al archivo gggrrrr.
    Eeeeehhhh que ya tengo poderes adivinatorios. Bueno, ahora se llama proactividad. Hay que anticiparse siempre a lo que quiere tu jefe ¡¡puff!!
    Gracias por visitarme, Magdalia
    Besazos

    Responder

  18. Erika Martin
    26 octubre, 2014 @ 15:37

    Andreas, mi cajonera tiene dos cajones. Uno pequeño, que es donde guardo las galletas y otro que tiene más profundidad y es donde coloco las carpetas con los documentos confidenciales.
    Viele Grüsse

    Responder

  19. Erika Martin
    26 octubre, 2014 @ 15:40

    Hola Juan Carlos, jajaja "The Terminator of the file", me parto de la risa.
    A ver, mi jefe utiliza la impresora y yo el escaner y la destructora. Cuando es estrictamente necesario, imprimo.
    Hombre, creo que no cuento ninguna novedad para los espías industriales. Esto es como lo de la caja fuerte detrás de un cuadro.
    Gracias por leerme y por las felicitaciones, me alegra que te haya gustado.
    Besos

    Responder

  20. Erika Martin
    26 octubre, 2014 @ 15:44

    Ah! ¿Assange esté en la embajada? será por eso por lo que hace tiempo que no me persigue jejeje
    Intento escribir de forma muy descriptiva para que podáis imaginaros las situaciones. Bueno, yo no soy escritora, aunque si contigo lo consigo, parece que no lo hago tan mal.
    Gracias por pasarte por mi blog, preciosa.
    Besos marchando a la Gran Manzana!!

    Responder

  21. Jotape Reflexiona
    26 octubre, 2014 @ 21:49

    jajaja, muy bueno!! si es que si no fuera por las secretarias, qué harían los jefes? eh?
    Es genial tu escrito!!

    Responder

  22. Entre suspiros y un café
    27 octubre, 2014 @ 09:44

    Erika, menudo papelón le haces a tu jefe, ¿sigues sin haberle pedido el aumento de sueldo? Ya tardas… jeje

    Yo creo que un archivo así debe ser responsable una persona, aunque tenga empleados que accedan a él e incluso lo manipulen, pero siempre bajo órdenes e instrucciones del responsable. El problema (al menos en mi experiencia) de compartir archivo con otras personas, es que si no se siguen los mismos criterios, no hay manera de aclararse. El tema de colores lo veo utilísimo, a mí siempre me ha ayudado a organizarme, desde que era estudiante.

    Un beso ¡Erika, y a por el lunes! 😉
    Patri.

    Responder

  23. Erika Martin
    27 octubre, 2014 @ 18:38

    Hola Jotape, te estrenas como comentarista en el blog, bienvenido 🙂
    Eso mismo digo yo, ¿qué harían ellos sin nosotras? jeje
    Me alegro que te haya gustado el artículo.
    Saludos

    Responder

  24. Erika Martin
    27 octubre, 2014 @ 18:42

    Hola guapa, estoy de acuerdo contigo. Cuando muchas personas se encargan del mismo archivo, al final es un lío porque cada uno coloca la documentación según criterio propio y después no encuentras nada.

    Patri te deseo una estupenda semana. Besos

    Responder

  25. Jesus Ramos
    30 diciembre, 2014 @ 14:45

    Hola Erika!

    en mi empresa son poco amigos del papel y está todo en unidades compartidas, con privilegios de usuarios y todas esas cosas. Por cierto, el día que nos quedemos sin la intranet, me voy a partir de risa viendo la cara de los jefes y de los informáticos.

    Sí, soy malo, lo sé…!! jua, jua, jua

    Lo que más me gusta es cuando mi jefe me pide ayuda para encontrar un archivo que no sabe donde lo ha puesto y me pide ayuda.
    Ahí es cuando pongo cara de niño bueno, me encojo de hombros y le digo con tono de "yo por mi te ayudaba pero…", y le recuerdo que no tengo acceso a su unidad compartida de jefes. El resopla y me dice: "vale, vale, no te preocupes, gracias. Her si hablo con los informáticos para que te autoricen…"

    Y antes de que pueda reaccionar me largo (por si se le ocurre otra brillante idea) ^_^

    Responder

  26. Erika Martin
    30 diciembre, 2014 @ 14:52

    Hola Jesus!

    Sí, en mi empresa también tenemos unidades compartidas, aunque mi jefe es un tipo tradicional, prefiere el papel.

    Qué bueno eso de largarte antes de que reaccione tu jefe!! Simplemente brillante!

    Muchas veces tenemos caídas de internet … es genial, la excusa perfecta para no trabajar jajaja y yo ademas meto el dedo en el ojo, en plan "bueno, qué ¿nos vamos a casa, no?"

    Gracias por tu visita a estos lares.
    Feliz 2015!!

    Responder

  27. Felipe Rodríguez
    29 julio, 2016 @ 01:51

    Entonces queda descartada mi teoría de que los documentos confidenciales quedaban ocultos dentro de cuevas resguardadas por lobos ja ja ja. Debe ser relajante abrir un archivero y ver esa multitud de carpetas multicolor. Emocionante la experiencia que te pasó con tu vecino, ya hasta empezaba a sentir que estaba leyendo una novela de espías ja ja ja.
    Un abrazo.

    Responder

    • Erika Martin
      31 julio, 2016 @ 22:26

      ¿Quién sabe, Felipe? lo mismo en otras empresas guardan los documentos en cuevas con lobos a la puerta 😂😂

      Te recomiendo que te hagas un archivo como el mío. Puedes guardar los apuntes de tus cursos en distintas carpetas de colores según la materia o asignatura jaja la verdad es que es relajante.

      Menudos sustos me ha metido mi vecino. Más de una vez hemos coincidido a la misma hora por la calle ya de noche, y claro ahí estaba yo con mi “película de espías” jajaja

      Un abrazo y que tengas muy buena semana!

      Responder

  28. Mirta
    31 julio, 2016 @ 00:11

    Que graciosa, esta vez, hiciste una película completa, no le falta nada!! Esta aventura, no lo había leído, esta realmente buenísima!! Espero que te estés divirtiendo mucho!! Un abrazo grande, besos

    Responder

    • Erika Martin
      31 julio, 2016 @ 22:09

      Hola Mirta,
      de vez en cuando recupero algún post antiguo y lo vuelvo a publicar 😉
      En cuanto a la llave del archivo me monto cada película yo sola de regreso a casa …

      Me lo estoy pasando muy bien pero tengo internet a ratos, por eso, tardo en responder. Te deseo muy buena tarde de domingo. Disfruta! Muchos besos

      Responder

  29. Cerrajeros Barcelona Opendoors Serrallers
    29 noviembre, 2016 @ 12:43

    Es genial este artículo y tu blog, me río mucho cuando lo leo las anécdotas y se hace muy real lo que explicas. Es muy divertido lo de las llaves, porque intentamos tener también seguridad en el trabajo y es más obsesivo incluso que si te entraran a robar en casa, jajajajaja. Enhorabuena por el blog y a seguir adelante!!

    Responder

    • Erika Martin
      29 noviembre, 2016 @ 14:34

      ay, qué sorpresa más grande verte comentando por aquí, Cerrajeros 😊

      Tienes toda la razón. Estamos más obsesionados con la seguridad en el trabajo, echando la llave a cajoneras, despachos, salas, etc y luego en casa estamos en plan “esto es América” jajaja con puertas que se abren de una patada o sin echar la llave. Qué desastre!!

      Muchas gracias por el comentario. Me has alegrado el día

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: