18 Comentarios

  1. Elia Brosed
    5 septiembre, 2014 @ 21:26

    Nenaaa que pedazo de vacaciones y que Post tan bien explicado. Yo que soy Agente de viajes valoro mucho esas explicaciones. Yo vestuario hace 9 años en la Isla de San Martin y flipé, loca estoy por la Martinica. Felicidades!!

    Responder

  2. Erika Martin
    5 septiembre, 2014 @ 21:46

    Elia, tienes que ir a Martinica, ¡¡es una pasada!!, a pesar de sus gabachadas jajaja … San Martin tiene que ser la bomba también, de hecho fue una de mis opciones antes de reservar el viaje. Gracias por el comentario, si quieres que detalle más alguna información, no tienes más que decírmelo. ¡¡Besazos!!

    Responder

  3. Alexandra Proaño
    6 septiembre, 2014 @ 14:25

    ¡Qué maravilla! ¡Parece un destino excelente! Tomo nota para futuras vacaciones 🙂

    Responder

  4. Erika Martin
    6 septiembre, 2014 @ 17:28

    Sí, Alexandra, es un sitio idílico 😉

    Responder

  5. Maria Del Socorro Duarte
    6 septiembre, 2014 @ 17:47

    Me encanta que te hayas tomado de vacaciones pero me encanta mucho más tenerte de vuelta.Bienvenida amiga,besitos..!!!!

    Responder

  6. Argonauta Dalianegra
    6 septiembre, 2014 @ 21:16

    A ver, repito el comentario más o menos, porque justo cuando lo iba a publicar se me fue la luz por una tormenta tormentosa.
    Vaya cómo vivís las secretarias de "Publica tu blog", hay que ver qué nivelazo, chica, wow!!!
    La Martinica la conozco de documentales de las guías Pilot, pero nunca he estado en las Antillas, aunque sí en el Caribe, en México, Guatemala, y también en Belice, durante 3 viajes que realicé a estos países. Si bien disfruté de esas maravillosas playas de arena fina y pálida y de sus inolvidables aguas turquesas, los viajes tuvieron el objetivo principal de hacer la Ruta Maya, porque ni mi marido ni yo somos muy de estarnos quietos, y amamos la arqueología, pero es cierto que los pocos días que disfrutamos de la playa, los pasamos de lo lindo.
    Respecto al francés, los países francófonos son muy chovinistas, y rara vez sus habitantes hablan otra lengua que no sea la materna (incluyo sobre todo a Francia en esto que digo). Por eso es esencial saber algo de francés para viajar por estos lugares. Yo estudié inglés, pero 3 meses de francés que hice durante un curso de verano, me vinieron de perlas cuando me decidí a viajar sola con mi marido por Túnez y Marruecos en los años 2008 y 2009. Gracias a eso podíamos leer los carteles de carretera, que sólo venían en árabe y en francés, y hablar con los lugareños. Sólo una vez en Túnez encontramos una persona que hablaba inglés, y fue porque era policía turístico, jeje.
    Bueno, feliz regreso a casa, Erika, y no te deprimas porque ya no tengas delante ese delirio turquesa, piensa que siempre podrás regresar…
    ¡¡¡Besos!!!

    Responder

  7. Daniel Madrid
    6 septiembre, 2014 @ 23:29

    Gran articulo. No me importaria vivir en un sitio asi, quizas con menos comodidades, pero 100% calidad de vida!!!

    Responder

  8. Erika Martin
    7 septiembre, 2014 @ 10:11

    gracias, Maria :)) besitos

    Responder

  9. Erika Martin
    7 septiembre, 2014 @ 10:20

    Mayte, vaya viajes que te metes tu también ¿eh?. El mio lo financié de lo que le siso a Juan Carlos en la compra de medallas de chocolate jiji … hablando en serio, lo que me resultó chocante es que en un aeropuerto internacional de una gran capital europea no se hablará inglés. Lógico que en los mercadillos locales o la gente por la calle no lo hablara. Lo mismo pasa en España. Aunque en Madrid coges el tren de cercanías para ir de un pueblo a otro y te dan tambien el aviso en ingles. Cuando hay eventos internacionales pej visita del Papa, te los dicen ademas en francés, en italiano y en alemán.
    Intentaré no deprimirme, gracias por el comentario. ¡¡besazos!!

    Responder

  10. Erika Martin
    7 septiembre, 2014 @ 10:25

    Cierto, Daniel, a mi tampoco me disgustaría vivir en un sitio así. Allí no vi el ritmo de vida acelerado y estresante que tenemos en Madrid. Besos

    Responder

  11. Pedro Fabelo
    7 septiembre, 2014 @ 11:12

    Hola Erika. He llegado a tu blog a través de la publicación que hiciste en Google+ de este post y me lo he pasado bomba leyendo tus anécdotas. Al acabar de leer el artículo que me trajo hasta aquí (tu vuelta a la rutina laboral), he pensado que tal vez consiga que tu vuelta al trabajo sea algo menos traumática enlazándote al último post que acabo de publicar en mi blog. Cuando leas el post lo entenderás. Saludos.

    http://pedrofabelo.blogspot.com.es/

    Responder

  12. Erika Martin
    7 septiembre, 2014 @ 16:43

    Hola Pedro, que guay que te haya gustado mi blog. Sí que me has quitado un poco el trauma de la vuelta al trabajo, tu blog está ¡¡fenomenal!!. Y esos jefes románticos… sí, sé de lo que hablas jajaja. Te leeré a partir de ahora. Saludos

    Responder

  13. Johann Sparragus
    7 septiembre, 2014 @ 23:53

    Están muy atrasados los franceses con sus aeropuertos. Han quedado obsoletos.
    Me alegra tenerte de vuelta.
    Viajar es agotador. Siempre se necesita una semana de vacaciones para descansar de las vacaciones.
    Saludos.

    Responder

  14. Erika Martin
    8 septiembre, 2014 @ 18:21

    Johann, tu como experto en viajes, sabes mejor que nadie cómo son los aeropuertos franceses.
    Más me alegra a mi, regresar y pasearme por tu blog, soñando con ir algún día a alguno de los sitios que expones
    http://portierraporlatierra.blogspot.com.es/
    Te dejo, voy a preguntarle a mi jefe, si me puedo ir otra semanita de vacaciones, aún no me recuperé del jet lag.
    Besos

    Responder

  15. bardo
    9 septiembre, 2014 @ 06:54

    Hola Erika, me alegro de tus merecidas y disfrutadas vacaciones, se te echaba de menos por estos lares… Me hace gracia lo de los idiomas, solo hablo el español y cuando viajo fuera, hablo con el dedo y algún verbo que otro en inglés usando infinitivos…en fin, se ríen, me río, es muy divertido y aún no me he perdido.

    Un cordial saludo.

    Responder

  16. Erika Martin
    9 septiembre, 2014 @ 18:55

    Hola Bardo!! esa es la supervivencia del turista … hablas a gritos para que te entiendan mejor, te conviertes en mimo y sacas las 3 palabras básicas de ingles que recuerdas del cole, pronunciándolas mal por supuesto y al final, llegas a los sitios, comes y bebes ¡objetivo conseguido! jajaja
    ¿Me echaste de menos? aiiisss, qué ilusión, esto me motiva a seguiros contando mis historias.
    Muchas gracias por tu comentario. Besos

    Responder

  17. David José Rojo
    17 septiembre, 2014 @ 01:27

    Erika jajajajaja extrañaba tus post. Como siempre me robaste sonrisas jajajaja. Suena divertido, delicioso y exótico. Espero ir un día. Y aunque es tarde ¡Bienvenida a la rutina! voy a leer el otro post. Saludos y abrazos.

    Responder

  18. Erika Martin
    17 septiembre, 2014 @ 20:37

    Daviiiiid!! cómo me alegra verte por aquí :)) sin duda es un sitio fantástico al que merece la pena ir. Besazos

    Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: