Excusas para no ir a trabajar

Hay mañanas en las que suena el despertador y da una pereza tremenda levantarse para ir a trabajar, especialmente en invierno. Imagínate: ahí fuera es de noche todavía, hace frío, posiblemente esté lloviendo y/o soplen vientos huracanados … se está tan bien en la cama calentito.  Te das media vuelta y sigues durmiendo. Entonces suena […]