24 Comentarios

  1. Pedro Fabelo
    10 octubre, 2014 @ 17:43

    Vaya, Erika. Alucinadito me tienes. Eres la Asistenta de Dirección más rápida a este lado de Río Grande. Desenfundas tus deditos, seleccionas el correo no deseado y ¡zas!, cliqueas sin piedad la tecla DELETE tan rápido como Clint Eastwood en "La muerte tenía un precio".Te imagino en plan diosa hindú, con ocho manos dándole a las teclas sin parar, mientras atiendes una llamada con el manos libres y remueves el café con las orejas. Eso es productividad Srta.Martín, y lo demás es tontería. Un abrazo.

    Responder

  2. Erika Martin
    10 octubre, 2014 @ 18:23

    Ay, me encanta darle a DELETE en plan pistolero jajaja. Yo creo que por eso mi jefe me deja esto del correo a mi, sabe que lo disfruto … genial lo de la diosa hindú ¡muy bueno! Pedro. Un abrazo

    Responder

  3. Montserrat Gracia
    10 octubre, 2014 @ 18:36

    Me has recordado a mi hace dos años. Correos, correos, correos. Yo estaba en Zaragoza, mi jefe en Barcelona. Que gusto dar al delete. Lo teníamos prohibido, guardar, guardar, imprimir por duplicado. Cajas, cajas con correos de cinco años.No teníamos ni espacio para nosotras era horrible. En fin hoy duermo más tranquila. Eres una trabajadora incansable. Espero que sepa apreciar "tu jefe" todo ese esfuerzo.

    Responder

  4. Rakel Relatos
    10 octubre, 2014 @ 18:43

    Jajajaja, me he reído muchísimo!!! Creo que tendré que enseñarles tu entrada a mi oficina y al resto de delegaciones de mi empresa para que más de uno se dé por aludido!!! Por suerte, mi jefe se gestiona su propio correo (los demás ya tenemos bastante con el nuestro). Me ha encantado tu relato, Erika. Besos!!

    Responder

  5. Erika Martin
    10 octubre, 2014 @ 19:10

    Es un gustazo y en cuanto al papel, imagínate la fiesta que hago cuando mi jefe me dice que ponga al día el archivo. Tirar, tirar, destruir, destruir jajaja
    Me alegra saber que no soy la única que disfruta dando a delete, Montserrat.
    Buen finde!

    Responder

  6. Erika Martin
    10 octubre, 2014 @ 19:14

    Rakel, claro, imprime la entrada y repártela por tu empresa jajaja Qué jefe más eficiente tienes ¡qué suerte!.
    A mi sí que me ha gustado tu capítulo 16 🙂 Gracias por visitarme.
    Besazos!!

    Responder

  7. Daniel Madrid
    11 octubre, 2014 @ 06:46

    Me ha encantado este articulo, es muy original. Siempre te superas Erika! estoy seguro que podrias publicar un libro.

    Responder

  8. Erika Martin
    11 octubre, 2014 @ 07:23

    Muchas gracias, Daniel… me pensaré eso del libro 😉 Buen fin de semana!!

    Responder

  9. Carlos Girón
    11 octubre, 2014 @ 08:44

    Sublime Erika, como siempre. No soy tu jefe, pero me dan ganas de agradecer tanto tu trabajo y de paso darte un aumento. xD Luego me siento como Jack Nicholson en "Mejor… Imposible" diciendo que me siento afortunado por saber que estoy siendo asistido por la mejor del planeta… y en fin. Que con tus textos se hace cine y literatura. Gracias por esos buenos momentos. 🙂

    Responder

  10. Juanan G.C.
    11 octubre, 2014 @ 09:03

    Hola Erika, excepcional relato! Menudo curro, chica. Aparte de tus correos los del jefe. En esos casos imagino lo cojo que se quedarán si un día, de buenas a primeras una asistente se va de baja o de directamente de la empresa. Caos total.
    A modo de anecdota te voy a contar lo que hacen los directores de uno de los departamentos de la mía.
    1. Cuando reciben un email en el que van en copia, lo borran
    2. Cuando se van de vacaciones pone el autoreplay indicando que el email recibido ni se va a reenviar ni se va a leer a la vuelta (son sinceros). Y cuando vuelven, se borran.
    3. Y cuando son ellos los destinatarios, no contestan, nunca hay tiempo.
    Una de dos, o que contraten a una asistente eficaz como tú, o que les pongan una bomba en el culo y se acaben sus privilegios.
    Que rollo esto de los emails de trabajo!!!!
    Un abrazo y buen finde

    Responder

  11. Entre suspiros y un café
    11 octubre, 2014 @ 13:37

    Qué gran trabajadora eres, desde luego yo me plantearía pedir un aumento, aunque no sea del 100% jeje. Vales mucho, y créeme que estoy tomando nota por si consigo algún día un puesto parecido 😉

    Un beso, y sigue así)
    Patri.

    Responder

  12. Maria Del Socorro Duarte
    11 octubre, 2014 @ 16:45

    Definitivamente para Secretaria como tú no he conocido otra,eres tan energético como un dulce y como no si lo eres 🙂 Besitos preciosa..!!!

    Responder

  13. Erika Martin
    11 octubre, 2014 @ 18:06

    Patri, me alegra saber que mis consejos te resultan útiles. Muchas de las cosas que comento en este blog, las aprendí con la experiencia, no te las cuentan en ningún curso de formación … te dejo, voy a pedirle ese aumento a mi jefe 😉
    Besis

    Responder

  14. Erika Martin
    11 octubre, 2014 @ 18:08

    bueno, cuando me pongo a saco con el "delete" soy de todo menos dulce 😉
    Gracias por reservarte unos minutillos para leerme tranquilamente. Eres un sol.
    Besitos, Maria

    Responder

  15. Entre suspiros y un café
    11 octubre, 2014 @ 18:12

    Si no te lo da, organizamos una campaña en tu blog para recoger firmas 😉

    Responder

  16. Erika Martin
    11 octubre, 2014 @ 18:20

    Hola Juanan,
    hace un par de años estuve de baja dos meses. No te imaginas!! En cuanto a los directores de tu empresa, me gusta el punto 2, la verdad. En cualquier caso, voto por el fin de los privilegios.
    No sé que es peor, leer correos de otro o ir al super a hacer la compra jaja
    Un abrazo y disfruta el finde

    Responder

  17. Elisa Zambrano Olmedo
    12 octubre, 2014 @ 12:53

    Hola,Erika:

    Muy buena, con el "DELETE" Uhhh, yo en tu lugar seguro que ya me hubiera dado de baja.
    Que estres con tantos correos, uh, yo me enfermo, tener que responder a cada uno su necesidad, me muero, o tener que ver el mismo correo ochenta veces que rollo. Yo me pongo a llorar, jajajaj…

    Genial esta entrada,me has hecho reír, además pienso, tu jefe debe de estar súper contento contigo, zas! lo eliminas todo. 🙂

    Qué tengas un buen domingo.

    Saludos cálidos desde casa

    Responder

  18. Erika Martin
    12 octubre, 2014 @ 16:56

    Carlos, que alguien tan grande como tu me diga eso, me llena de orgullo.
    Aaaahhhh, prepara las palomitas para el viernes que viene. La próxima entrada es una comedia en toda regla, ya verás 🙂
    ¡¡Besazos!!

    Responder

  19. Erika Martin
    12 octubre, 2014 @ 17:06

    jajaja Elisa, yo ya hago ésto en piloto automático …. Lo único que me estresa es ver el número de emails sin leer. Pero después de dar a unas cuantas veces a eliminar, se queda cero.

    Creo que si mi jefe no estuviera contento conmigo, ya me habría despedido hace tiempo ¿no?

    Me haces feliz diciéndome que te has reído con mi entrada. Esa es la intención de este blog. Que paséis un ratito ameno leyéndome.

    Que tengas una buena tarde de domingo.
    Besos.

    Responder

  20. Erika Martin
    12 octubre, 2014 @ 17:07

    jajajaja qué buena idea, Patri ¡siiii!

    Responder

  21. Argonauta Dalianegra
    13 octubre, 2014 @ 21:35

    Imagino que debe ser un rollazo tener que lidiar con todos esos correos acumulados, menos mal que sabes disinguir entre unos y otros y actuar en consecuencia, jeje. Besos y comparto, querida amiga. Feliz semana!

    Responder

  22. Erika Martin
    14 octubre, 2014 @ 19:49

    Sí, lectura rápida … miro remitente y "eliminar, click" jejeje
    Gracias por compartir, guapa ¡feliz semana! besazos

    Responder

  23. Mirta
    18 agosto, 2016 @ 20:35

    El secreto encanto que tiene la tecla delete!! Debe ser la tecla favorita de todos :-)) Que bueno que te da tanta responsabilidad, así podemos todos, reírnos de tus relatos!! Que tengas un feliz fin de semana, en buena compania :-))un besazo

    Responder

    • Erika Martin
      18 agosto, 2016 @ 23:03

      Ay, mi adorada tecla delete, ya la tengo desgastada a la pobre jajaja Creo que a todos nos gusta esa tecla 🙂

      La verdad es que es una responsabilidad muy grande tener la gestión del correo del jefe en tus manos. Sobre todo cuando se va de vacaciones y en su mensaje de fuera de la oficina pone “contacte con mi asistente”. Me entran los sudores fríos.

      Que tengas muy buena semana tu también y que disfrutes mucho el fin de semana, Mirta. Besotes

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: