15 Comentarios

  1. Javier de Lara
    3 junio, 2014 @ 15:51

    Erika, los clichés son solo eso clichés. Yo hace bastante tiempo que dejé de escuchar todo el tema de las secretarias como objetos sexuales de los directivos; o de las azafatas con los pilotos; o de las chicas del servicio con los dueños de la casa y un largo etcétera. Creo ya nadie que participe y viva en la sociedad moderna, tenga una idea equivocada de vosotras.

    Eso sí, en estos trabajos en los que se produce un contacto profesional tan íntimo, sí que pueden surgir parejas. Es algo relativamente más normal.

    Creo que te equivocaste al no denunciar a tu jefe acosador a la segunda ocasión. Una se pudo confundir, que lo dudo, pero a la segunda tendría que haberse llevado una buena denuncia, por cerdo.

    Un abrazo.

    Responder

  2. Erika Martin
    3 junio, 2014 @ 17:31

    Afortunadamente, cada vez menos gente piensa así pero aún queda alguno por ahí que …

    En cuanto a aquel jefe, opté por la vía "pacífica" como paso previo a la denuncia. Y ¡funcionó!.

    Gracias por opinar. Ya sabes que me alegro un montón cada vez que veo un comentario tuyo.

    Un beso

    Responder

  3. Aldana Gonzalo Omar C
    3 junio, 2014 @ 19:02

    Buenísimo!

    Responder

  4. Erika Martin
    3 junio, 2014 @ 19:25

    Aldana,
    Celebro que te haya gustado la entrada.

    Responder

  5. Leonardo Damian Pavoni
    3 junio, 2014 @ 21:30

    ¡Bonito blog!!

    Responder

  6. Erika Martin
    4 junio, 2014 @ 06:09

    Gracias por compartirlo Leonardo 🙂

    Responder

  7. jony
    6 junio, 2014 @ 15:43

    Hola guapa!
    ¿Sabes lo que pasa? que la ignorancia hace que las personas piense lo que no son. Porque seas secretaria no significa que seas "facilona". Es que realmente es para alucinar. Ese jefe que se lanzó sin más a ti… se pensaba que porque es jefe tenía derechos vaya tela de personaje. Para mi cualquier trabajo es digno y como bien dices, la secretaría tiene muuchas responsabilidades.
    Respecto a quien liga más, si guapos, feos, gordos o delgados te voy a dar mi repsuesta: puede ligar cualquiera, porque para mi no es cuestión de físico, si no de actitud jajaj. Por cierto, soy calvo y he ligado varias veces, así que fíjate jaja.
    un besote!

    Responder

  8. Erika Martin
    6 junio, 2014 @ 18:15

    ¡hey Jony!
    no hablaba de quién liga más, sino de si el físico influye de alguna manera en los procesos de selección. Hay incluso guías de cómo hacerte una foto para el curriculum ¡imagínate!
    Como bien dices, en general, todo es cuestión de actitud y, añado, aptitud.
    En cualquier caso, me alegro de que tengas éxito con las conquistas amorosas.
    ¡Besos!

    Responder

  9. Juanan G.C.
    7 junio, 2014 @ 16:58

    Hole Erika, muy bueno el artículo, desmitificando y tirando abajo tabues. Durante todos mis años de trabajo he visto secretarias de todo tipo, altas, bajas, gordas, flacas, sexis, horteras y bobas, como en el resto de puestos. Pero tendrías que conocer a la actual secretaria de dirección, reune en una misma persona todos los tópicos de secretarias, una penita…. Pero bueno, cada uno se muestra como quiere y en virtud de lo que quiere conseguir, y como quiere hacerlo.. Un abrazo

    Responder

  10. Erika Martin
    7 junio, 2014 @ 20:48

    Hola Juanan,
    qué alegría que te haya gustado el artículo y que te hayas animado a expresar tu opinión. Agradezco tu comentario. Un abrazo.

    Responder

  11. Leonardo Damian Pavoni
    14 junio, 2014 @ 11:23

    ¡¡Un placer!!

    Responder

  12. J.C. SANCHEZ
    28 junio, 2015 @ 15:57

    Hola Erika, pues es una de las entradas más buenas que he tenido el placer de leer en tu blog. No por que el resto no lo sean bajo un tono cómico, o sarcástico, sino porque en la seriedad de la misma, se aborda un tema tremendamente complejo en la realidad social de nuestro mundo.
    Los estereotipos no son más que eso, estereotipos. Es cierto que quizá nosotros, los escritores, los guionistas, cineastas, etc…hemos contribuido contando historias relacionadas en el ámbito laboral, que han promocionado de alguna manera, la idea en la mente de las personas de que la secretaria o el secretario son tal o cual, pero en el fondo queda únicamente en la propia idiosincrasia de las personas creerlo o no, y sobre todo discriminar que es realidad y qué ficción. Por que igual que sabemos donde está el límite en personajes como Hulk por poner un ejemplo, deberíamos tener claro, que Betty la Fea, por poner un caso, no es más que eso, un personaje.
    Por otro lado, las preguntas fenomenalmente bien contestadas, pero a mi juicio, y siempre respetando la opinión e intereses de nuestros lectores, quizá un poco sinsentido el tener esas cuestiones al respecto de tu profesión en la mente, con total sinceridad, lo que menos me importaría es si te ha gustado un jefe o no, porque forma parte de tu ámbito puramente personal, y si hubiera sido el caso, tampoco sería ningún drama ni deshonra, porque nadie sabe donde va a surgir el amor (que se lo digan sino a nuestro becario, no?) y por supuesto me parece una falta de respeto grande hacia la persona preguntar si has tenido que mantener la tensión sexual por mantener tu puesto de trabajo, porque eso no le importa a nadie, y mucho menos es agradable, al poner tu profesionalidad en tela de juicio.
    Muchas gracias por la seriedad y tacto al traernos un tema tan complejo.
    Un bs.

    Responder

  13. Erika Martin
    28 junio, 2015 @ 16:53

    Hola J.C.,

    mi profesión es un equivalente a la de los bomberos, que se pasan el día rescatando gatitos de árboles y apagando el fuego de alguna damisela con su manguera. Cualquiera con dos dedos de frente sabe que ellos salvan vidas ¿o no?

    Te diré que a lo largo de mi carrera profesional, me he encontrado con más personas que piensan que las secretarias somos mujeres florero que las que piensan todo lo contrario. Prueba de ello son las preguntas que me hace el lector o la desagradable experiencia que tuve con aquel jefe que cuento arriba. El acoso sexual es un tema muy grave tanto que es hasta delito. Por eso esta entrada no puede tener el tono cómico que tienen otras.

    ¿Quién no ha dicho alguna vez, cuando su jefe le ha pedido hacer una tarea más simple, "que se cree, que soy su secretaria"? Como habrás leído en otros posts, nosotras hacemos muchas más cosas que llamar por teléfono o limarnos las uñas. Dar a conocer esta profesión tan multi-funcional es uno de los objetivos de este blog.

    Por supuesto, el amor puede surgir en la oficina. Por supuesto que no es ninguna deshonra o drama tener una relación con tu jefe o un compañero. A mi nunca me ha pasado pero si me ocurriera no sería ninguna vergüenza para mí porque yo no me enrollaría con alguien por ascender o ganar más dinero.

    Muchas gracias por leer y comentar. Me ha alegrado mucho tu visita.
    Besos

    Responder

  14. Oscar Bustamante Matías
    31 agosto, 2015 @ 18:24

    Que el idiota ese quisiera abusar de ti es grave, que lo repitiera tras la primera bofetada es de idiotas, y que alguien piense que algo harías para que tuviera ese comportamiento deleznable es de sinvergüenzas. Tú eliges a quién quieres de pareja, seas secretaria, obrera o prostituta. Y sí, se puede ser guapa y lista. Tú eres buena prueba de ello. Es una pena que aún haya gente que tenga la mente tan estrecha, pero supongo que tiene que haber de todo… Tú puedes estar orgullosa de tener la cabeza siempre bien alta! Besitos Erika

    Responder

  15. Erika Martin
    5 septiembre, 2015 @ 22:55

    Hola Oscar,
    ya ves, el mundo está lleno de bobos que desconocen lo que es ser secretaria y de otros cuantos tontos más que se piensan que por tener algo de poder vas a caer rendida a sus pies.
    Puedes comprobarlo por ejemplo buscando "secretaria" en imágenes de google, ya verás lo que te encuentras. Una pena.
    Lo que tengo claro es que para ascender en mi carrera o para mantener mi empleo no necesito seducir sexualmente a nadie y me siento bien orgullosa de ello ;))
    Muchos besitos y bienvenido otra vez a la vida bloguera tras las vacaciones

    Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: