Mierda

mierda

A Erika Martin le ha caído un marrón de su jefe. ¡Vaya mierda!