47 Comentarios

  1. Holden
    13 noviembre, 2015 @ 19:34

    ¿Me donarían? Estoy seguro de que sí, pero es que yo SÍ que realmente trabajo rodeado de hienas… es coña, hay gente muy buena, pero mi curro es muy solitario y yo, por mi carácter y personalidad, no hago muchos amigos dentro de mi trabajo. Soy bastante buen compañero, estoy seguro, pero suelo no permitir que nadie pase de esa barrera que hay entre ser amigos en el trabajo y serlo fuera. Cada cosa en su lugar.

    ¿Donaría yo mis días? Seguro. 100% seguro. Y estoy casi tan seguro de eso como que, de hacerlo por una causa solidaria, mi jefe me los devolvería en días libres.

    Responder

    • Erika Martin
      14 noviembre, 2015 @ 08:41

      Es genial que estés dispuesto a donar días de tus vacaciones por una causa solidaria. Eso demuestra que eres un buen compañero y una buena persona. No es de extrañar que tus compañeros estén dispuestos de hacer lo mismo por ti y que incluso tu jefe te devolviese el gesto con días libres.
      Cada uno marca las líneas entre compañeros y amigos en el trabajo. Yo también lo hago, Holden.
      Muy buen fin de semana!

      Responder

  2. Pedro Fabelo
    13 noviembre, 2015 @ 19:49

    Sin comentarios. 😛 Un beso, Supersecretarywoman ; )

    Responder

    • Erika Martin
      14 noviembre, 2015 @ 08:43

      ¿Cómo que sin comentarios, Pedro? jaja me has dejado con la intriga de saber si donarías algún día algún compañero jaaja.
      Un besote!

      Responder

  3. marigem
    13 noviembre, 2015 @ 19:59

    Hola!!!!! Hace muchos años tuve que hacer una serie de operaciones fuera de mi provincia y mis padres me acompañaron y a mi padre algunos compañeros le donaron días para que pudiera estar conmigo sin gastar sus vacaciones porque sabían que un par de meses después tendría que volver para una revisión y necesitaba más días, así que le donaron algún día y él siempre tenía unos días libre en la “recámara” por si la revisión se alargaba, para tener todo más fácil.
    Sus compañeros eran geniales pero te diré que mi padre siempre fue muy buen compañero y ahí se notó.
    Muy buen post Erika, la gente tiene que saber esto porque pueden ayudar a compañeros que han llegado a ser amigos.
    Un besín y muy feliz finde!!!!

    Responder

    • Erika Martin
      14 noviembre, 2015 @ 08:48

      Hola Marigem,
      qué gesto más solidario tuvieron los compañeros de tu padre. Y eso dice mucho sobre tu padre precisamente porque seguro que él les ayudó previamente con otros asuntos.
      Espero que tu te recuperaras bien de aquellas operaciones.
      Me pareció interesante el tema de donar vacaciones, no sabía que se podía hacer en ciertos casos.
      Un besito y muy buen fin de semana!!!

      Responder

  4. Edmundo Pérez
    13 noviembre, 2015 @ 20:00

    Hola Erika.

    Me estreno comentando.

    Me paso algo parecido cuando tuve mi primer trabajo. En México tenemos 4-6 días de trabajo al año (cuando vas comenzando), y un día me llama mi jefe y me pregunta: tío, que tienes tus días de vacaciones y de asuntos propios, tómatelos cuando quieras. Yo llevaba ya 10 meses, y le dije que los guardo para otro día, y pregunté cuantos y me dice 24, yo me quedé alucinado, trabajando a 3 calles de casa, con mi esposa, no necesitaba tantos días y pregunté si alguien más quería cogerlos y no supo responderme, tenía compis catalanes que seguro querrían más días.

    A mi me daría igual si es mal compañero, si tene una necesidad como la de la empresa francesa, me da igual, hay cosas antes que la simpatía y la camaradería. De todos modos soy como @Holden, malo en hacer amigos en el curro, jamás lo he hecho ni en México ni en España

    Un saludo guera.

    Responder

    • Erika Martin
      14 noviembre, 2015 @ 09:28

      Hola Ed,
      ¿cómo que no necesitabas tantos días de vacaciones? me sorprendes jaajaja a mi siempre se me quedan cortas las vacaciones. Es más, en más de una ocasión, cuando alguno de mis compañeros iba a perder sus días pendientes, le he dicho “te los compro, ya me encargo yo de disfrutarlos por ti” jajaja No es cuestión de ser catalán ¿? sino de tener vida fuera de la oficina 😛
      Es admirable que estés dispuesto a donar vacaciones incluso a un compañero que te caiga mal. Eso dice mucho de ti.
      Un abrazo
      PD: me alegra que hayas salido de la trastienda del blog con los pluggins y eso y que te hayas animado a comentar. Bienvenido!!

      Responder

  5. Entre suspiros y un café
    13 noviembre, 2015 @ 20:05

    Había oído lo del caso de Francia pero no sabía que en España se podía hacer. Un bonito gesto, todo sea dicho, el de los compañeros de este trabajador.
    Respecto a lo de los compañeros de trabajo, yo creo que es fundamental tener un buen ambiente de trabajo. Sin ello, trabajar se hace muy cuesta arriba. Y sin encima de buen ambiente, se llega al punto de amistad… ¡fabuloso! Yo tengo grandes amigos de trabajos en los que he estado y los considero un tesoro.

    ¡Feliz fin de semana Erika!

    Responder

    • Erika Martin
      14 noviembre, 2015 @ 08:53

      Desde luego un buen ambiente de trabajo favorece mucho que los compañeros estén dispuestos a colaborar entre ellos en el día a día. También hace que te relaciones de una forma más cordial con ellos y esto último lleva a compartir buenos ratos en la comida, en un afterwork, etc y que a la larga surja una amistad.
      Me alegro mucho de que tengas “tesoros” de trabajos anteriores. Eso es fantástico.

      ¡Feliz fin de semana, Patricia!

      Responder

  6. jaqm11
    13 noviembre, 2015 @ 22:08

    Amiga, con mucho gusto te donaría mis días de descanso, eso no lo tienes ni que preguntar…. oye que buen artículo en verdad no sabia que se podía hacer esto del otro lado del charco.
    Deseo te encuentres muy bien, te envío un gran saludo, un fuerte abrazo y un beso…. y porque no, un día de descanso… =)

    Responder

    • Erika Martin
      14 noviembre, 2015 @ 08:59

      Hola Josue,
      si hay alguien “amigo de sus amigos” y solidario, ese eres tu. Me lo has demostrado a lo largo de estos últimos meses con el tema de mi gastroenteritis. Por supuesto, yo también te donaría mis vacaciones para que pudieras cuidar a la princesita de la casa (aunque espero que nunca lo necesites).
      Ya ves, yo tampoco sabía que se podían donar vacaciones en Francia o en España. Estoy convencida de que en México también se puede hacer aunque sea llegando a un acuerdo con la empresa 🙂
      Un abrazo muy fuerte, un besazo y muy buen finde!!

      Responder

  7. Óscar
    14 noviembre, 2015 @ 00:37

    A mí no me donarían. Ya lo he intentado y me han dicho que no. Aunque quizá por tener la hija enferma en el hospital la cosa cambie… Gracias por la información. No sabía que en algunos casos se podía. Los funcionarios de a pie ya veo que no podemos, je je je. Besitos

    Responder

    • Erika Martin
      14 noviembre, 2015 @ 09:08

      Vaya, siento saber que en tu trabajo no están dispuestos a tener un gesto solidario contigo. Qué mala noticia que la Administración no dé ejemplo con estos temas de conciliación familiar.
      Oscar, no me habías dicho nada de que tienes la niña hospitalizada :O Espero que recupere pronto.
      Muchos besos

      Responder

      • Óscar
        14 noviembre, 2015 @ 10:06

        No la tengo corazón. Creo que no me expliqué nada bien. Lo que quería decir es que les he pedido días a los que tienen muchos para usarlos yo y me han dicho que no. De todas formas no podemos porque no tenemos días de más. Ese es el motivo principal. Si tuviera la niña en el hospital lo mismo me decían que sí, aunque supongo seguirían sin poder… Besitos

        Responder

  8. Felipe Rodríguezf
    14 noviembre, 2015 @ 04:38

    Vaya que me perdí más de lo que imaginé ya que si mi memoria no me falla ahora tu blog tiene una nueva apariencia y dominio propio, ¡que bien!
    Yo donaría parte de mis días por un amigo o una buena causa, aunque aquí en Nicaragua eso no es posible (al menos por ahora).
    Apoyo tu plan de que tu jefe te done los días restantes, hay que tratar de convencerlo, te deseo suerte y si necesitas recolectar firmas o llegas a hacer huelga a las afueras de la oficina cuenta conmigo ja ja ja.
    Un abrazo.

    Responder

    • Erika Martin
      14 noviembre, 2015 @ 10:00

      Felipe,
      no te falla la memoria, jajjaa, cambié el blog de Blogger a WP y le puse dominio propio 🙂
      Me alegro de que seas así de solidario. Espero que llegue pronto el día en que se pueda hacer eso en Nicaragua.
      ¡Qué bueno! no se me había ocurrido lo de la colecta de firmas para que mi jefe me ceda sus días restantes. Si monto una acampada a la puerta de la oficina, te llamo jajaja
      Un abrazo muy fuerte y disfruta mucho el finde!

      Responder

  9. Paula
    14 noviembre, 2015 @ 05:56

    I enjoyed reading what is the difference between a friend at work and good companion. I have been blessed with both of them. In 2002 i was ill for much longer than I had ever been. When I came back to work I was so far overdrawn on sick leave and vacation that I would be having pay days with no salary paid. That is when an “angel” appeared. A man whom I had known for years who was very high in management, an executive, three levels above me, donated to me from his accrued time off so I would not have a pay day with an empty envelope. I was in awe! I was also thankful! This man and I had never shared a beer but he knew that if he needed to have something done, I was his “go to girl.” I have never forgotten his loyalty and kindness towards me.

    Responder

    • Erika Martin
      15 noviembre, 2015 @ 00:00

      Sometimes Help comes from people you’d never expect. And that is specially incredible when you are neither friend nor mates. That man had a hugh heart. I can understand your disposal with him in case he needed something to be done. I’m happy to read, that you had that good experience at work.
      Thank you for sharing here your story 🙂
      Have a lovely weekend, Paula!!

      Responder

  10. Cindy
    14 noviembre, 2015 @ 06:49

    Hola, Erika. Si tiene alguna amigos de confianza, aferrarse a ellos con fuerza. Debido a que son más que el oro. Nunca he tenido muchos amigos cercanos realmente Confiar. Los pocos que me he simplemente desaparecer o muerto. Yo tener sólo conocidos, y estoy contento de tener esos pocos. He hecho muchos conocidos, pero pocos amigos.
    Si yo hubiera tenido amigos cercanos de confianza cuando estaba en la fuerza de trabajo, y si esta ley hubiera estado en existencia, lo habría hecho con mucho gusto lo que pude para ayudar. Dios sabe que salí de mi camino para muchas personas que no eran la pena mi tiempo

    Responder

    • Erika Martin
      14 noviembre, 2015 @ 23:14

      Hola Cindy,
      tener un amigo es tener un tesoro y la amistad es un hilo de oro, como dijiste hace unas horas en tu perfil. Siento que algunos de tus buenos amigos hayan desaparecido o hayan fallecido.
      Es un gesto muy bonito y solidario que hubieras estado dispuesta a donar vacaciones a algun compañero de trabajo si esta ley hubiera existido cuando trabajabas.
      Un beso, querida hermana

      Responder

  11. Mirta
    14 noviembre, 2015 @ 18:24

    Mi querida Erika: yo en tu lugar el lunes le pido las vacaciones que le sobraron, cuando te grita Erikaaaaa!! es que al pobre hombre lo tienes embelesado y el grito es para que lo recuerdes!! :-)) Como siempre fantástico tu post!!!! Aquí es al revés, tenemos gente que solo trabaja 12 días al mes, que son los días de cobro, son puestos políticos, hay miles de personas, son los famosos ñoquis!! Me parece que estas escribiendo menos? Que tengas un bello fin de semana, con buena compania!! Un abrazo grande,besazo

    Responder

    • Erika Martin
      14 noviembre, 2015 @ 23:06

      ¿embelesado, Mirta? me pega cada susto que no veas y cuando nota que me he sobresaltado se muere de la risa. Qué malvadin.
      Creo que los que menos trabajan en todos los países son los políticos. Y cuando se dignan a ir al Parlamento, se sientan y se quedan dormidos muchas veces. En fin …
      No es que esté escribiendo menos. Cada viernes publico post en el blog. Lo que pasa es que durante el mes de octubre quedaron muchas de mis publicaciones marcadas como spam en algunas comunidades (nadie me las rescató). Además tengo fichadas un par de comunidades donde cada vez que publico algo, me lo eliminan. Es por esto por lo que parece que en las últimas semanas he estado ausente.
      Te deseo muy buen fin de semana en compañía de tus seres queridos.
      Un super abrazo y besote

      Responder

  12. Patricia Duboy
    14 noviembre, 2015 @ 20:36

    No tenía ni idea de eso de donar días, la ver dad que me habría venido muy bien saberlo antes. Lo de tu jefe es in desperdicio. Como decimos por aquí, hay gente pa’to.

    Responder

    • Erika Martin
      14 noviembre, 2015 @ 22:56

      Siempre viene bien saber estas cosas jejeje aunque a ti te llegue tarde la info. Lo de mi jefe es una autentica pena, qué desperdicio de días, con lo que mola estar tirado a la bartola 😛
      Besos, Patricia, disfruta el fin de semana

      Responder

  13. Jotape Reflexiona
    14 noviembre, 2015 @ 22:06

    Pues yo creo que poca gente donaría días a sus compañeros. Y si lo hacen, son pocos días… pero supongo que también depende de la gravedad del asunto. No sé… yo sí que lo haría, no me importaría por una gran causa.
    Respecto a los compañeros, pues es curioso porque quería hacer un post este fin de semana sobre ese tema y … zas! he visto que tú también lo has hecho. En el trabajo tengo tres grupos diferentes hechos: los de mi departamento por un lado, otro grupo de amigos con los que voy a cenar de tanto en tanto y el último grupo que somos unos cuantos y ya hemos hecho quedadas con toda la familia. Nos llevamos muy bien y es un placer pasar un día completo todos juntos sin ni siquiera hablar del trabajo. Ah, y también vamos con un grupo de amigos del trabajo de mi mujer. Está claro que somos muy afortunados de tener la suerte de rodearnos de buena gente!!
    Por cierto, no se me actualiza en mi lista de blogs tus nuevas entradas… según mi lista hacía un mes que no posteabas nada. Tendré que investigar qué pasa!!
    Un abrazo muy fuerte!!

    Responder

    • Erika Martin
      14 noviembre, 2015 @ 23:34

      Hola Jotape,
      claro, depende más de la gravedad del asunto de la empatía que tenga la gente contigo. Es genial que tengas tu y tu mujer compañeros con los que incluso os vais de vacaciones.
      ¡Andaaa! hemos tenido telepatía con el tema del post jajaja Escribe el tuyo y publícalo, porfis, porfis, porfis, quiero leerlo. Ademas llevas unas semanas haciendo el vaguete jajaj y ya toca escribir (es broma, que sé que has estado liado con el trabajo)
      No se te actualizan mis entradas en tu lista de blogs porque pasé de Blogger a WP. Aunque ya he visto que te has dado cuenta y que has actualizado el link en la barra derecha de tu blog 😉 (gracias)
      Disfruta mucho el finde. Muchos besos para ti y para Alexandra

      Responder

  14. Consciencia y Vida/Magazine
    14 noviembre, 2015 @ 22:08

    Sobre este tema comentarte que si me ha sucedido (bueno siempre hablo en nombre de otra compañera amiga mía) porque tuve necesidad de pedir ayuda cuando pasé por un periodo de depresión y mis compañeros si que me ayudaron, este caso es aquí en España. Pero también es cierto que tuve que ayuda fue mutua porque le eché una mano a otros compañeros que tuvieron problemas familiares y no podían estar en el trabajo al mismo tiempo.
    Lo principal en estos casos es que exista empatía entre los compañeros/as y así todo es mucho más fácil.
    Besos y que disfrutes detu merecido descanso de fin de semana!!

    Responder

    • Erika Martin
      14 noviembre, 2015 @ 23:39

      Tu ejemplo es lo que decía arriba precisamente: cuando eres generoso con los demás, ellos te devuelven el favor después. Siento que estuvieras de baja por depresión. Espero que aquello ya esté más que superado.
      La empatía es fundamental para estos casos. También el buen ambiente de trabajo.
      Disfruta tu también el fin de semana y descansa… me han dicho por ahí que en el sofá se echa uno buenas siestas jajaj
      Muchos besos, compi bloguer!

      Responder

  15. Jotape Reflexiona
    14 noviembre, 2015 @ 22:13

    Ah, y lo más fuerte es tener como compañero de trabajo a tu cuñado, hermano de tu mujer, y que sea de los peores compañeros que jamás he tenido. Lo peor de todo es tener que aguantar de todos sus quejas que tienen de él, como tienen confianza conmigo, pues vienen y me dicen: que si es un gilipollas, un borde, un egoísta, un imbécil (me han llegado a decir…) y hasta cabrón!! En fin, que encima de aguantarlo en el trabajo, lo ves por el barrio, por la escuela de los niños, en comidas familiares… vamos, qué alegría!!

    Responder

    • Erika Martin
      14 noviembre, 2015 @ 23:44

      eso es una auténtica pesadilla, Jotapé. Estás entre la espada y la pared y encima seguro que te tienes que callar y no decirle nada por no tener pollo en casa con tu mujer o malos rollos en las comidas familiares. ¡¡Vaya tela!! No te queda otra que tener paciencia. Te mando mucho ánimo.

      Responder

  16. javisantos14
    15 noviembre, 2015 @ 00:00

    Los buenos compañeros son como las Meigas, haberlos hailos 🙂

    Responder

    • Erika Martin
      15 noviembre, 2015 @ 00:05

      🙂 haberlos hailos jajaja me encanta tu comentario, Javi.

      Responder

  17. Conxita Casamitjana
    15 noviembre, 2015 @ 10:07

    Buen tema el que introduces Erika.

    En mi trabajo no se contempla ni por asomo eso de donar los días…

    Supongo que debe ser según en qué trabajos y en qué ambientes. Si estás en uno donde se propicia ser un pelotilla, hacer comentarios por la espalda, envidias y escaladas…pues imposible imaginar nada solidario que no sea salir en las fotos y decir que sí somos muuuuuy solidarios. ¿por qué te has fijado lo solidarios que somos de cara a la galería? y en la realidad…no sé yo…

    De acuerdo con javisantos “haberlos hailos”, yo para los que tengo, pocos, pero buenos amigos en el trabajo, si lo necesitaran sí que lo haría.

    Un abrazo

    Responder

    • Erika Martin
      17 noviembre, 2015 @ 20:42

      Hola Conxita,
      tienes toda la razón, algo así depende mucho de la empresa donde trabajes. El ambiente influye. Es posible que trabajes en la guarida del lobo y aun así tener buenos compis. Aunque claro, si no eres pelota, te tacharán de problemático. Por otro lado, más allá de esto, cuando la cultura de la empresa es el presentismo y el enchufismo, pongo la mano en el fuego a que es tu jefe el que te dice cuántos días y cuándo te los puedes coger y tu tienes que acatar sí o sí. Un lástima.
      Un abrazo, guapa

      Responder

  18. Manu
    15 noviembre, 2015 @ 12:45

    Lo que hay que hacer es regular las leyes en casos extremos donar días de vacaciones puede se contraproducente

    Responder

    • Erika Martin
      17 noviembre, 2015 @ 20:45

      Claro, los convenios deben establecer detalladamente este tema porque también podrían darse abusos, como pasa cuando la gente prolonga las bajas sin estar realmente enfermos.
      Un abrazo, Manu, me alegra mucho tu visita 🙂

      Responder

  19. Chelo
    16 noviembre, 2015 @ 09:52

    ¡Qué interesante! Jamás me planteé algo así, pero me has hecho pensar, y en el aquí y ahora creo que dependiendo de quien se trate (ejemplo, a Elo sí, a Antonio también, a Elena noooooooo).
    Creo que donde las dan las toman y lo que se siembra se recoge, en eso se basa un poco. Aunque….soy tan blanda…. que si le hiciera falta a Elena….pues también 😉

    ¡Besos Erika! (por cierto, a ti también, que me caes muy bien)

    Responder

    • Erika Martin
      17 noviembre, 2015 @ 20:49

      Interesante ¿verdad, Chelo? yo ni siquiera sabía que se podían donar vacaciones hasta que el otro día leí un artículo en el periódico. Jajajaja es que Elena es una bruja pero es genial que aún así estuvieras dispuesta a ayudarla.
      No dudes que yo a ti también te regalaría días de mis vacaciones. Eres una compi-bloguer fantástica 😉
      Besotes

      Responder

  20. #Jerby @ratonbloguero
    17 noviembre, 2015 @ 07:37

    Lamentablemente, en este país, si eres un buen compañero, tienes todas las papeletas para un despido seguro.

    Responder

    • Erika Martin
      17 noviembre, 2015 @ 20:51

      No es puede decir más con tan pocas palabras #Jerby. Estoy completamente de acuerdo contigo.
      Muchas gracias por el comentario. Un abrazo

      Responder

  21. Marta Dixital
    17 noviembre, 2015 @ 13:50

    Hola: en caso que tuvieran a algún hijo o cónyuge enfermo sí donaría días de mis vacaciones. La verdad es que a medida que cumplo años me doy cuenta que los compañeros son unos ‘trepas’ y malas personas. No soporto a los cotillas y cada vez hay más. Alomejor es que siempre estuvieron y no me dí cuenta hasta ahora. Es difícil tener buenos compañeros en el ámbito laboral que se conviertan en amigos-confidentes. Hoy en día prefiero separar a mis amigos de los del entorno laboral. Si tu jefe te cede sus días que no consume haz entrada que le hacemos una ola… Seguimos en contacto

    Responder

    • Erika Martin
      17 noviembre, 2015 @ 20:56

      Hola Marta,
      yo creo que esos compañeros han sido así pero solo con los años y con la experiencia laboral, te das cuenta de ello. La verdad es que cuanto menos confidencias hagas a otros mejor porque nunca llegas a saber quién te puede clavar la puñalada trapera en un determinado momento a cambio de un aumento de sueldo o de una promoción. Si es que a veces parece que vas a la guerra, en vez de a trabajar.
      jajajaja vale, si mi jefe me cede los días que no consume, os avisaré jajaja
      Nos leemos.
      Besos

      Responder

  22. Monica
    18 noviembre, 2015 @ 10:07

    Yo dono el 100×100 de mi tiempo libre a causas solidarias con personas a las que ni siquiera conoczo y estoy encantada.

    Los compañeros de trabajo son eso, personas que trabajan en el mismo sitio que tú, unos conectan contigo mejor y otros peor. Yo, después de 12 años en la misma empresa y uno sin trabajar en ella, no sé nada de ninguno, y os aseguro que con muchos tenía una muy buena relación de lo que yo consideraba, era amistad.

    Resumiendo, que sí, que yo donaría parte de mi tiempo de vacaciones a algún compañero de trabajo, pero vamos, en general nos movemos todos en vibraciones muy bajas y nuestras relaciones personales son una muestra de eso: convencionalismos sociales y el vacío más absoluto.

    Saludos guapa.

    Responder

    • Erika Martin
      22 noviembre, 2015 @ 10:14

      Hola Mónica, te pido mil perdones por responderte con unos días de retraso.
      Me alegra saber que eres una persona solidaria que donas tu tiempo libre a buenas causas. Eso no lo hace mucha gente y te felicito por ello.
      Tienes razón, los compañeros de trabajo son personas que están a tu alrededor en la oficina. Con unos te llevas mejor y con otros peor.
      A veces es sorprendente cómo pierdes el contacto con la gente con la que has trabajado durante mucho tiempo, especialmente cuando tenías cierto grado de amistad con ellos. A mi también me ha pasado.
      Muchos besos

      Responder

  23. David Lopez Moncada
    18 noviembre, 2015 @ 20:16

    EXTRAORDINARIO como SIEMPRE. Ojala el día tuviera más horas para seguirte más de cerca. BESOS y ABRAZOS Erika.

    Responder

    • Erika Martin
      22 noviembre, 2015 @ 10:19

      Hola David, miles de gracias por haberte acercado al blog y haber dejado un comentario. Me pasa lo mismo contigo, ojalá tuviera más tiempo para pasarme por Mi PQ Mundo. Aunque te visito siempre que puedo.
      Muchos besos y abrazos
      PD disculpa por el retraso en el responderte, esta semana no he tenido tiempo ni para mi propio blog gggrr

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: