64 Comentarios

  1. Holden
    28 noviembre, 2015 @ 10:02

    Me alegra ver que no pierdes el Norte… efectivamente, si yo entrase a trabajar con este sistema mi prioridad sería un horario de llamadas casi inflexible. Como bien dices, de 9 a 6, que luego no descuelgo el teléfono. Y olvídate de currar sábados y domingos, naturalmente. Te deseo mucha suerte adoctrinando a tu superior jerárquico (que no real) para estos fines… realmente creo que te va en ello mucha salud mental.

    Por lo demás, sobre el tema de los gastos… si, tu pones sillas, mesa, ordenador, internet y tal pero también es cierto que lo tendrías de todos modos, ¿no? A mí si que me molaría currar desde casa. Ya sabes, el gran sueño: hacerme rico en pijama. Además… ¿y lo que va a mejorar tú sistema digestivo en cuanto dejes de tomar los cafés lamentables que ponen por ahí?

    Responder

    • Erika Martin
      29 noviembre, 2015 @ 01:35

      Hola Holden,
      a mi me mola esto del teletrabajo pero me fastidia que te lo vendan como si todo fueran ventajas para el trabajador porque no es tan maravillosos. La mayor beneficiada es la empresa.
      En el horario hay que ser inflexible y sin concesiones jaja
      Se me olvidó nombrar una tercera opción. Están los estrella, los estrellados y después los estampados. Esos no tienen ni claves ni nada. Les toca seguir yendo a la oficina a trabajar y me temo que yo estaré en ese grupo. Una lástima porque el café del vending …
      Un abrazo

      Responder

  2. Álvaro (Memorias de una cinta VHS)
    28 noviembre, 2015 @ 10:23

    Los dos últimos años hice teletrabajo de forma completa y este año de manera parcial ya que algunos días voy a una redacción física. ¡He tardado casi dos años en conocer físicamente a mi jefe! Las conversaciones que teníamos en Skype era por texto, al igual que las de hangouts.

    Suscribo muchas de las cosas que dices, tiene sus pros y sus contra estar en casa. Te ahorras dinero en desplazamiento y comida pero te aumenta los gastos de publicidad y otros extras, como la silla que me compré para soportar la jornada laboral.

    MUchos besos.

    Responder

    • Erika Martin
      29 noviembre, 2015 @ 01:40

      Anda, Álvaro, no sabía que eres teletrabajador. Es alucinante que hayas tardado casi dos años en conocer físicamente a tu jefe jaja ¿pero no teníais reuniones con él en la oficina nunca?
      Tu sabes mejor que nadie los pros y los contras por propia experiencia. Me alegra que estés de acuerdo con algunas de las que yo he descrito.
      Muchos besos!!

      Responder

  3. Conxita Casamitjana
    28 noviembre, 2015 @ 10:41

    Buena reflexión como siempre Erika, realmente el teletrabajo no es ningún chollo porque acabas trabajando muchísimo más…así que no acabo de entender por qué no les parece bien en este país…todas las ventajas que tu dices de ahorro de gastos para la empresa y más dedicación de los empleados…evidentemente no para todos los trabajos, pero hay un montón que serían mucho más productivos, solo se trata de marcar bien los objetivos que se tienen que conseguir…y entonces…porque al final se acaba valorando más el “estar presente” que tener resultados. A pesar de los pesares, cada vez hay más personas que lo pueden hacer…aunque tampoco considero que es una maravilla…a mi también me gusta salir de casa, charlar con los compañeros y eso en casa queda bastante limitado, una combinación de presencialismo y trabajo en casa sería ideal…¿no te parece?

    Un saludo

    Responder

    • Erika Martin
      29 noviembre, 2015 @ 01:44

      Hola Conxita,
      pues yo tampoco termino de entender porqué no tiene éxito el teletrabajo en España. Los beneficios para las empresas son altos. También para los trabajadores. Y es que no sentir la presión del jefe vigilándote el cogote, te hace rendir más.
      Lo que tu propones es lo mejor de todo, una combinación entre unos días en la oficina y otros en casa.
      Un abrazo, guapa

      Responder

  4. marigem
    28 noviembre, 2015 @ 12:33

    Hola!!!! Mi hermana estuvo un año así y volvió a vivir el día que lo dejó. Antes de trabajar desde casa iba a una oficina de 8 a 3, que siempre era más pero como muy tarde a las 4 estaba en casa y con el teletrabajo poco a poco empezó a acabar a las cuatro, cuatro y media, luego llamadas, un email a las seis de la tarde y a ultima hora era un abuso.
    Cuando estaba por ahí no lograba desconectar, algo que no le pasaba en la oficina, que al terminar la jornada desconectaba del todo.
    Cuando trabajaba en casa miraba el móvil si estaba por ahí por si había que mandar un email de última hora, o llamar a una persona que solo atendía a partir de las siete de la tarde, en la oficina el que no atendía en ese horario se buscaba la vida y en cambio desde casa se le llamaba cuando él quería.

    Pero no quiero desanimarte que tiene muchas ventajas, imagínate que guay trabajar comiendo bombones y bebiendo un batido, por ejemplo,o pararndo para echar una partidita a la consola o al solitario, que todo vale para desconectar.
    Un besín y feliz finde.

    Responder

    • Erika Martin
      29 noviembre, 2015 @ 01:50

      Hola Marigem,
      el ejemplo de tu hermana es justo lo que quería expresar e ilustrar (con la imagen de la ducha). Al no tener un horario fijo como en la oficina, al final parece que uno siempre está disponible.
      Yo todavía no sé si podré trabajar desde casa o si tendré que seguir yendo a la oficina. Aunque ya me gustaría quedarme en pijama y zampando bombones jajaja aunque me tenga que pagar una silla guay como la que cuenta Álvaro en su comentario de más arriba.
      Un besito y muy buen domingo!

      Responder

  5. David Lopez Moncada
    28 noviembre, 2015 @ 14:52

    EXCELENTE Erika. Qué gran blog y que gran reflexión. BESOS y ABRAZOS.

    Responder

    • Erika Martin
      29 noviembre, 2015 @ 01:51

      Muchas gracias por pasarte por aquí, David. Muchos besos y abrazos

      Responder

  6. Paula
    28 noviembre, 2015 @ 15:51

    Estoy utilizando Google Translate para escribir esto. Por favor, perdonar sus errores. Hola, Erika! Me siento afortunada de que nunca tuvo sentido para mí para probar la opción de trabajar desde casa. Yo estaba en las adquisiciones y contrataciones y no había manera de que esto se podría hacer desde casa. Hice manejar muchas transacciones fuera de mis horas de trabajo habituales de 08h30m a 17h00m porque me preocupaba por su resultado, pero yo estaba muy feliz de que yo no trabajo desde casa. Su entrada fue más astuto acerca de quién realmente se beneficia de trabajar en casa. Si la empresa puede poner menos dinero por más trabajo que se está haciendo con su equipo, línea telefónica, y otras instalaciones, a cambio de un poco de percepción de libertad, que sería tonto no le permiten quedarse en casa y enviar su pago directamente a tu cuenta de cheques! Muchos besos para una gran entrada! Tener un fin de semana agradable, mi amiga!

    Responder

    • Erika Martin
      29 noviembre, 2015 @ 02:07

      Hola Paula,
      es buen empleado es aquel que se preocupa por sacar su trabajo adelante. Por eso, cuando puntualmente hay mayor volumen de trabajo, es lo suficientemente responsable para quedarse en la oficina más allá del horario oficial.
      ¡¡Qué lista eres!! sí, las empresas saben vender muy bien la idea del teletrabajo haciendo que el empleado sienta algo de libertad.
      Mil gracias por tu tiempo y por el esfuerzo de escribir en español.
      Have a very nice weekend, my friend. Hugs and kisses

      Responder

      • Agatha
        27 junio, 2016 @ 18:48

        Hola. Si que veo que dices que has trabajado desde casa… Pero lo que no cuentas es en qué empresa…

        Responder

        • Erika Martin
          27 junio, 2016 @ 20:25

          Hola Agatha, mi empresa es una multinacional de servicios financieros.
          Saludos

          Responder

  7. Entre suspiros y un café
    28 noviembre, 2015 @ 16:07

    La cultura española es única en esto de los horarios laborales y la conciliación familiar… Yo soy de las que en mi actual trabajo nunca, nunca, salgo a mi hora, además de guardias. Ni se pagan ni se recuperan esas horas, se regalan… Miedo me da como dices el teletrabajo…

    El lado bueno, es que como no aguantaba más la situación actual, unido a que no me gustaba el trabajo, he encontrado un puesto en otra empresa. Empieza en dos semanas ¡Secretaria de dirección! Me he acordado de ti Erika,¿Algún consejo? Y si quieres una colaboración en tu blog donde cuente mi experiencia los primeros días o incluso como he llegado a esta empresa… Toda tuya 😉

    Feliz finde Erika, ¡A disfrutar!

    Responder

    • Erika Martin
      29 noviembre, 2015 @ 02:14

      Patricia,
      ¿cómo? ¿secretaria de dirección? te doy todos los consejos que necesites encantada de la vida. Por supuesto que estaría guay que nos cuentes tu experiencia de los primeros días o lo que quieras. Estás invitada a hacerlo cuando quieras. Este blog es todo tuyo 😉
      Te deseo muchos éxitos en tu nuevo trabajo.
      Muy buen finde y disfruta a tope.
      Besotes!

      Responder

  8. cynthiagrlx
    28 noviembre, 2015 @ 17:10

    No creo que el trabajo en el hogar para que una empresa que no sea su propia sería muy beneficioso. Incluso tratando de correr mis propios negocios desde casa en el pasado nunca tuvieron mucho éxito. Yo sólo orar que tomar las decisiones correctas que todo va a funcionar lo mejor para usted. gracias por compartir.

    Responder

    • Erika Martin
      29 noviembre, 2015 @ 02:17

      Hola Cindy,
      a mi no me desagrada esta nueva forma de trabajo pero hay que marcar unos límites como pej en los horarios porque sino al final trabajas las 24 horas del día.
      Gracias por tus oraciones y por estar ahí siempre apoyando. Eres una auténtica hada.
      Un besazo

      Responder

  9. Raquel
    28 noviembre, 2015 @ 19:12

    Buenísima entrada Erika, parece que en España de momento son pocas las empresas que optan por el teletrabajo, es cierto que la desventaja es que se realizarán más horas con éste y tendrás que estar más horas disponible, nada ventajoso, confiemos que en un futuro en España no se sumen a esta modalidad la mayor parte de las empresas.
    ¡Feliz finde Erika!

    Responder

    • Erika Martin
      29 noviembre, 2015 @ 02:20

      Hola Raquel,
      son pocas las empresas que se deciden por el teletrabajo y me temo que el porcentaje no subirá mucho en los próximos años. Aquí no somos tan modernos en ese sentido. No sé si para bien o para mal, la verdad, jaja
      Muy buen fin de semana para ti también.
      Besos

      Responder

  10. Pedro Fabelo
    28 noviembre, 2015 @ 19:33

    Hola, Erika. Yo creo que el comentario de Marigem lo resume todo. Efectivamente, cuando tu trabajo no está sujeto a un horario determinado éste suele alargarse a lo Buzz Lightyear, es decir, “hasta el infinito y más allá”. Las empresas no son tontas, y los americanos, que son los creadores de este invento, lo son menos.
    Interesante me ha parecido tu reflexión en torno al ahorro de costes por parte de las empresas (material oficina, mobiliario, servicios externos, mantenimiento, kilometraje, bonos comida, etc.). Ahí te das cuenta de que todo se resume a una mera cuestión de “ajuste” en los balances aumentando el margen de beneficios.
    Si te dan a elegir, mejor quédate como estás. A pesar de los trayectos en metro, las prisas, las aglomeraciones, el café de mierda, la endeblez de los tacones, el olor a cebolla de algunos usuarios del servicio público de transporte, etc.

    Un abrazo, Supersecretarywoman. ; )

    Responder

    • Erika Martin
      29 noviembre, 2015 @ 02:27

      jajaj claro, si es que las aventuras en el metro, el cafe de mierda y la fauna oficinística dan mucha vidilla. No creo que mi jefe me dé la opción de quedarme en casa. A ver quién iba a salir a recibir a los clientes cuando lleguen a una reunión a la oficina …
      Oye, el Partido Brutalmente Sincero ¿tiene algún punto en su programa que hable de la flexibilidad horaria de los trabajadores? ¿o le importa un bledo estos problemas que tenemos “los de abajo”? jajaja
      Un super abrazo para ti

      Responder

  11. Juanan G.C.
    28 noviembre, 2015 @ 20:20

    Hola Erika, yo personalmente le veo mas ventajas que inconvenientes sobre todo en lo que a conciliacion familiar se refiere. Hasta cierto punto es lógico que hagas ciertos trabajos a otras hora porque el resto del tiempo tienes responsabilidades que atender, no nos engañemos, es un trabajo no la panacea. En mi caso podría disponer de una buena cantidad de horas por la mañana y luego tendría que dejar algunas para la tarde o la noche, hasta ahí como organizaría yo mi trabajo (personal), otra cosa sería educar a mi jefe para que las consultas, reuniones y tareas más críticas se hagan en horario “de oficina” y el resto para el dia siguiente, si yo necesito trabajar a los dos de la mañana porque es cuando dispongo de tiempo será mi opción, no la que el me imponga.
    De todas formas siempre hay un término medio, un poco de responsabilidad, un poco de educación y un poco de empatía y sería una opción cojonuda. Luego está lo de la pérdida de socialización, que para mí es parte importante del día a dia y que se esfumaría… como en todo, unas veces se gana y otras se pierde… 😉
    Un abrazo y buen finde!!!

    Responder

    • Erika Martin
      29 noviembre, 2015 @ 02:34

      Hola Juanan,
      tienes razón, no lo había pensado desde tu punto de vista. Si dedicas las mañanas pej a hacer gestiones personales, es normal que te pongas a currar por las tardes para recuperar horas de trabajo. Eso es lo que entiendo por flexibilidad laboral.
      Otra cosa es que te llamen un viernes por la noche mientras estás tomando unas copas con tus amigos, los runners 😉
      Como bien dices, se requiere responsabilidad, empatía y respeto tanto por parte de la empresa, como por parte del empleado.
      Un abrazo y disfruta mucho el finde!!

      Responder

  12. Andreas Westhues
    28 noviembre, 2015 @ 21:51

    Hola Erika:
    Coincido contigo en cómo planteas las dos opciones, la de los pringaos y la de los vips. También coincido contigo en cómo van a vender las empresas este “avance” a sus “apreciados colaboradores y colaboradoras”. Pero de concilicación familiar nada, seguro que a los de la opción 1 les van a pedir una franja de disponibilidad online que -vaya qué lástima- les hará imposible llevar a tus hijos al cole ni a recogerlos.
    Me encantan tus artículos, ya lo sabes, pero tus viñetas son insuperables.
    Un abrazo y buen finde
    Andreas

    Responder

    • Erika Martin
      29 noviembre, 2015 @ 02:39

      Hola Andreas,
      pues no había pensado en la posibilidad de que a los pringados les pudieran pedir una franja de disponibilidad online. Y mira que lo veo muy factible. Sería el equivalente a la ronda por la oficina que hacen los jefes a las 18:30. Una táctica de control muy buena ¿eh?
      jejej gracias por lo de la viñetas. Tardo más en editarlas que en escribir los posts.
      Muy buen finde y un abrazo muy fuerte

      Responder

  13. Marisa Doménech
    28 noviembre, 2015 @ 22:27

    Excelente post, desconocía las condiciones laborales del teletrabajo, aunque sin duda sospechaba que uno de los objetivos de las empresas que recurren a este sistema es aumentar sus ya considerables beneficios. Para esto, necesariamente debe de haber un aumento de la productividad. De modo que a un teletrabajador le queda como opción sopesar qué aspectos de mejora en sus condiciones generales puede obtener, sabiendo que puede alargarse su jornada laboral. A no ser que tengas familia y aspires a conciliar vida personal y trabajo, lo que creo que a los españoles nos importa en definitiva es si mejorarán las condiciones salariales, sobre todo con la que está cayendo tras las últimas reformas laborales y la situación de crisis. Ya llevamos unos añitos que…
    Me ha gustado mucho tal como está enfocado, es muy interesante, Erika.
    Muchos besos y feliz finde, amiga

    Responder

    • Erika Martin
      29 noviembre, 2015 @ 02:44

      Hola Marisa,
      pues ya ves, no solo los bloggers exitosos trabajan desde casa. Algunas empresas también tienen esta opción. Y aunque la idea es buena, deberían explicarlo con todo detalle como pej en lo que afecta al poder adquisitivo del empleado.
      Me alegro de que te haya resultado interesante.
      Muy feliz domingo, disfruta mucho. Besotes

      Responder

  14. Marisa Doménech
    28 noviembre, 2015 @ 22:34

    Por cierto, te he concedido premios: http://nuevoviajeaitaca.blogspot.com.es/2015/11/varios-premios-y-nominaciones.html?showComment=1448744680646#c7925552120027936877
    Puedes pasar cuando quieras a recogerlo. Enhorabuena

    Responder

    • Erika Martin
      29 noviembre, 2015 @ 03:01

      Pero Marisa ¿qué ha pasado en tu blog? vas a tener que abrir otro nuevo para exponer allí en exclusiva todos tus premios jajaja Enhorabuena!! Millones de gracias por acordarte mi 🙂
      Besotes, guapa

      Responder

  15. Manu
    29 noviembre, 2015 @ 00:23

    A veces me pregunto… no tienes miedo de que tu jefe o tus compañeros vean tu blog cargado de verdades? Bueno saludos y que coseches éxitos.

    Responder

    • Erika Martin
      29 noviembre, 2015 @ 03:04

      pues sí, Manu, me dan los sudores fríos cuando pienso que quizás algún día mi jefe o mis pueden descubrir y leer mi blog.
      Muchos éxitos para ti también. Un abrazo

      Responder

  16. Chari BR7
    29 noviembre, 2015 @ 17:43

    Hola, Erika. Leí ayer tu post y me encantó pero no pude dejarte comentario porque llevaba prisa, hoy sí puedo. Me encanta lo ameno que haces los temas que tratas, y esa chispa de ironía con que los amenizas. Haces que resulten fáciles de entender y gratos de leer, aún tratando asuntos “espinosos”.
    Yo creo que con el teletrabajo el que más gana es la empresa, es lo que tú dices que no te cuentan: estás siempre localizable para el jefe que se ve legitimado a exigirte cosas a unas horas en las que no tendrías porqué estar disponible. Mi cuñado trabaja desde casa y es una negrada. Siempre está pringando, mucho más que cuando iba a la oficina.
    Un beso y felicidades por tus posts

    Responder

    • Erika Martin
      30 noviembre, 2015 @ 19:58

      Hola Chari, gracias por volver al blog y dejarme un comentario.
      Me alegro mucho de que te guste cómo expreso los temas oficinisitcos. Al final, uno se lo tiene que tomar con humor ¿no crees?
      Pienso que el teletrabajo podría ser una buena forma de trabajo para el empleado, pero siempre y cuando se puedan establecer unos límites como pej el tema horario. Y sino que se lo cuenten a tu cuñado.
      Muchas gracias otra vez. Que tengas muy buena semana, besos

      Responder

  17. #Jerby @ratonbloguero
    29 noviembre, 2015 @ 18:14

    Si ya nos vamos a meter en gastos, se podría comprar un pantalla gigante para colocarla en el techo y trabajar tumbado desde la cama. 😀

    Responder

    • Erika Martin
      30 noviembre, 2015 @ 19:59

      jajajaja la tuya es una idea brillante #Jerby pero la tele que la pague la empresa ¿eh? jejejej

      Responder

  18. danispain84
    29 noviembre, 2015 @ 20:26

    Muy bueno el post Erika! me suscribí de nuevo a tu blog pues ya no recibo tus alertas en feedburner. Quizás sea por el cambio a wordpress, que por cierto, es una pasada tu blog! gran calidad por todos lados, en tus posts y en su diseño y rapidez. Genial!

    Responder

    • Erika Martin
      30 noviembre, 2015 @ 20:15

      Hola Dani,
      ha habido más personas que me han dicho que ya no reciben las alertas o entradas vía feedburner. Los problemas empezaron ya antes del cambio de blog. No sé a qué se debe. Seguiré investigando dónde está el error.
      Mil gracias por suscribirte de nuevo. Me alegro mucho de que te guste el nuevo blog 🙂
      Un abrazo!

      Responder

  19. Fran
    30 noviembre, 2015 @ 14:24

    Muy buen artículo hablando de un problema que nos está afectando a muchos. Yo añadiría una nueva fórmula que se empieza a imponer y que se vende como “teletrabajo”, que es la figura del falso autónomo.
    No contentos con que tengas que pagar todo lo referente a tus tareas laborales, te “ofrecen” la posibilidad de darte de alta como autónomos para trabajar. Es otra forma de ahorrarse los costes de personal, ya que los tienes que pagar tú.
    Eso sí, que no se te ocurra trabajar para nadie más que para ellos, porque igual te denuncian por espionaje empresarial…

    Responder

    • Erika Martin
      30 noviembre, 2015 @ 20:18

      Hola Fran,
      la fórmula que apuntas es mucho peor que la del teletrabajo. Como bien dices, tu te lo pagas todo (incluida la seguridad social) y además tienes que trabajar en exclusiva ¡alucinante! … Mira, me has dado una idea para un post 😉
      Mil gracias!!

      Responder

      • Fran
        30 noviembre, 2015 @ 21:31

        Me alegro. Estaré atento.

        Responder

  20. jaqm11
    30 noviembre, 2015 @ 15:27

    El teletrabajo a que puntada del que invento este termino, como bien dices amiga tiene sus detallitos, y aunque pareciera una mejor forma de laborar con “horarios flexibles” dependerá mucho de tu jefe y de lo que se le ocurra, cuando se le ocurra, y pues si normalmente lo que son Jefes parece que no tienen muy bien ordenadas las ideas en su cabeza, así que puedes esperar que te llamen cuando se les ocurra algo y eso es en cualquier momento.
    Te deseo una excelente semana, ya estamos por comenzar diciembre y el año se ha ido volando.
    Te envío un gran abrazo pre-navideño.

    Responder

    • Erika Martin
      30 noviembre, 2015 @ 20:21

      jajajaja “los jefes no tienen bien ordenadas las ideas en su cabeza” ¡qué frase más brutal, Josue! estás completamente en lo cierto.
      Madre mía, otro año que ha pasado volando. Muy buena semana para ti también y un super abrazo pre-navideño, por supuesto 😉
      Besos

      Responder

  21. Mirta
    1 diciembre, 2015 @ 00:20

    Hola Erika!! Tenes mucha razón, este es un sistema que en USA les da resultado, pero cuando consiguen ese empleo saben que es un teletrabajo! A estas alturas ya amas el cafe de la oficina, empujar la gente en el transporte y hasta soñas con la galleta que olvidaste en el escritorio el viernes y estaba tan rica :-))
    Diferente si uno brinda algún servicio, que lo pueda manejar con otra persona y ahí si que se puede pensar que la vas a pasar bien!! Me haces reír tanto con tu planteo!!
    Que tengas una semana fantástica!! Un super abrazo, besos

    Responder

    • Erika Martin
      2 diciembre, 2015 @ 20:42

      Hola Mirta!!
      no puedo estar más de acuerdo contigo. ¿Qué haríamos nosotros sin vivir esas aventuras en el metro? ¿y sin ese café que te regula el estómago mejor que una laxante? jajajja lo de la galleta es genial (alguna vez me ha pasado)
      El teletrabajo será muy moderno y funcionará muy bien en USA, pero no tanto en Argentina o España 🙂 en el caso de las empresas tradicionales. Si eres un freelance con tu negocio en casa, la historia cambia.
      Gracias y muy buena semana para ti también.
      Un super abrazo, besitos

      Responder

  22. Marta Dixital
    1 diciembre, 2015 @ 15:46

    Hola.tengo experiencia en el teletrabajo y lo odio porque al final estamos todo el día pendiente de la empresa, de lo que nos piden, de lo que tenemos que enviar y lo peor es que hasta nos mandan ir a la oficina fuera del horario laboral. Tienes razón que la cultura empresarial de nuestro país les gusta que estemos calentando la silla aunque ya hubiéramos acabado nuestras tareas. Como bien dices, pasanlista. Donde funciona muy bien esta modalidad de trabajo desde casa es en América… seguimos en contacto

    Responder

    • Erika Martin
      2 diciembre, 2015 @ 20:46

      Ay, Marta, siento mucho que te hagan ir a la oficina a reuniones fuera de horario laboral. Claro, que en el teletrabajo ya no existe el de L-V, de 9 a 6. Vaya lata!!
      Estoy convencida de que esta modalidad de trabajo nunca triunfará en España. A los jefes les gusta mucho ver a los empleados sentaditos en su silla aunque, en realidad, no estén haciendo nada productivo.
      Seguimos en contacto. Besos

      Responder

  23. José Andrés
    3 diciembre, 2015 @ 11:46

    Hola de nuevo Erika,

    Yo llevo trabajando desde casa casi 3 años.

    Aspectos positivos tengo muchísimos. Cada momento que pasa me viene alguno nuevo a la cabeza.

    En cuanto a los negativos, si también los hay, pero una cantidad mínima en comparación con los positivos. Uno de ellos es a veces, la dificultad de marcar unos horarios de trabajo. Y el otro, son los costes que ahora pasan a tu bolsillo. Estos son los 2 más importantes para mi.

    Un saludo!

    Responder

    • Erika Martin
      3 diciembre, 2015 @ 19:44

      Hola José Andrés,

      Me alegro mucho de que tengas más aspectos positivos que negativos trabajando desde casa. Eso es genial y también muy bueno saberlo para los que estén a punto de empezar a trabajar en este “formato”.
      Ojalá no hubiera desventajas de ningún tipo 😉

      Muchas gracias por tu tiempo y por contarnos tu experiencia.
      Saludos

      Responder

  24. Chelo
    3 diciembre, 2015 @ 22:53

    ¡Hola Erika! Después de leer el post no puedo llegar a otra conclusión que no sea descartar ese tipo de trabajo. Para mí lo peor es lo de los horarios, la ‘esclavización’ que supone estar pendiente del móvil y correos no compensa, creo, al hecho de estar a tu aire.
    También pienso que el relacionarse es la parte positiva de un trabajo, salir de casa y encontrarte con personas y luego con los compañeros. No digo yo el hacer un trabajo puntual en casa esté bien, pero como modalidad de trabajo, va a ser que no 😉
    ¡Besos!
    PD: nada, que no me llegan tus posts (te lo dije ya en mi blog también. Algo nos falla ;-(

    Responder

    • Erika Martin
      5 diciembre, 2015 @ 08:22

      Hola Chelo!
      estoy de acuerdo contigo. El teletrabajo puede estar bien para momentos puntuales pej si estás de baja en casa porque te has roto un tobillo o porque tienes a tus hijos enfermos con la gripe. Te conectas y adelantas trabajo. Sin embargo, como modalidad de trabajo ¡¡uuff!! eso de que desaparezca el horario tradicional, no me termina de convencer.
      Intenté arreglar lo del correo. Ya veo que no ha funcionado. Seguiré investigando qué es lo que pasa. Muchas gracias por avisarme y por tu paciencia.
      Un besazo!

      Responder

  25. Consciencia y Vida/Magazine
    3 diciembre, 2015 @ 23:29

    Estas nuevas prácticas del Teletrabajo, supongo que en España les va a costar sudores y lágrimas a los empresarios envalentonarse, porque como bien explicas en el artículo no se fían de sus trabajadores y tienen que estarles vigilando como si fuesen colegiales.
    Está muy claro que tarde o temprano vendrá la “moda” a este país, porque el mundo anglosajón arrasa con todo, hasta con nuestro bendito español, que ya tiene guasa la cosa.
    También nos ha parecido muy interesante como has explicado esas ventajas y desventajas del Teletrabajo y como siempre nadie se pondrá de acuerdo.
    Un abrazo y nos seguimos leyendo cuando haya ocasión y ¡¡tiempo!! 😉

    Responder

    • Erika Martin
      5 diciembre, 2015 @ 08:26

      Hola Consciencia,
      jajaja es verdad, nos vigilan como si fuéramos colegiales. Como bien dices, tiempo al tiempo, esta forma de trabajo terminará implantándose en España. También hay herramientas de control en remoto para que los jefes vean si trabajas o no desde casa. Hablaré de ello en un futuro post dentro de unas semanas.
      Muchas gracias por rascar unos minutos de tu tiempo y pasarte a leerme y comentarme.
      Disfruta el finde, abrazos!

      Responder

  26. loqueven
    4 diciembre, 2015 @ 09:55

    Una reflexión excelente, está claro que el teletrabajo no es tan bueno como lo pueden pintar, pero si es verdad que tiene muchos puntos positivos. Dependerá de cada persona y cada situación si es no ventajoso. Por ejemplo en mi caso que hago 80 km todos los días para ir a trabajar que me pago yo la gasolina, el parkig ny el madrugon ni te cuento me vendría fenomenal Por no hablar de que al trabajar desde casa, si tienes niños probablemente te ahorres horas de guardería o de horario ampliado en el cole.
    Está claro que no todo es bueno, como que no tienes un horario fijo y acabas haciendo mas horas, pero los que vivimos lejos del trabajo también hacemos mas horas en transporte (una hora ida y vuelta perdidas, que no se consideran trabajo pero las pierdes igual)

    Muy interesante tu blog, seguro que vuelvo!

    Responder

    • Erika Martin
      5 diciembre, 2015 @ 08:33

      Hola Loqueven,
      está claro que en tu caso, el teletrabajo tiene muchas más ventajas que desventajas. Madre mía ¿vives a 80 km del trabajo? menudas excursiones te metes todos los días.
      No te tenía “fichada” pero, gracias a tu comentario, he echado un vistazo a tu blog. ¡Me encanta! Volveré por allí 😉
      Un abrazo

      Responder

  27. ramrock
    4 diciembre, 2015 @ 12:38

    A mi eso solo me parece muy interesante si al mismo tiempo se legisla en cuanto a que los findes siguen siendo findes y por tanto no tengo porque atender a nadie, ni por internet ni por teléfono, que yo no quiera.

    Es decir, que el finde puedo tener el ordenador pero no trabajo.

    Creo que Francia ya hay algo de legislación al respecto, no es sobre el teletrabajo propiamente dicho pero si que hay una normativa, o al menos se estaba legislando sobre ello, por la cual, fuera del horario laboral, la empresa no puede llamarte ni al fijo ni al móvil.

    Lovely weekend.

    Responder

    • Erika Martin
      5 diciembre, 2015 @ 08:36

      Hola Antonio,
      correcto! en Francia tienen una ley que prohibe a las empresas llamar o enviar mails fuera de horario laboral, en findes o en festivos. Después de los suicidios de los trabajadores de France Telecom, están muy sensibilizados con estos temas en aquel país.
      Lovely weekend, my friend!

      Responder

  28. Óscar
    9 diciembre, 2015 @ 22:30

    Qué gran análisis, Erika. Como siempre, abriendo la ojos de las ventajas y las desventajas de las cosas que proponen en las empresas, que casualmente son más del segundo grupo para nosotros los curritos… Espero que si se implanta, te respeten o consigas hacerte respetar pronto. Seguro que lo logras porque eres una gran profesional y mejor persona. Y nada que disculpar, lo primero es lo primero. Faltaría más! Besitos

    Responder

    • Erika Martin
      9 diciembre, 2015 @ 23:24

      Hola Oscar,
      es que las empresas no hacen estas cosas porque sí. Lo tienen todo muy bien pensado.
      Si se implanta y a mi me mandan a casa a trabajar, con no descolgar el teléfono ….
      Muchas gracias :-))) Besitos

      Responder

      • Óscar
        10 diciembre, 2015 @ 01:15

        Eso, eso, apagada o fuera de cobertura a partir de las 18, jejejeje. Besitos corazón!!

        Responder

  29. David Lopez Moncada
    10 diciembre, 2015 @ 11:10

    GENIAL. Besos y abrazos AMIGA.

    Responder

    • Erika Martin
      11 diciembre, 2015 @ 16:50

      Me alegro de que te haya gustado el post, David. Buen fin de semana. Besos y abrazos

      Responder

  30. diegoartola
    11 diciembre, 2015 @ 12:56

    Me ha encantado Erika. Tienes toda la razón!!
    En España se copia lo de fuera mal, así que se coge lo peor del teletrabajo yanki y se le suma lo malo del jefe explotador español. En la oficina, los horarios infernales son simplemente porque el jefe no le apetece volver a casa a una hora normal para no tener que atender a sus hijos. Así que mete las 2 horas partidas para comer a ver si consigue llegar a las 8 o más tarde. Además parece que es el rey del trabajo, cuando en realidad es el emperador de la organización pésima..

    Yo llevo más de 15 años trabajando en casa, por cuenta ajena y propia, y suscribo todo lo que dices. Trabajar en pijama también tiene su lado oscuro.

    Un abrazo!

    Responder

    • Erika Martin
      11 diciembre, 2015 @ 17:07

      Hola Diego,

      estamos de acuerdo los dos en todo.
      Entiendo perfectamente lo que dices de que los jefes no quieran llegar antes de las 8pm a su casa. Te invito a que leas uno de mis primeros posts. En él hablaba justo de los emperadores de la organización pésima: ¿Porqué se encierran los directivos en su despacho?. Creo que te va a gustar 😉

      Trabajar desde casa tendrá sus cosas buenas, aunque también malas y debemos ser conscientes de ello.

      Mil gracias por tu tiempo y tu comentario. Me has dado una grata sorpresa.
      Un abrazo y muy buen fin de semana!

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: