40 Comentarios

  1. Julia C.
    18 septiembre, 2015 @ 19:35

    Qué post tan interesante, Erika!! Bueno, en realidad como todo lo que escribes, sea o no en clave de humor 🙂
    Me parece alucinante que esta chica pudiera trabajar para el mismísimo Hitler y no saber lo que pasaba, totalmente asombroso!!
    Gracias por acercarnos una figura y un testimonio tan reveladores, ha sido un placer leerte!!
    Un beso, que tengas buen finde guapa!!

    Responder

  2. Josue A
    18 septiembre, 2015 @ 19:35

    Vaya que si tendrá algo que contarnos la secretaria de Hitler, seguro que sabia algunas cosas que nadie más, secretos, manías, imagina todo ese tiempo que pasaba con su Jefe. Si hubiera existido blogger en esa época seguro que tendría uno muy parecido al que leo en este momento, quizas http://www.anecdotasdelasecreteriadelFührer.blogspot.com … LOL
    Excelente fin de semana Erika.
    Un abrazo

    Responder

  3. Marigem Saldelapuro
    18 septiembre, 2015 @ 21:21

    Qué interesante!!!! He visto El hundimiento pero me ha apetecido muchísimo volver a verla. Y aunque sabía quien fue Traudl no conocía la historia con tal profundidad, me has asombrado.
    Me gusta mucho como lo has contado, se lee genial, rápido, entretenido.
    Un post genial, cuando hagas más de secretarias famosas(y secretarios, que recuerdo el de El Vaticano) deberías hacer un libro con las recopilaciones, molan mucho.
    Besitos y feliz finde.

    Responder

  4. Erika Martin
    18 septiembre, 2015 @ 22:16

    Es genial que encuentres mis post interesantes, Julia. Muchas gracias.
    No te creas, las secretarias somos las últimas en enterarnos de muchos temas. Lo sé por experiencia. Muchas veces me entero de las novedades de la oficina por los pasillos y no porque me las cuente mi jefe. Es increíble pero cierto.
    Merece la pena escuchar el testimonio de esta mujer en el documental.
    Un beso, corazón, muy buen finde para ti también.

    Responder

  5. Erika Martin
    18 septiembre, 2015 @ 22:20

    jajajajaj buenísmo el nombre del blog que has elegido para esta mujer. Si viviera seguro que tendría uno, según parece le gusta escribir.
    En la entrevista cuenta las manías de su jefe. Pej dice que no le gustaban los ramos de flores porque estaban muertas.. increíble que dijera eso uno de los mayores genocidas de la Historia.
    Que tengas un fantástico fin de semana. Un abrazo muy fuerte.

    Responder

  6. Erika Martin
    18 septiembre, 2015 @ 22:23

    Pues si vuelves a ver la peli, la verás con otros ojos jeeje.
    ¡¡Ostras!! ¿un libro de secretarias famosas? que ideaza más buena 😉 El secretario del Vaticano iría en el primer capítulo jijiji
    Besitos y muy buen finde

    Responder

  7. Oscar Bustamante Matías
    18 septiembre, 2015 @ 22:38

    El no sé, no me consta de la secretaria me recuerda a nuestra querida infanta… Para mí que esa señora era más lista de lo que dice y sabía más cosas. Si mi mujer sabe hasta cuando voy a por el pan! Muchas gracias por la historia Erika. He aprendido mucho. Eres increíblemente apañada. Besitos corazón

    Responder

  8. Felipe Rodríguez
    19 septiembre, 2015 @ 06:52

    ¡Hola! 😀
    Tiempo sin pasar por el blog con todo este trabajo que he estado haciendo en estas semanas, pero ya estoy libre y nada mejor que celebrarlo que aprendiendo más sobre secretarias famosas.
    Una publicación interesante igual que todas las de tu blog.
    Un abrazo.

    Responder

  9. Cindy Groulx
    19 septiembre, 2015 @ 06:52

    Asombrosa, yo sé que Hitler tenía que tener secretarias, pero esta es la primera vez que he oído hablar de este un secretario personal. Wright o mal ella no sabía lo que estaba todos los involucrados con Hitler. Ella necesitaba un trabajo y lo tomó, no puedo ver nada malo en ello. Y si ella hacía mal, estoy seguro de que ella lo pagó en su conciencia después de enterarse de las atrocidades hechas por Hitler. De los que supongo que ella no se enteró hasta después de la guerra. Gracias por compartir esta historia interesante Erika.

    Responder

  10. Conxita Casamitjana
    19 septiembre, 2015 @ 07:54

    Hola Erika
    Me ha encantado esa visión tan humana que has conseguido dar de la secretaria que trabajó con un monstruo disfrazado de persona.
    Creo como bien dices que a veces los que están cerca son los últimos que se enteran de lo que está pasando, los protagonistas no dicen nada y el resto de la gente tampoco pensando que es imposible que no sepan y al final puede ser que se viva en el desconocimiento aunque ahora nos resulte difícil imaginarlo.

    Esa dualidad entre las personas, con un lado brutal y asesino y el otro con el que pueden ser considerados y engañar a todos…es un perfil muy de psicópata.

    Creo que en algunos de los comentarios te sugerían un libro sobre secres famosas, tu lo bordas con tus historias tan interesantes y amenas…piénsalo, es una idea muy interesante, "Las secretarías esas grandes desconocidas…"

    Un besito guapa

    Responder

  11. Holden
    19 septiembre, 2015 @ 09:49

    Tengo la peli original, pero no sabía que hubiera tanta miga detrás de ella. Muy buen post, tampoco habría imaginado que el populacho no sabía nada de la guerra ni de los campos de concentración ni nada.

    Aunque bueno, su proyecto eutanasia (con el que mató a los bebés que nacían con síndromes y a muchos discapacitados ya adultos) si que debía ser conocído por la gente y tampoco por ello dejaron de adorarle como si fuera una estrella de cine, ¿no?

    Responder

  12. Consciencia y Vida Magazine
    19 septiembre, 2015 @ 13:04

    Nosotr@s también publicamos una entrada antes de las vacaciones de semana santa, que trataba sobre documentación oficial del FBI, desvelando que Hitler no murió allí en el búnker, como se ha venido manteniendo mucho tiempo, sino que escapó en un submarino primero a un país nórdico y desde allí siguió viaje a Argentina, donde murió mucho tiempo después.
    El documento con fecha de 21-09-1945, dice que Hitler y su esposa arribaron a Argentina en dos submarinos alemanes dos semanas y media después de la caída de Berlín. Uno de los varios hombres encargados de recibir a los misteriosos pasajeros de los submarinos alemanes, es el informante de este documento del FBI, en el cual se ocultan su identidad y varios datos relevantes a lo largo del propio documento.

    En cuanto a su secretaria, Traudl Junge, la verdad que no teníamos tanta información como la que nos has contado tan magníficamente.

    Muchos besitos preciosidad, nos hemos pasado un rato estupendo leyendo esta nueva anécdota.
    Que descanses todo lo que puedas y mimitos a Luna, que necesita consuelo tras la pérdida de su amiguito Blacky.

    Responder

  13. Carlos Dearma
    19 septiembre, 2015 @ 13:04

    Post super interesante. Conocía la historia y me ha gustado mucho la forma en que te has documentado. Felicitaciones. Saludos amiga.

    Responder

  14. Mirta Cristina
    19 septiembre, 2015 @ 13:05

    Es increíble la historia de esta secretaria y fácil de entender el porque ella nunca se entero de nada, y es que persona con esas patologías suele ser amorosas y compradoras! Pobre mujer que pesadilla saber con quien trabajo!! En Argentina vivieron muchos de los principales nazis,también decían que Hitler murió de viejo aquí en el sur, hay fotos! Todo puede ser, tuvieron, tienen y tendrán demasiado poder los gobernantes!!
    Excelente tu historia de las secretarias!! Que tengas un fin de semana soleado con buena compañia!! Un abrazo, beszo

    Responder

  15. Erika Martin
    19 septiembre, 2015 @ 20:06

    Hola Oscar, posiblemente supiera más de lo que dijo, no te lo niego.
    Oye, tu mujer qué lista es ¿no? jajaja
    Gracias a ti por leerla ;).
    Muchos besos

    Responder

  16. Erika Martin
    19 septiembre, 2015 @ 20:11

    Hola Cindy,
    quizás ella no conocía lo que estaba haciendo su jefe y lo descubrió pasada la guerra. Como dices, eso lo llevó en su conciencia hasta que murió. Ella misma se preguntó cómo es que no se dio cuenta mientras trabajaba para él.
    Gracias por tu visita, querida hermana.
    Que tengas muy buen fin de semana, muack

    Responder

  17. Erika Martin
    19 septiembre, 2015 @ 20:13

    Hola Felipe,
    creo recordar que comentaste que ibas a estar un poco ausente estas semanas. Me alegro de que hayas vuelto a la vida digital y de que hayas pasado por aquí a leer la historia de esta secretaria famosa.
    Muchas gracias por tu tiempo.
    Un abrazo

    Responder

  18. Erika Martin
    19 septiembre, 2015 @ 20:18

    Hola Conxita,
    lo has descrito perfectamente. Muchas veces mi jefe no me cuenta las cosas y los demás piensan que yo ya estoy informada. En el caso de la protagonista del post, a mi no me ha extrañado que ella no supiera lo que hacía su jefe psicopata narcisista.
    En los comentarios me han pedido un libro de mis anécdotas (que algún día lo haré, lo prometo). Pero esto que me propones es una idea buenísima. Millones de gracias ;))

    Un besito!

    Responder

  19. Erika Martin
    19 septiembre, 2015 @ 20:24

    Pues si vuelves a ver la peli, ya sabes lo que hay detras jejej

    Mucha gente no supo lo que Hitler hizo durante la guerra y descubrirlo después … eso es un drama interno que tienen los alemanes y es un tema muy delicado de hablar con ellos.

    En cuanto a los bebés, lo mismo hicieron en USA (los salvadores del mundo) durante los años 60 y 70, y también en muchos países de América Latina durante la misma época. Terrible y despreciable en todos los casos.

    ¿Para cuando el próximo vídeo de espada láser? jajajaj

    Buen fin de semana

    Responder

  20. Erika Martin
    19 septiembre, 2015 @ 20:26

    Muchas gracias por las felicitaciones, Carlos. Yo la peli sí que la había visto y el documental de Bormann tambien pero a esta mujer la descubrí buscando candidatas para la sección de famosas del blog.
    Saludos

    Responder

  21. Erika Martin
    19 septiembre, 2015 @ 20:31

    Imagínate cómo debió sentirse cuando descubrió como era realmente su jefe.

    Es verdad, muchos nazis huyeron a Argentina. Personalmente dudo que Hitler no se suicidara en el bunker. Me suena parecido a la leyenda de que Elvis Presley está vivo pero, bueno, todo puede ser.

    En Madrid estamos de suerte, luce el sol este fin de semana. Espero que por tu tierra también y que lo disfrutes con los tuyos. Un abrazo muy fuerte, besazos

    Responder

  22. Erika Martin
    19 septiembre, 2015 @ 20:40

    Hola Consciencia,

    sí, leí vuestra entrada con mucha atención. A mi la historia de Alemania me fascina.
    Como acabo de comentar mas arriba, personalmente creo que este mal nacido se suicidó en el bunker, pero lo que dice el FBI va a misa jejeje
    Muchas gracias por leer la historia de esta semana.

    Oh, sí, le haré muchos mimitos especiales de vuestra a parte a Lunita, está muy apagada y tristona sin Blacky. Gracias.

    Descansa tu también mucho. Buen finde.

    Responder

  23. José Juan Picos Freire
    20 septiembre, 2015 @ 09:12

    Muy interesante. Muchas gracias.

    Responder

  24. Jesus Ramos
    20 septiembre, 2015 @ 09:12

    Hola Erika!!

    ¡Menudo curro de documentación te has pegado para el post! Por cierto, muy bueno ^_^

    Mientras lo leía no se por qué pero tenia metido en la cabeza el soniquete ese que le ponen a los reportajes antiguos de La2. ¡Hasta creo que estaba viendo la mosca televisiva…! jajaja.

    Lo dicho, muy interesante y muy buen post 😉

    Un abrazo!! ^_^

    Pd: Me da a mí en la nariz que esta muchacha sabía más de lo que contó. ^_^

    Responder

  25. Marta M.
    20 septiembre, 2015 @ 17:09

    Hola. conocía la historia pero no vi la película 'La Secretaria de Hitler: El ángulo muerto'. No me creo mucho que la secretaria, viviendo en la misma casa que Hitler, y compartiendo tantas vivencias, no supiera nada de la realidad del régimen. Por mi experiencia, son las secretarias las que controlan incluso más información y detalles que sus propios jefes. Una información muy completa y un buen resumen de la historia. Seguimos en contacto

    Responder

  26. Erika Martin
    20 septiembre, 2015 @ 17:24

    Gracias a ti por leerlo, José Juan. Un abrazo

    Responder

  27. Erika Martin
    20 septiembre, 2015 @ 17:27

    jajajaja que bueno lo de la música de los reportajes. Casi aciertas ¿eh? El documental de Martin Bormann lo echaron el otro día en Discovery Max. Echan una serie llamada "Cazadores de Nazis" los jueves por la noche.

    Posiblemente sabía más de lo que dijo. Seguro que vio o escuchó algo sospechoso por los pasillos del búnker 😉

    Un abrazo y muy buena semana

    Responder

  28. Erika Martin
    20 septiembre, 2015 @ 17:34

    Hola Marta,
    en realidad "La secretaria de Hilter" es una entrevista y no una película. Eso y el libro que escribió dio pie a la peli de El Hundimiento.
    Bueno, las secretarias no siempre controlamos y nos enteramos de todo. Si la documentación no pasa por tus manos o no te cuenta nada tu jefe, no tienes ni idea.
    Sin embargo, te terminas enterando si eres un poco observadora y si eres social y te hablas con tus compañeros de trabajo.
    Me alegro de que te haya resultado interesante el post.
    Buena semana!

    Responder

  29. Oscar Bustamante Matías
    20 septiembre, 2015 @ 22:19

    No es cosa de mi mujer. Es cosa de las mujeres, en genérico. Os dais cuenta absolutamente de todo…

    Responder

  30. Mara
    21 septiembre, 2015 @ 18:07

    Una de las cosas que más me sorprendieron del documental, Erika, es cuando dice "Era joven, pero eso no me quita culpa de no ver lo que realmente ocurría"

    Responder

  31. Hilda Hurtado A
    21 septiembre, 2015 @ 18:07

    Hola mi querida Erika, muy interesante post. Realmente cuesta creer que siendo ella, una persona muy cercana a Hitler , no tuviera el más mínimo conocimiento de que existieran campos de concentración y que realizaran tantas atrocidades en contra de los judíos. De seguro fue duro y cruel enfrentarse con la realidad, además el haber sido violada en repetidas ocasiones, debió ser una verdadera pesadilla, tal vez fue cuestión de Karma. A veces quisiera entender que lleva a un ser humano a dañar a otro semejante, en este caso, Hitler demostró tener problemas mentales muy serios, ya que vivía (según la secretaria) en dos mundos: el irreal, al que arrastraba a sus empleados y el real, que era un infierno para quién lo vivía. Al parecer quería mantener encantada a la gente que lo rodeaba , hacía un verdadero lavado de cerebro, así no lo traicionarían. Un manipulador a la máxima potencia. Me gustó mucho el post Erika, te envió un gran abrazo desde NY.

    Responder

  32. Erika Martin
    21 septiembre, 2015 @ 18:09

    Me temo que a esta mujer le debió de perseguir ese sentimiento de culpa toda su vida. Y es que una cosa es ser joven y otra no darse cuenta de lo que pasa a tu alrededor.
    Un besote, Mara

    Responder

  33. Erika Martin
    21 septiembre, 2015 @ 18:18

    Hola Hilda,
    si no sabía nada y luego lo descubrió en los interrogatorios, debió de ser un golpe muy duro. De lo de las violaciones ya ni hablamos.
    Como todos los psicópatas narcisitas, Hitler, tuvo la "habilidad" de seducir a los que estaban a su lado y anularles por medio de la manipulación. Un tipo sin sentimientos ni empatía y supongo que sin saber distinguir lo que está bien y lo que está mal. Un auténtico enfermo mental. Ojo, que de estos hay muchos en las empresas.
    Gracias por tu tiempo, sé que andas a la carrera por la Gran Manzana.
    Un gran abrazo desde el otro lado del charco 😉

    Responder

  34. Mary Ponce
    21 septiembre, 2015 @ 21:06

    Muy buena esta entrada y gran trabajo de documentación que hay detrás. Reconozco que yo no sabía nada de esta mujer.
    Besico

    Responder

  35. Marigem Saldelapuro
    22 septiembre, 2015 @ 09:32

    Oye si lo haces ponme una dedicatoria o algo, no? jajajaja.

    Responder

  36. N. Alexis Gómez Cruz
    23 septiembre, 2015 @ 18:15

    Es uno de los mejores posts que he leido en mucho tiempo. Estoy suscrito esd ahora mismo…

    Responder

  37. Erika Martin
    24 septiembre, 2015 @ 20:07

    Hola Mary, muchas gracias. Es verdad, me eché un buen ratito documentándome para escribir la entrada. Ahora ya conoces la historia de esta mujer 😉
    Un besito

    Responder

  38. Erika Martin
    24 septiembre, 2015 @ 20:10

    ¡Hola Alexis! te doy la bienvenida al blog. Me alegro mucho de que te haya gustado el post. Un vez al mes cuento la historia de una secretaria famosa ;).
    Millones de gracias por suscribirte… tengo un problemilla técnico con la configuración y no salen los mails. Estoy intentando arreglarlo.
    Mientras tanto, cada viernes a las 19.00 hay nuevo post.
    Gracias nuevamente por tu visita.
    Un abrazo

    Responder

  39. Alexandra Proaño
    24 septiembre, 2015 @ 20:22

    Hola Erika!

    No puedo decir que la envidio o comparto su forma de ver / hacer las cosas, pero creo que su vida debe haber sido de lo más interesante.

    Por otro lado, el tema de que "no sabía nada" sobre lo que hicieron Hitler y compañía, me hizo recordar al abuelo de un amigo, que era alemán. Por lo que me cuentan, el señor se negó a creer que todas las salvajadas que hicieron los nazis en los campos de concentración fueran ciertas. Es más, murió pensando que todo había sido un "gran montaje" del ejército aliado para desprestigiar a su "querido Adolf".

    Es curioso como somos capaces de ponernos una venda, mirar para otro lado o dejarnos engañar descaradamente cuando el paisaje que tenemos delante de la cara no es el paraíso que nos prometieron. Y me resulta más curioso aún como la historia se repite una y otra vez en distintas partes del mundo, con escenarios diferentes, pero guiones y desenlaces muy parecidos. En fin… Supongo que estoy algo sensible por el terror que me dan las elecciones de este domingo.

    Una entrada de lo más interesante, como siempre. ¡Un besazo desde Barcelona! 🙂

    Responder

  40. Erika Martin
    24 septiembre, 2015 @ 20:32

    Hola Alexandra,

    yo creo que muchos no se enteraron de lo que estaba ocurriendo y después cuando lo descubrieron, debió ser un shock. Como una especie de trauma de esos que borras de tu mente todas esas malas experiencias y/o recuerdos. Seguramente el abuelo que comentas se "inventó" esa historia en su cabeza porque no podía asimilar lo que ocurrió de verdad.

    Tienes razón, es increíble cómo somos capaces de dejarnos embaucar o lo fácil que es mirar a otro lado. Dicen que la historia tiene sus ciclos y que estos se repiten.
    A ver qué pasa el domingo, personalmente estoy en ascuas con los resultados sea quien sea quien gane. ¿Qué ocurrirá después de las elecciones?

    Un besote muy fuerte, guapa!

    Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: