12 Comentarios

  1. Javier de Lara
    20 mayo, 2014 @ 20:00

    Un chico realmente majo el que te tocó como jefe, desde luego. Algún día deberías haberle sacado un billete a algún país lejano y olvidarte de sacarle la vuelta…

    Responder

  2. Aldana Gonzalo Omar C
    20 mayo, 2014 @ 20:00

    Ahh… pensé que las secretarias ejecutivas solo se dedicaban a ser lindas y que no se quejaban y todo era glamour en las oficinas.
    jajja

    Responder

  3. Erika Martin
    20 mayo, 2014 @ 20:05

    además de lindas y glamurosas, en ocasiones somos incluso más listas que nuestros jefes jajaja ya sabes, detrás de un gran hombre, hay una gran mujer. Gracias por tu comentario.

    Responder

  4. Erika Martin
    20 mayo, 2014 @ 20:06

    calla, Javier, no me des ideas :))
    Muchas gracias por seguirme.

    Responder

  5. Aldana Gonzalo Omar C
    20 mayo, 2014 @ 21:00

    Lo de lindas no se, solo sos un dibujito para mi.
    Y por otro lado me has generado una imagen en la cabeza que no me la puedo sacar, imagino tus pies apretados e hinchados de tantas colas que tenes que hacer en las ventanillas de los aeropuertos.
    No alcanzo a imaginarte sexy, así.
    Así que sólo puedo dar crédito de tu inteligencia. Y glamour en la primer hora de trabajo, después tu cara se debe transformar notablemente.

    Responder

  6. Erika Martin
    20 mayo, 2014 @ 21:20

    no, no, yo saco la tarjeta en internet, no hago cola.
    En cuanto al físico, el glamour y la inteligencia me has dado una idea para una próxima entrada. Fíjate, me has inspirado 😉

    Responder

  7. Aldana Gonzalo Omar C
    20 mayo, 2014 @ 21:27

    Genial! La espero!
    Me huele a que los hombres vamos recibir un par de cachetazos y todas la fantasias que Hollywood con tanto esmero nos creo, se derrumbarán de un plumazo

    Responder

  8. Erika Martin
    20 mayo, 2014 @ 21:43

    ¡ay, Hollywood! … esa entrada irá dedicada a ti

    Responder

  9. jony
    25 mayo, 2014 @ 15:38

    Hola Erika!
    La verdad que es lamentable como hay personas así. Ya no importa si es jefe, si tiene dinero o no, la cuestión es que te tiene que tratar como persona que eres y no como una esclava. No sé si sigues trabajando ocn él o no, pero si te fuiste de ahí te apoyo de todo corazón porque yo soy tú y no se lo que hubiera hecho ocn el… que rabia de gente jajaja.
    Un besote!

    Responder

  10. Erika Martin
    25 mayo, 2014 @ 16:43

    Hola Jony!
    el tiempo pone a cada uno en su lugar y este directivo fue despedido. Su prepotencia le pasó factura. jajaja
    Besos

    Responder

  11. Alexandra
    29 septiembre, 2016 @ 22:47

    Por favor… ¡Tus jefes son y han sido unos completos imbéciles! Cuando creo que no podrás sorprenderme, lo logras otra vez.
    Un besazo Erika!

    Responder

    • Erika Martin
      29 septiembre, 2016 @ 23:04

      Hola Alexandra,

      sí, creo que en el tema viajes, siempre he tenido la mala suerte de tener jefes inútiles. Yo creo que se acostumbran a tener esclava y, por eso, les entran esas exigencias.
      De los viajes de los directivos tengo millones de anécdotas. Si las contara todas, te aseguro que te dejaría con la boca abierta y los ojos como platos jajaja

      Un beso muy grande para ti.

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: