41 Comentarios

  1. Jordi Luna
    15 Noviembre, 2014 @ 08:34

    Otro gran relato, muy entretenido. Por cierto, para que veas…al cortar la espiral sobrante, el hombre del video no recoge el trozo del suelo. Saludos Erika, besos, abrazos…

    Responder

  2. Daniel Madrid
    15 Noviembre, 2014 @ 09:46

    Brillante una vez mas, cada dia consigues superarte. Gran calidad Erika!

    Responder

  3. Erika Martin
    15 Noviembre, 2014 @ 12:10

    qué observador, Jordi. No me había fijado. Tocas un tema muy interesante porque cuando cortas la espiral el sobrante sale disparado. Si no lo recoges del suelo, hace efecto canica y puede que alguien al pisarlo, se caiga = riesgos laborales.
    Tomo nota de lo de la taladradora jajaja aun me sigo partiendo de risa.
    Besos, abrazos y buen fin de semana!!

    Responder

  4. Erika Martin
    15 Noviembre, 2014 @ 12:12

    Muchísimas gracias, Daniel 🙂
    Besos

    Responder

  5. Pedro Fabelo
    15 Noviembre, 2014 @ 13:00

    Te confesaré algo, una vez leído tu artículo de hoy y al ver esa ilustración tuya echando humo por las orejas y con esa mirada de asesina coronando tu rostro se me ha venido a la mente la canción "Looks that kill" de los Mötley Crüe. Porque, "hay miradas que matan", no hay duda. Si yo fuese uno de esos ejecutivos me cuidaría muy mucho de no estar "gritándole al demonio" (Shout at the devil). Saludos, Erika.

    Responder

  6. Erika Martin
    15 Noviembre, 2014 @ 14:20

    jajaja Pedro, hay miradas que matan pero no a los directivos de mi empresa, que pasan de mi como de comer mierda. Buena banda sonora me has buscado para la entrada 🙂
    Saludos

    Responder

  7. Jotape Reflexiona
    15 Noviembre, 2014 @ 14:46

    jajaaj, muy bueno Erika, entre la historia de la Borde Durmiente y la tuya, me habéis hecho reir esta tarde!!
    Me encanta, yo te quiero como secretaria!!! jejejee

    Responder

  8. Coral PAEZ
    15 Noviembre, 2014 @ 15:00

    Genial y divertido!!! Erika tienes una forma fascinante de contar las situaciones que te ocurren. Lo de la "grapadora" ha sido una solución muy ingeniosa!!
    Saludos.

    Responder

  9. Las Gemelas del Sur
    16 Noviembre, 2014 @ 09:30

    Te entiendo, has radiografiado la situación estupendamente.
    Yo guillotiné los libros de texto de mis hijos para fascicularlos con ese aparatito en mi oficina, en mi tiempo libre, eso si, sin ese agobio del tiempo tasado y reconozco que es un buen trabajo manual de precisión.
    Y yo me pregunto con tanto adelanto tecnológico, tablets, portátiles etc, se necesita imprimir todo el dossier. Pobres bosques!

    Saludos, luchadora.

    Responder

  10. Erika Martin
    16 Noviembre, 2014 @ 14:41

    La historia de la Borde Durmiente es genial!! Me alegro mucho de haberte hecho reír con esta entrada.
    Un abrazo, Jotape!!

    Responder

  11. Erika Martin
    16 Noviembre, 2014 @ 14:47

    Hola Coral!! ¿sabes? escribo mis historias como si estuviera con amigos (en este caso vosotros) tomando algo después de trabajar y les contara cómo me fue el día. Algo desenfadado e informal, incluyendo además lo que se me pasa por la cabeza en esos momentos, en plan Ally McBeal (que son las imágenes del avatar).
    ¿A qué lo de la grapadora es ingenioso? no sé porqué dicen que es cutre jajaja
    Muchas gracias por tu visita y tu comentario.
    Saludos

    Responder

  12. Erika Martin
    16 Noviembre, 2014 @ 14:53

    Hola Gemelas del Sur!!
    aaahhh, amiga, te veo experta en el tema jajaja. Sí, es un trabajo de alta precisión y, aunque no lo parezca, tambien de paciencia porque eso de ir deslizando la espiral cuando no casan bien los agujeros ….
    Es que los directivos son hombres tradicionales. Necesitan el dossier en papel para ir anotando cosas al margen de cada hoja. Estoy contigo ¡pobres bosques!
    Saludos

    Responder

  13. Felipe Rodríguez
    17 Noviembre, 2014 @ 00:39

    "En mi oficina tenemos encuadernadora con espiral. En este vídeo de apenas 2 minutos podéis ver cómo se hace:"
    Yo: Luego lo veo…. *continúo leyendo*
    "No lo habéis visto ¿verdad?"
    Yo: Es una psíquica…

    Ja ja ja En serio sorprende que no hayas terminado lanzando a nadie por la ventana en una de esas.
    Excelente solución, con eso se acaban los problemas y los Directivos dejan de atormentarte con sus cambios de último minuto en la documentación.

    Responder

  14. Hilda Hurtado
    17 Noviembre, 2014 @ 14:25

    Jajajja como siempre mi querida Erika, una maestra en la oficina. Entiendo las ganas que te dan de desintegrar a alguien jajajja. No hay nada peor en la vida que se retrase tu trabajo por culpa de los demás, más que nada cuando eres tu la que tiene que partirse el lomo para que todo sale bien y encima critican tu método nuevo. Un abrazo desde NY, muero por saber que organizarás en la Cena de Navidad de la Empresa. Jejej

    Responder

  15. Entre suspiros y un café
    17 Noviembre, 2014 @ 21:47

    Me he estresado de leerte, pero me lo he imaginado perfectamente… ¡Qué paciencia la tuya Erika! Y qué buena solución 😉

    Un besote Erika,
    Patri.

    Responder

  16. Erika Martin
    18 Noviembre, 2014 @ 19:51

    ¿Has visto, Felipe? tengo poderes adivinatorios, ya sabía yo que no ibais a ver el vídeo jeje
    Trabajo en un edificio inteligente. Uno de esos en los que no se pueden abrir las ventanas. Así que no puedo empujar a nadie ¡qué suerte tienen!
    Eso sí, con la grapa se acaban las tonterías.
    Bienvenido a mi blog y muchas gracias por dejarme comentario.
    Un abrazo

    Responder

  17. Erika Martin
    18 Noviembre, 2014 @ 19:55

    El caso es que siempre sacan pegas a todo y se quejan ¡qué gente mas desagradecida! jajaja
    Este año no habrá cena de Navidad. Tengo encargado un coctail. Ya verás, los canapés no les van a llenar los estómagos y se van a quedar con hambre jajaja
    Un abrazo desde el otro lado del Atlántico y abrígate que he oído que ya ha llegado la nieve a USA.

    Responder

  18. Erika Martin
    18 Noviembre, 2014 @ 19:57

    Sí, sí, Patri, así es. Se vive la emoción del "last minute" con intensidad.
    Por eso es vital encontrar soluciones que ahorren tiempo 😉
    Besazos, guapa!!

    Responder

  19. Mirta Cristina
    23 Noviembre, 2014 @ 08:50

    Debes ser una secretaria genial!!

    Responder

  20. Erika Martin
    23 Noviembre, 2014 @ 10:29

    No sé si soy genial, Mirta, pero me esfuerzo por serlo 😉
    Gracias por tu comentario.

    Responder

  21. Juanan G.C.
    24 Noviembre, 2014 @ 17:17

    Muy bueno Erika, como siempre. Muy espontáneo y divertido.
    Cuentas las cosas de una manera muy gráfica y es completamente posible imaginarte de un lado para otro, con los taconazos y la encuadernadora…. 🙂 Menudo estrés.
    La solución de la grapadora es genial, rápido y facil, jajajaja.
    La encuadernadora de espiral tiene su aquel, nosotros en el trabajo tenemos una de canutillo que es mucho más sencilla de utilizar, por lo menos, no hay que cortar.
    Un abrazo

    Responder

  22. Erika Martin
    26 Noviembre, 2014 @ 21:19

    Perdona, Juanan, se me había escapado tu comentario del otro día.
    ¿Encuadernadora de canutillo? amigo, qué envidia me das jaja esa es mucho más fácil y no te lesionas la mano sino eres Hulk.
    Sí, sí, es un sindios pero yo no pierdo ni un ápice de glamour y ahí estoy monísima con mis taconazos jeje
    Un abrazo.

    Responder

  23. Julia C.
    30 Diciembre, 2014 @ 14:53

    Joroba, qué manera tienen de complicarse cosas que deberían ser sencillas!! No me extraña que termines con ganas de matar a alguien, es lo más normal del mundo jajajjaja. Bien por tu iniciativa de la grapadora, y al que no le guste, que no mire 😛

    Un post estupendo, como siempre. La de cosas que estoy aprendiendo desde que te leo!! 🙂

    Un beso grande, guapa, y feliz entrada de 2015.

    Responder

  24. Jorge Iglesias
    30 Diciembre, 2014 @ 14:53

    Yo trabajo en una Empresa muy pequeña donde todos hacemos de todo aunque claro está y por más que te esfuerces y entregues ideas brillantes tu jefe siempre tratará de menospreciarte pero las implementará finalmente aduciendo que fueron suyas. 25 años en el mismo trabajo dan fe de ello. Me encanta tu blog Erika sigue contándonos tus historias para entretenernos a todos y de paso descargarte. Un abrazo grande

    Responder

  25. Erika Martin
    30 Diciembre, 2014 @ 14:58

    Jorge,
    tienes toda la razón del mundo. En muchas ocasiones lo jefes se cuelgan las medallas de los subordinados. Te invito a que leas la entrada "¿Y tu qué propones'" que publiqué en septiembre. Creo que te va a gustar.

    Jajaja sí, hago buena terapia descargándome en el blog y si vosotros ademas lo encontráis interesante, matamos dos pájaros de un tiro 😉

    Un abrazo muy fuerte para ti

    Responder

  26. Erika Martin
    30 Diciembre, 2014 @ 15:06

    es que hasta lo mas tonto se complica, Julia. Lo que peor me sienta es cuando has terminado de encuadernar y te vienen con los cambios. Ay, no, ya estoy mayor para esto, una grapa y van que se matan jajaja

    Me alegra mucho que aprendas cosillas en este blog, eso es señal de que es interesante mas allá de las risas y mis ataques de nervios e intentos de asesinato en la oficina.

    Un beso muy fuerte, corazón. Feliz entrada en el 2015!!

    Responder

  27. Paula Koval
    21 Septiembre, 2015 @ 19:19

    Thank you for another installment in the daily drama of business and other nonsense.

    The time it takes to do a task will always expand to fill whatever time you might have left to do it.

    I can vividly recall preparing proposals. That was lots of fun. We were all presumed to be reasonable, educated, professional people. All of that went out the window two days before the proposal was due. What had passed a "Blue Team" review for continuity and addressing each data requirement, a "Red Team" review for technical correctness, and a damn "Tiger Team" review (just short of the papal blessing) suddenly needed a rewrite because someone got cold feet about signing-off on the proposal price.

    I am so glad that I no longer need to do any of this. It was fun to eat lots of pizza delivered to the office at company expense, and Chinese cuisine, too, but that was OK when I was younger.

    Have a pleasant week! Kisses!

    Responder

  28. Jorge Manuel Braga
    21 Septiembre, 2015 @ 19:19

    Fazer do que cansa, galhofa
    fazer da rotina, riso
    e depois sem agrafos
    divulgar em letras douradas.

    Responder

  29. Erika Martin
    21 Septiembre, 2015 @ 19:21

    Jorge Manuel,
    muito obrigado por seus comentários . Eu acho que você tem que rir de tudo.
    Boa noite

    Responder

  30. ramrock
    22 Septiembre, 2015 @ 17:44

    Hola, veo que has cambiado el formato del blog y supongo que es por eso pero ya no me llegan actualizaciones por e-mail y al ir a inscribirme de nuevo no me deja porque dice que ya lo estoy.

    Responder

  31. Erika Martin
    22 Septiembre, 2015 @ 18:01

    Hola!! sí cambié la plantilla hace un mes o así.
    Gracias por comentarme la incidencia, nadie más me lo había dicho. Me he pasado por el feed y todos los suscriptores me aparecéis activos (tu desde principios de año). Qué raro todo. Investigaré qué ha podido pasar.
    Lovely week, my friend

    Responder

  32. Elia Brosed
    28 Septiembre, 2015 @ 20:55

    Jjjjaaa me encanta aunque me estrese!! Me entran ganas de ir a tu Empresa y ayudarte a graparlo y de paso a decirle a tu jefe que un poco de consideración con mi Erika. Por cierto el video no puedo verlo 🙁 Un beso guapa!!

    Responder

  33. Erika Martin
    28 Septiembre, 2015 @ 20:59

    Nenaaaa!! sí, por favor, vente a la oficina y habla con mi jefe y con esa otra persona que tu sabes jajaja
    ¿No puedes ver el vídeo? ¡oh! voy a ver cómo lo arreglo, gracias por avisar.
    Y gracias por el comentario.
    Un besote, guapa

    Responder

  34. Oscar Bustamante Matías
    28 Septiembre, 2015 @ 21:35

    Que grande eres Erika. Yo habría mandado a todos a freír monas el primer día. Admiro tu aguante, tu sabiduría para encontrar soluciones continuamente y que seas capaz de hablar inglés, alemán y portugués (al menos) son despeinarte. Besitos.
    PD. El video no se ve, pero cero que es por reproducirlo en un móvil. En un PC seguro que sí se ve.

    Responder

  35. Erika Martin
    28 Septiembre, 2015 @ 21:40

    Pues con estas cosas, en mi empresa piensan que soy una histérica, que no es para estresarse ¿tu te crees? pa' matarles.
    Portugués no hablo, uso el traductor online pero da el pego ¿eh? jejeje
    Muchos besos
    PD: en mi PC sí se ve el vídeo, será cosa del móvil como dices

    Responder

  36. kutzijoyeriamexicana
    22 Agosto, 2016 @ 18:54

    Hola! acabo de leerte y te seguiré, me gustó mucho tu historia, aunque no soy “godinez” como decimos acá en México supongo que esas leyes aplican para cuando llevas prisa sobre todo.
    Gracias has ganado una nueva lectora que no es oficinista pero gusta de tus historias

    Responder

    • Erika Martin
      27 Agosto, 2016 @ 20:19

      Hola Kutzi,

      esas leyes se cumplen todas cuanto más prisas llevas, seas Godinez o no ?
      Seguro que en la joyería ocurren cosas parecidas y otras anécdotas divertidas.

      Bienvenida al blog y muchas gracias por animarte a leer mis historias.
      Un abrazo!

      Responder

  37. R. ORTIZ
    14 Noviembre, 2016 @ 09:34

    jaajaj eso para que luego digan que las de las oficinas estamos sentaditas, es decir como si no trabajáramos. No he llegado a encuadernar , pero tomaré nota de tu consejo Erika. ¡feliz lunes!

    Responder

    • Erika Martin
      14 Noviembre, 2016 @ 22:20

      sí, sí parece que solo nos limamos las uñas pero ya me gustaría a mi ver a alguno cortar el alambre de encuadernar.
      El mejor consejo que te puedo dar es que lo hagas con tiempo, Murphy es muy cabroncete jajaja
      ¡Feliz semana, Raquel!
      Besos

      Responder

  38. Superviviente trabajando en casa
    13 Abril, 2017 @ 23:45

    Encuadernar con las espirales esas es horrible y el tema de las fotocopias, un horror. Te voy a confesar que una de las cosas que más me gusta de trabajar en casa es que todos los documentos los gestiono de forma virtual. Y tan contenta!

    Antes en la empresa en la que estaba tenían una fotocopiadora de las grandes, pero había que meter códigos (que no se fiaban ? ) el problema es que el tiempo era superbreve y se bloqueaba con un número bajo de hojas, era una auténtica lata tener que meter tres o cuatro veces la contraseña y que luego te quedarás sin papel, vuelvela a teclear… Y lo que retrasaba! Imprimir se podía también, pero con ese retraso, igual aún están saliendo cosas mías de hace cuatro años jeje.

    Saludos!!

    Responder

    • Erika Martin
      14 Abril, 2017 @ 08:21

      jaajajaj pues seguro que siguen saliendo cosas tuyas en aquella impresora del demonio. Menuda lata lo de los códigos, especialmente cuando tienes la limitación del tiempo para imprimir.

      El formato que conozco yo es el de pasar tu tarjeta de empleado por un lector que tiene la impresora. No es que no se fíen (mentira!) es que así controlan cuánto papel gasta cada empleado y qué documentos imprime (vamos, que no puedes darle a las recetas de cocina o al libro de 500 páginas de la universidad porque te tienen vigilado)

      Lo de encuadernar es un trabajo muy desagradecido jajaja

      Saludos, Superviviente!

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: