61 Comentarios

  1. ramrock
    12 febrero, 2016 @ 19:24

    Pues si, si, eso es un contrato indefinido, eso ya no existe, me temo.

    Ya te he votado, que conste.

    Lovely weekend.

    Responder

    • chus
      12 febrero, 2016 @ 19:40

      ¿contrato indefinido? Cuentan los viejos que en su juventud lo había, pero debe ser una leyenda… jajaja

      Responder

    • Erika Martin
      13 febrero, 2016 @ 11:46

      Hombre, todavía queda gente con contrato indefinido aunque eso no significa que sea vitalicio. Te pueden despedir igualmente en cualquier momento.
      Muchas gracias por el voto.
      Lovely weekend!!

      Responder

      • ramrock
        13 febrero, 2016 @ 14:52

        Es que, efectivamente, hubo un tiempo en que un contrato indefinido era practicamente como ser funcionario, entrabas a los 16 como botones y te jubilabas de jefe administrativo o lo mismo solo como administrativo, en la misma empresa.

        Eso empezó a desaparecer, que casualidad, desde el mismo momento en que Felipe Gonzalez ganó las elecciones del 82.

        Responder

        • Erika Martin
          13 febrero, 2016 @ 22:08

          ¡Qué tiempos aquellos! contrato vitalicio con un meteórico desarrollo de carrera. Ahora lo único que ha cambiado es la duración del contrato (si es que llega a firmarse) porque la carrera al ascenso solo es para los cuatro pelotas de turno.

          No sé en qué momento cambió todo esto. Cuando empecé a trabajar ya estaba de moda los contratos temporales o incluso trabajar sin contrato.

          Responder

  2. chus
    12 febrero, 2016 @ 19:38

    Vaya par de viejunos. Yo no podría vivir conociendo tantos secretos ¡tendría que salir a contarlos! 😀

    PD. Que si Erika, que te voto pesada 😉

    Responder

    • Erika Martin
      13 febrero, 2016 @ 11:49

      Te entiendo perfectamente, Chus. Saber tantos cotilleos y estar callado … ¡imposible!

      PD: gracias por el voto. Si, sí, pesada y eso que solo llevamos un día de votaciones jaja
      ya te he votado yo a ti también 😉

      Responder

  3. Josue A
    12 febrero, 2016 @ 20:27

    Cuantos secretos no habrá sabido esta secretaria, esta claro que en esa época en donde no había Internet la gente tenía una cola muy grande que pisar. Había que hacerse amigo de este Sr. Hoover y su Secretaría no fuera que soltaran la sopa en alguna reunión. Excelente finde amiga te envío un gran abrazo.

    Responder

    • Erika Martin
      13 febrero, 2016 @ 11:59

      Sabrían innumerables secretos de todo el mundo, Josué. En aquella época no había internet pero sí prensa escrita del corazón y televisión jajaaj Lo mismo se les escapó algún “trapo sucio” en alguna reunión o evento social 😉

      Muy buen fin de semana para ti también! Un fuerte abrazo!

      Responder

  4. Chaladura de jabones
    12 febrero, 2016 @ 22:20

    La de secretos que debía saber esta mujer, que interesante. Ya he enviado el voto. Saludos.

    Responder

    • Erika Martin
      13 febrero, 2016 @ 12:01

      Seguro que escrbiía y leía los expedientes de la gente con un bol de palomitas sobre la mesa. Su trabajo era más interesante que ir al cine jaja

      Muchas gracias por el voto.
      Besos y que tengas un estupendo fin de semana

      Responder

  5. Marigem
    12 febrero, 2016 @ 22:59

    Me ha encantado esta entrada, echaba de menos la sección. Como buena fan de Leo he visto la peli, y ademas siempre me ha intrigado muchísimo Hoover así que me sabía su biografía, pero la de ella solo la conocía muy por alto, porque al fin y al cabo la peli es la peli, tú lo has contado mucho mejor. Seguro que ella sabía mucho de la muerte de Marilyn Monroe.
    Un besín y me ha gustado muchísimo.

    Responder

    • Erika Martin
      13 febrero, 2016 @ 12:11

      Me alegro mucho de que te haya gustado la entrada, Marigem. Tenía la sección abandonada porque tampoco hay muchas secretarias famosas 🙁 He tardado pero he encontrado a alguien cuya historia merecía ser contada 😉

      Es verdad, siendo fan de Leo, ¿cómo te ibas a perder la peli? Seguro que ella sabía todos los detalles de la muerte de Marilyn. Ese tema siempre me suscitó mucha curiosidad.

      Un besito

      Responder

  6. Paula
    13 febrero, 2016 @ 04:01

    Of all of the virtues that a friend can possess, I prize none higher than loyalty. That includes the ability to keep a secret. For that reason I respect what Miss Gandy has done and how well she has done it. There was only one J. Edgar Hoover (thank God!) and there was but one Helen Gandy. He was a son-of-a-bitch, in spades. That was a match that was destined to be. Thank you for making it your feature this week.

    Can I vote twice for you, Erika?

    Responder

    • Erika Martin
      13 febrero, 2016 @ 12:31

      One of the most valued personal skills of a secretary is the loyalty. It seems that Ms. Gandy was a very reliable person in keeping secrets. That is admirable!

      Hoover was a bad person and he was obsessed spying the people. But we must keep in the eye that it was the Cold War time. I fear he was not the only one in the world who did that kind of practises. There were lots of (fascist or communist) dictaduras in many countries.

      Thank you for your vote 🙂 . Unfortunately you can only do it once 🙁
      Enjoy the weekend. Hughs and kisses

      Responder

  7. nicterenedo
    13 febrero, 2016 @ 15:39

    Wow ! Me leí toda la historia, me enganchaste completamnete, qué interesante la vida de ambos, la verdad desconocía toda sus historia. También estoy de acuerdo en que en ocasiones el trabajo de una secretaría no es reconocido y valorado, pero en este caso no fué así. Ella es todo un ejemplo de trabajo duropero sobretodo de fidelidad y confianza 🙂

    Responder

    • Erika Martin
      13 febrero, 2016 @ 22:03

      Hola Nicté,
      te confieso que nunca había oído hablar de la vida de ambos hasta que me puse a buscar secretarias famosas y me topé con Helen Gandy. Ni me había enterado de la peli de Leonardo di Caprio :O

      Ella fue una gran profesional y su jefe supo agradecerle el buen trabajo, la fidelidad y confianza acordándose de ella en la herencia 😉 Eso es todo un detalle.

      Un besote

      Responder

  8. Rickseth
    13 febrero, 2016 @ 17:41

    Hola, me gusta como reseñas a las secretarías que no se llevaron todo el crédito que debieran tener, es una gran labor y que bueno que tu les das un espacio por que su trabajo es mas importante incluso que el que hace su jefe, saludos amiga

    Responder

    • Erika Martin
      13 febrero, 2016 @ 21:58

      Hola Rick,

      viniste volando a leer el post, qué bueno. Muchas gracias.

      Miss Gandy se merecía este pequeño homenaje en el blog. Aguantar tantos años a su jefe jaja la lealtad a él y al FBI y aguantar la presión … para eso no vale cualquiera 😉

      Saludos

      Responder

  9. charibr7
    13 febrero, 2016 @ 19:42

    Más de cinco mil dólares le tendría que haber dejado, menuda secretaria fiel. Me ha encantado la entrada, Erika, no conocía aún esta sección. Ah, ya estás votada en los premios “20 blogs”. ¡¡Mucha suerte!! (lo único que no he puesto ha sido el link al blog, pero ahí estoy 🙂
    Mil besos

    Responder

    • Erika Martin
      13 febrero, 2016 @ 21:51

      jajaa sí, le tendría que haber dejado mucho más de herencia aunque supongo que en los años ’70 aquello era un pastón.

      Claro ¿desde cuando nos seguimos? desde este verano más o menos ¿no? Tenía abandonada esta sección desde junio, por eso, no la conocías.

      Muchas gracias por el voto 🙂 🙂

      Muchos besos y muy buen fin de semana

      Responder

  10. Rakel Relatos
    13 febrero, 2016 @ 20:53

    Soy muy de ver documentales sobre conspiraciones y esas cosas. Siempre me he preguntado cuánto sabemos en realidad de las cosas que ocurren en el mundo… (Sí, soy un poco friki, jejeje).
    El caso es que nunca había oído hablar de Hoover ni de su secretaria y la verdad es que tu post me ha resultado muy interesante, como siempre. Estoy de acuerdo contigo, la señorita Candy tuvo que ser una mujer muy fuerte y de mucho carácter para andar en ese mundillo, sobre todo siendo mujer y en esa época. Un buen amigo siempre me dice que la información es el arma más poderosa del mundo y creo que esta historia lo secunda.
    Muchos besotes, guapa! Ya sabes que me encanta leerte.
    PD: Ya te he votado, suerte! 😉

    Responder

    • Erika Martin
      13 febrero, 2016 @ 21:45

      Hola Rakel,

      ¿friki? pues ya somos dos, que a mi también me encantan este tipo de documentales 😉

      Apuntas algo muy importante: la época. Cuando leí que esta mujer había estudiado derecho me quedé de piedra porque en aquel tiempo las mujeres iban a las escuelas de señoritas para que las enseñaran a bordar, tocar el piano y a cocina. Sin duda, la señorita Gandy debió de ser una mujer de armas tomar. Bravo por ella.
      Tu amigo tiene razón: la información es un arma muy poderosa.

      Yo tampoco me pierdo ninguno de tus relatos 😉
      Mil gracias por el voto.
      Muchos besotes!!

      Responder

  11. sinconfantasia
    13 febrero, 2016 @ 22:18

    Hola Erika,no sabes como me gusta esta sección!! para mi es como coger una revista donde por fin todo lo que se cuenta es verdad!!.
    Y sí,yo también te he votado y espero que esta vez ganes niña:)
    Besos!!

    Responder

    • Erika Martin
      14 febrero, 2016 @ 17:31

      Teresa,

      qué bueno que te parezca que es como leer una revista. Ya estoy preparando el próximo post de esta sección. Hablaré sobre la que fue considerada la primera secretaria de la Historia 🙂

      Mil gracias por tu voto. Te lo agradezco de corazón.
      Muchos besos

      Responder

  12. Julia C. Cambil
    14 febrero, 2016 @ 08:26

    Un cargo de mucha responsablidad y muy “delicado” el de Helen Gandy. Creo que si llegó a tener la oportunidad de morir ya anciana, seguro que fue porque nunca jamás abrió la boca acerca de todo lo que sabía. ¡Bien por ella!

    Una entrada muy interesante, Erika. No he visto la peli pero la verdad es que me encantaría, así que a ver si la encuentro.

    Ya te he votado en los premios 20blogs, que tengas mucha suerte, guapa!!

    Besitos y feliz domingo de San Valentín 🙂

    Responder

    • Erika Martin
      14 febrero, 2016 @ 17:37

      Hola Julia,

      así es, estuvo durante muchos años en un puesto muy delicado. Debió de ser estresante y sentir mucha presión. Y por lo que he leído por ahí nunca perdió la sonrisa en su trabajo y siempre hablaba con un tono dulce de voz. Un fenómeno la Sra. Gandy.

      En cuanto a la peli, la busqué en internet con la intención de incluir el link en el post. Lo único que encontré fueron versiones en español latino y de baja calidad. Por eso al final puse solo el trailer.

      Muchas gracias por votarme, te lo agradezco muchísimo 🙂

      Feliz San Valentín y Día de la Amistad. Un besazo!!

      Responder

  13. José Juan Picos
    14 febrero, 2016 @ 08:48

    Al final, ¿quién controlaba el país, Hoover o Gandy?

    Responder

    • Erika Martin
      14 febrero, 2016 @ 17:22

      Dicen que detrás de una gran hombre hay una gran mujer. Así que la que controlaba el país seguro que era Gandy jejeje

      Responder

  14. Conxita Casamitjana
    14 febrero, 2016 @ 12:04

    Muy interesante Erika,

    Me ha encantado imaginar como debía ser una mujer que aguantara tanto tiempo con un tipo bastante odioso, supongo que debe ser el padre de la frase la información es poder que aún en nuestros tiempos, muchos practican.
    Vidas solitarias las de uno y de la otra, escondiendo él secretos y ¿ella?

    Me ha parecido fantástico ese último trabajo de borrar los archivos de él, eso es algo que la honra, otro igual lo hubiera aprovechado.
    .
    Saludos.

    Responder

    • Erika Martin
      14 febrero, 2016 @ 17:27

      Todos tenemos secretos y seguro que Gandy también tenía los suyos.
      Su último trabajo de borrar archivos fue admirable. Lealtad hasta el último día. Hoy en día cualquiera se vende a la prensa por contar escándalos e información delicada. Han cambiado los tiempos y los valores 🙁
      Saludos

      Responder

  15. Holden
    14 febrero, 2016 @ 13:41

    Pues mira, no conocía la historia ni he visto la peli, claro. Aunque me ha parecido la leche de interesante, seguramente esta mujer ha conocido más secretos de estado que todos los políticos de nuestro país juntos hoy en día xD A pesar de que esta sección no sea mi favorita de tu blog, nunca deja de asombrarme la calidad de sus protagonistas… uno diría que muchas de las agencias de información ahorrarían tiempo y esfuerzo si se dedicasen a cazar secretarias jejeje

    Responder

    • Erika Martin
      14 febrero, 2016 @ 17:21

      Esta mujer seguro que sabía más secretos que el KGB jaja o al menos estaba al mismo nivel de información 😛

      Me alegro de que te haya resultado interesante a pesar de que esta sección sea tu favorita del blog. Si preguntas a alguien el nombre de una secretaria famosa probablemente te dirá “Betty la Fea” Pero ha habido muchas mujeres (reales) que han hecho una gran trabajo y merecen su reconocimiento. O todo lo contrario, escarnio público como cuando hablé de la de Adam Clayton 😉

      Pues sí, si las agencias de información preguntaran a las secretarias y éstas hablaran de sus jefes uy uy uy uy la de trapos sucios que saldrían a la luz

      Responder

  16. Holden
    14 febrero, 2016 @ 13:43

    Y votada 😀

    Responder

  17. Entre suspiros y un café
    14 febrero, 2016 @ 19:32

    Sí que fue una secretaria fiel y trabajadora, hasta el mismísimo final… Gracias por descubrirnos estos rostros desconocidos y tan interesantes,

    ¡Feliz semana Erika!

    Responder

    • Erika Martin
      16 febrero, 2016 @ 20:59

      Ya ves, Patri, esta mujer fue todo un ejemplo.

      Ya tengo candidata para el siguiente post de Secretarias Famosas. Te va a resultar muy curiosa la historia (o eso espero 😉 )

      Muy feliz semana para ti también. Besos

      Responder

  18. Chelo
    15 febrero, 2016 @ 09:52

    Qué leal Helen Gandy, la de cosas que sabría…pero mira, su actitud fue recompensada, ¿cuántas personas habría hoy así? creo que nos sobrarían muchos dedos de una mano 😉
    Muy interesante, Erika, ¡un beso!

    Responder

    • Erika Martin
      16 febrero, 2016 @ 20:41

      Pues sí, al final el buen trabajo siempre tiene su recompensa, Chelo. Pocas personas quedan que sean tan entregadas y leales como Helen. Pienso que su jefe supo cómo motivarla y hacerla sentir valorada en su trabajo, a pesar de que puertas para fuera medio USA le temía.

      Un besote!

      Responder

  19. Marta Dixital
    15 febrero, 2016 @ 15:36

    Hola. no vi la película de Clint Eastwood pero sí leí un reportaje sobre la vida de Hoover. Han pasado muchos años desde que Helen trabajaba de secretaria. Ya sabemos que lo del contrato indefinido ya no existe en nuestro mercado laboral pero no hay duda que la figura de la secretaria sigue siendo esencial en las empresas privadas. Son ellas las que guardan todos los secretos y realizan el trabajo con eficacia y discreción. Ser secretaria ejecutiva del director del FBI implica mucha profesionalidad y mucho ver y callar. Ojalá muchas secretarias de muchas empresas en las que nos movemos tuvieran la lealtad a prueba de cualquier situación escabrosa. Hoy en día hay muy poca profesionalidad y se tiende al cotilleo de patio de vecinos. Hay que ser leal hasta el final como lo hizo Helen. Seguimos en contacto

    Responder

    • Erika Martin
      16 febrero, 2016 @ 20:38

      Hola Marta,
      los tiempos han cambiado. El contrato indefinido cayó en el olvido y con él la profesionalidad de muchos. Así aparecieron los trepas y los expertos en rumores e intrigas oficinisticas 🙁

      ¿Que te puedo decir sobre las secretarias? 😉 Ver, oir y callar y además tapar siempre al jefe. No vale cualquiera para este puesto porque hay que aguantar mucha presión y tener una alta tolerancia al estrés. Es una pena que esté tan poco valorado en muchas empresas y que mucha gente piense que estamos para hacer el café.

      Un besazo!

      Responder

  20. Consciencia y Vida
    15 febrero, 2016 @ 15:49

    Esencial y bastante arriesgado puesto de secretaria de una figura tan importante para la historia americana y especialmente del FBI, como J. Edgar Hoover, que por cierto no conocía hasta ahora y en profundidad tantas anécdotas como nos compartes, es una gozada leerlo, al menos para mi ha sido muy entretenida la lectura.
    Sobre Helen Gandy (casi se parece a Gandhi, al menos la fonética es la misma), pues también me ha resultado una mujer discretísima, responsable y misteriosa. Llevo adelante, hasta el último minuto, su trabajo de secretaria ejemplar, encargándose de manejar tantísima información confidencial y de riesgo, hasta inclusive muerto su jefe, al destruir esos archivos secretos.
    Muy interesante y amena me ha parecido tu entrada, amiga y compi blogger, Erika.

    Un abrazo grande y que empieces genial la semana!!! 😉

    Responder

    • Erika Martin
      16 febrero, 2016 @ 20:34

      Hola Consciencia! me alegra saber que te ha resultado interesante la historia de esta mujer. Vivió en una época con muchos acontecimientos políticos y sociales y tuvo la suerte de poder leer los expedientes de muchos de aquellos hechos.

      Su trabajo y forma de ser debe ser ejemplo para muchos de nosotros. Yo, despues de descubrir a Helen Gandy, hasta me siento mal por contaros cosas de mi trabajo en el blog.

      Sí debió ser misteriosa. Las únicas fotos que aparecen en internet de ella son las que he puesto en el post. Y ati tu nombre te sonará a Gandhi pero cuando la estuve investigando para documentarme, lo que me aparecía era David Gandy, un modelo guapísimo que me desconcentraba para escribir el post 🙂

      Muy buena semana para ti también, guapa. Muchos besos compi-blogger

      Responder

  21. RjLebrancón
    15 febrero, 2016 @ 22:23

    Amiga Erika sabes que tienes mi voto (por cierto yo también me presento).
    Por otra parte, el post es estupendo, como es habitual. ¡Ah! te dejo este enlace donde puedes ver la película que mencionas (J. Edgar de 2011): http://www.video.tt/video/DkpacJfSe
    Saludos y suerte en los Premios 20Blogs.
    RjLebrancón

    Responder

    • Erika Martin
      16 febrero, 2016 @ 20:26

      Hola Ricardo!!
      que guay que hayas dejado el enlace de la peli. Ya tengo plan para esta noche jejeje Muchas gracias por eso y por el voto.
      ¿En qué categoría te presentas tu? ¿cultura? Es para devolverte el voto.
      Mucha suerte en los Premios 20Blogs 😉
      Un abrazo!!

      Responder

      • RjLebrancón
        16 febrero, 2016 @ 21:02

        Querida amiga, me alegra mucho que te haya hecho ilusión el enlace. En cuanto a lo de los premios me presento en la categoría de cine (mi blog es “Balcón de Cine” http://rjlcine.blogspot.com.es/ aunque ahora le he cambiado el nombre -“El Balcón de Ricardo”- pero en los premios figura con el anterior nombre). Te dejo el enlace para votarlo (si lo consideras oportuno y que agradeceré enormemente): http://lablogoteca.20minutos.es/balcon-de-cine-rjl-38698/0/#vota
        Muchas gracias por todo amiga Erika.

        Responder

        • Erika Martin
          16 febrero, 2016 @ 22:32

          Pues sí, me ha hecho ilusión porque tenía ganas de ver la peli 😉

          Ya te he votado, Ricardo :-). No me había fijado hasta ahora que hay una categoría de cine y televisión, por eso, te pregunté si estabas en cultura. Mucha suerte!!

          Responder

  22. Andreas Westhues
    16 febrero, 2016 @ 00:06

    Hoy te ha salido la politóloga, Erika. ¡Qué bien lo cuentas! Me ha gustado el resumen de estas cuatro décadas para ambientar la vida personal de Helen Gandy porque es una época que me interesa mucho. Fondo histórico aparte, también me he preguntado siempre por qué hay mujeres como Helen que se casan con su trabajo y que son las personas más fieles y leales que alguien se puede imaginar. Hoover y muchos otros en este tipo de posiciones no serían lo mismo sin estas personas con dedicación total y exclusiva que siempre están en la segunda fila.
    Gracias y un abrazo 😉

    Responder

    • Erika Martin
      16 febrero, 2016 @ 20:20

      jajaja es verdad, con este post me ha salido la politóloga que llevo dentro.
      Esa época de la historia es muy interesante con tantas intrigas, espías por el mundo, el teléfono rojo …
      La misma pregunta me he hecho yo pero en general ¿porqué hay hombres y mujeres que se casan con su trabajo? Desde luego la dedicación de esta mujer fue impresionante. Para que alguien llegue a una posición tan alta tiene que tener un equipo detrás brillante.
      Gracias a ti y un abrazo!

      Responder

  23. Marta
    17 febrero, 2016 @ 00:01

    menuda historia!! yo ni sabia que habia secretarias famosas jajaja si es que esto es todo un mundo!!

    me ha encantado el post, muy interesante, como siempre 😀

    un besito guapa!!

    Responder

    • Erika Martin
      18 febrero, 2016 @ 19:52

      Hola Marta,
      pues sí, alguna que otra se ha hecho famosa jajaja cada vez que encuentro alguna historia, escribo un post 😉
      Un besito!!

      Responder

  24. Marisa Doménech
    17 febrero, 2016 @ 12:53

    Trabajar para el FBI debe de provocar mucho estrés y ansiedad tanto a los trabajadores como a los espiados, ¡vaya con la señorita Gandy!
    Me ha encantado la entrada, sobre todo, conocer la práctica de estos dos pajarillos que se ganaban la vida a base de expedientes secretos, jolín.
    Un besito, querida amiga

    Responder

    • Erika Martin
      18 febrero, 2016 @ 19:54

      Yo creo que debe generar más estrés a los espiados que a los trabajadores jajaja Menuda forma de ganarse la vida ¿eh? A mi me encantaría un puesto como el de Helen Gandy. Debe de ser mucho más entretenido que leer las revistas de cotilleos 😉

      Estos dos seguro que tenían muchos secretos que ocultar jajaja

      Besos y abrazos, Marisa

      Responder

  25. Marisa Doménech
    17 febrero, 2016 @ 12:54

    Por cierto, te acabo de votar en los Premios 20 Blogs, también compito en Cultura y tendencias. Mucha suerte, amiga!!

    Responder

    • Erika Martin
      18 febrero, 2016 @ 19:55

      Dicho y hecho, amiga, ya estás votada.

      Mucha suerte!! a ver si nos clasificamos y nos conocemos en persona en la gala de premios. Estaría guay. Besos

      Responder

  26. Alexandra
    17 febrero, 2016 @ 21:49

    Uff, eso es fidelidad. No me quiero ni imaginar los secretos que esa mujer se llevó a la tumba. Vamos, que con un trabajo así de interesante creo que cualquiera se queda a trabajar 54 años y los que hagan falta (habla la pequeña cotilla que vive en mi interior y que de vez en cuando sale a dar un paseo :P).
    Un post muy interesante Erika, un besazo!

    Responder

    • Erika Martin
      18 febrero, 2016 @ 20:02

      Imagínate 54 años trabajando para tu jefe, Alexandra … aunque en un puesto así, yo también estaría décadas jajaja vaya dos cotillas estamos hechas 😛

      Gracias por el comentario, guapa. ¡¡Besazos!!

      Responder

  27. Ann
    19 febrero, 2016 @ 01:34

    Un post genial

    Responder

  28. Óscar
    3 marzo, 2016 @ 09:49

    Cuánto aprendemos contigo Erika. No los conocía, ni la película. Imaginaba que había alguna porque la vida de esos daba para una… Besitos

    Responder

    • Erika Martin
      3 marzo, 2016 @ 14:04

      Nunca te acostarás sin saber una cosa más, Óscar, jejeje
      Habrá que ver la peli para saber más sobre los dos personajes del post.
      Besos

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: