36 Comentarios

  1. Conxita Casamitjana
    19 Noviembre, 2016 @ 20:10

    Erika, eres única describiendo con esa ironía y fino hunor esas situaciones cotidianas, me han hecho reír todas esas estratagemas que algunos inventan y que no acostumbran a funcionar. Y lo bien que se queda una cuando le baja los humos a un o una prepotente maleducada ¿eh?.
    Un beso

    Responder

    • Erika Martin
      20 Noviembre, 2016 @ 09:03

      Hola Conxita,

      quizás me ha pasado un poco llamándoles a todos gilipollas ? Supongo que también habrá algún despistado. En cualquier caso, cuando se te cuela alguien, esa es la primera palabra que te viene a la mente.
      Cierto, el día que le bajas los humos a un prepotente, se te pone una sonrisilla en la cara que te dura todo el día. Te quedas bien a gusto jajaja

      Aprovecho para felicitarte por aquí también por tu 2º cumple-blog.
      ¡Un besazo!

      Responder

  2. Holden
    20 Noviembre, 2016 @ 13:20

    A mí, que trabajo con maquinaria pesada y carísima, desde luego que me piden tarjeta para entrar. Si un día se te olvida con el DNI pasas igualmente, pero como no seas de la empresa te vas a colar por los cojones. Menudos tiparracos hay en la puerta para dejar entrar y salir a la gente adecuada, se ganan el sueldo.

    Como tenemos hangares, la mejor anécdota que conozco es de cuando unos gitanos se colaron por una alambrada. Pero no hicieron nada más que darse un paseo, por lo que sé ya que, obviamente, fueron debidamente arrestados por la policía xD

    Responder

    • Erika Martin
      20 Noviembre, 2016 @ 22:30

      jajaja, Holden, me ha gustado eso de “te vas a colar por los cojones” ??? Nosotros tenemos tornos para empleados. Pasas la tarjeta como su fuera el billete del metro y cuando se te olvida la tarjeta, pues enseñas el DNI y hale pa’ dentro a trabajar.

      Vaya con los gitanos. Estarían haciendo espionaje de chatarra ¿no? Los seguratas y la poli hicieron su trabajo ??

      Gracias por compartir la anécdota, que hay gente por aquí que se cree que exagero con mis historias. No, no, estas cosas pasan.

      Que tengas muy buen comienzo de semana!

      Responder

  3. Julia C. Cambil
    20 Noviembre, 2016 @ 18:35

    Qué dura eres con los pobres gilipollas, Erika… ¡me encanta! jajajajaja.

    Como suele decirse en todas partes cuecen habas y siempre hay quien va de listo. No está mal que alguien les baje un poquito los humos, a ver si para la próxima espabilan, que lo dudo 🙂

    Un post estupendo, me he reído un montón.

    ¡Un beso y feliz tarde de domingo!

    Responder

    • Erika Martin
      20 Noviembre, 2016 @ 22:34

      No sabes lo a gusto que me he quedado llamando gilipollas a esos pobres, Julia.

      Estás en lo cierto. Esta gente no espabila. Poco importa que un día no les dejes pasar porque no llevaron el DNI. La próxima vez tampoco lo llevarán. Cuando uno es tonto y no le da el cerebro …

      Me alegro de que te hayas reído. Esa era la intención cuando escribí el post.

      ¡Un besote y que tengas muy buena noche!

      Responder

  4. Jotape Reflexiona
    20 Noviembre, 2016 @ 19:49

    Hola Erika!! Cuánto tiempo sin leer tus aventuras. Pero ya estoy de vuelta!! La verdad es que de esas cosas siempre me he quejado en el trabajo. Hay gente que viene a hacer proyectos, otros de visita y ninguno está acreditado. Hasta que algún día pase algo. Los de recepción también me cuentan los diferentes tipos y tipas que se encuentras a lo largo de sus jornadas y, créeme, dan para blog también. Lástima que Dios también puso sobre la tierra a los gilipollas. Aun así, nosotros somos más inteligentes que ellos/as!! jajajaja… Me alegra volver a leerte!! Un abrazo muy fuerte!!

    Responder

    • Erika Martin
      20 Noviembre, 2016 @ 22:40

      ¡¡Holaaaa Jotape!! qué alegría verte de nuevo por aquí, se te echaba de menos.

      Bueno, si no existieran los gilipollas no nos podríamos estar ahora riendo de ellos. No lo dudes, nosotros somos más listos que ellos, jajajaja. Anima a los de recepción de tu oficina a abrir un blog y contar sus anécdotas, que seguro que son muchas.

      En cuanto pueda me paso por tu blog a comentar lo de Pearsy ?
      Un abrazo muy fuerte para ti!!

      Responder

  5. Mirta
    20 Noviembre, 2016 @ 22:10

    Hola Erika!! Esa gente que quiere pasar sin identificación y pasa, al que se le escapo le daría una sanción:-) Con todos los problemas de seguridad que hay en todo el mundo!! También hay algunos que se creen que pueden hacer lo que se les antoja y es por su falta de humildad, porque educación les debe sobrar para estar ocupando altos cargos!! Me gusta la gracia de como describís jajaja Que jodida es la gente!!!!
    Que tengas una semana esplendida!! Besazo

    Responder

    • Erika Martin
      20 Noviembre, 2016 @ 23:02

      Hola Mirta!
      al edificio no pueden entrar sin identificación pero cuando salen del ascensor y entran en la oficina … alguna vez he llamado la atención a recepción, no te creas. Porque que aparezca alguien de repente, que quiere entrar en el despacho del jefe, nos pone a todos en un compromiso.
      jajaja falta de educación y humildad, son las dos cosas jaja
      Muy buena semana para ti también. Besos y abrazos!

      Responder

  6. Josue A
    21 Noviembre, 2016 @ 03:18

    Debe confesar que si tengo tarjeta de identificación, pero que no la uso… aclaró que no soy gilipollas… jajaja … cuando voy de visita siempre la uso.
    Te platico la anécdota de una vez que llegó una persona de una institución de Gobierno, no se quiso identificar y tampoco pasar a anotarse a recepción… este wey si era un verdadero gilipollas, obvio no fue atendido y cuando llamaban para preguntar por esta persona nadie daba razón de él, al final después de varias horas de esperar afuera decidió retirarse.
    Por cierto ayer ganó el Real Madrid al Atlético, quizá alguien vio los goles desde la ventana de su oficina …
    Te mando un gran beso y abrazo.

    Responder

    • Erika Martin
      21 Noviembre, 2016 @ 10:22

      Bueno, supongo que no la usas en tu empresa porque todos te conocen y no es necesario que la lleves colgada al cuello.
      Me alegra saber que no soy la única que deniega el acceso a gilipollas que no quieren identificarse jajaja
      Te deseo muy buen lunes, Josue! Besos

      Responder

  7. Celia Segui
    21 Noviembre, 2016 @ 17:23

    Jajajaaj, qué gilipollas el auditor, y el mundo está lleno de gilis…
    Niña , si no me paso siempre es porque ando con problemas.
    Besos,guapa.

    Responder

    • Erika Martin
      22 Noviembre, 2016 @ 18:55

      seguro que estas cosas no pasan en Austria, que allí son muy formales jajaja

      Celia, no te preocupes, pásate cuando puedas/quieras, esto no es obligatorio. Lo importante es que puedas resolver los problemas pronto.
      Muchos besos

      Responder

  8. Alexandra
    22 Noviembre, 2016 @ 18:35

    Hola Erika!
    Gracias por hacerme reír tanto. Estoy pasando por un resfrío de caballos y esta tarde realmente lo necesitaba 🙂
    No deja de sorprenderme tu capacidad para soportar tanto gilipollas junto. Entre el cretino de tu jefe, los auditores y esas visitas que se creen descendientes directos del Rey, yo hace rato que hubiera necesitado un bate de baseball para poner a todos en su sitio.

    ¡Un besazo!

    Responder

    • Erika Martin
      22 Noviembre, 2016 @ 19:04

      Hola Alexandra!
      vaya! espero que te recuperes pronto del resfriado. Me alegro de que mi post te haya animado la tarde ?
      Bueno, ha habido días que me he tenido que preparar una tila para tranquilarme y evitar soltarles un sopapo a todos. No sé qué se creen.

      Cuídate y muchos besos

      Responder

  9. Tiffany
    22 Noviembre, 2016 @ 19:56

    Hola Erika!!!
    Me encanta tu blog!! No dejo de sorprenderme del gran talento que tienes a la hora de escribir… pero sobretodo, tu fuerza a la hora de narrar y poner tu propio estilo… Sigue así!!

    Responder

    • Erika Martin
      22 Noviembre, 2016 @ 20:04

      Hola Tiffany!
      muchísimas gracias por tu comentario. Tus palabras son super motivadoras para mi. Me alegro mucho de que te guste mi blog ☺️
      Un abrazo!

      Responder

  10. marigem
    23 Noviembre, 2016 @ 17:13

    Jajajaja, tu respuesta al auditor es lo más, mola!!!!
    Me he reído un montón, te imaginaba acompañando a recepción al listillo, es que te veo…
    Besos y feliz miércoles.

    Responder

    • Erika Martin
      24 Noviembre, 2016 @ 22:47

      jajaja sí, lo de acompañar a recepción al listillo de turno lo hago a menudo. Qué gente, se creen que los demás están esperándolos ansiosamente jajaja
      Con lo del auditor me quedé bien a gusto jeje
      Un besazo y disculpa por el retraso en responderte

      Responder

  11. Maryasexora
    23 Noviembre, 2016 @ 22:45

    Ufff! Que estrés con las tarjetitas… pues tengo que reconocer que soy de las que siempre la lleva guarda en el bolsillo, bien guardadita y nada visible. Peeeeeeeero, en mi defensa tengo que alegar que somos pocos y todos conocemos nuestros caretos, es más bien una tarjeta para entrar y salir de la sala y edificio. Eso me libra de ser gilipollas por completo, no?
    Besicos

    Responder

    • Erika Martin
      24 Noviembre, 2016 @ 22:51

      ¿Cómo dices, Mary? ? ¿que llevas la tarjeta en el bolsillo? Bueno porque sois pocos y os conocéis, que sino … No, tu no eres gilipollas y eso lo puede comprobar cualquiera que lea tus posts. Por cierto, enhorabuena por la nueva colaboración en la revista. Me ha encantado el post, desconocía esa historia del Genesis.
      Muchos besos

      Responder

  12. ramrock
    26 Noviembre, 2016 @ 12:17

    Esto si lo he conocido y, afortundamente, nunca he topado con un gilipollas.

    Bueno, puede que muchos lo fueran, pero no lo hicieron conmigo.

    Donde la cosa va muy “por libre” es en la administración, yo trabajé como laboral interino nada mas y nada menos que en el Ministerio de Hacienda, en Alcalá 9 y llevar la identificación es obligatorio para todos, visitantes y nosotros, sin embargo muchos pasaban de llevarla (muchos de los nuestros, tanto funcionarios como contratados laborales) y no pasaba nada, es mas, yo, como era interino, la llevaba siempre y mas de uno se regocijaba con ello.

    Mi respuesta siempre era la misma “si, pero si en un momento hay alguna “razzia”, yo me libro y como mi lema es “Ande yo caliente y riase la gente…” 😆 😆 😆

    Y para este post, que se me habia pasado, nada mejor que otro potente tema de mi colegui Mr. Alice Cooper. Reitero lovely weekend 😉 : https://ramrock.wordpress.com/2010/08/11/alice-cooper-public-animal-n%C2%BA-9/

    Responder

    • Erika Martin
      26 Noviembre, 2016 @ 14:10

      El mundo está lleno de gilipollas jajaja lo que pasa que tuviste suerte y te dejaron respirar jajaja

      ¿Ves? hasta en el Ministerio hay gente que no se ponen las tarjeta, ahí que están los datos sensibles de todos los contribuyentes. Cuéntame ¿hubo alguna vez alguna razzia?

      Gracias por el vídeo. Ya sabes que si no me pones música, esto no es lo mismo.

      Lovely weekend!!

      Responder

      • ramrock
        26 Noviembre, 2016 @ 14:22

        Durante los 13 meses que estuve no, o yo no me enteré pero no debió haberla por cuanto la gente seguia igual.

        Pero si aquello era fantástico!!, podias ir al curre de visita, jajajajaja, cuando vino el funcionario al que sustituí y por tanto me fui al paro, algunas tardes me fui allí como visitante y me pasaba las tardes con ellos, jaaaaaaaaajajajajajajajajajajaa, ¡magistral!

        Bueno, es que mi dependencia era muy “sui genéris”, era la de recepción y remisión de mensajeria y paqueteria, es decir, estabamos dos en la ofi y luego los motoristas con sus Vespas del “PMM”, y luego estaban los ordenanzas de las otras dependencias que bajaban allí bien a recoger lo que habia llegado (habia unos cajones donde se metian las cosas, uno por dependencia) y a bajar lo que teniamos que sacar, así que habia buen rollito.

        Total que podias ir de “visitante” y quedarte allí con los de la ofi, que era el puesto que yo tenia y con los motoristas que no estaban en la calle, estos salian y entraban continuamente.

        ¡Pedazo partidas de ajedrez y de cartas que …!

        Jajajajajajajajaaaaa

        Ah, y además, el bar-cafeteria-restaurante estaba justo al lado de nuestra oficinita, jejejejeeeeeee … , aunque bueno, tambien te podias traer lo que quisieras de fuera, lo pasabas por el scaner (eso si se llevaba totalmente a rajatabla) y punto.

        Bueno, pues aquí te dejo a Mr. Alice Cooper despidiendose de la “High School”: https://ramrock.wordpress.com/2010/08/12/alice-cooper-alma-mater/

        Y a los intrépidos animalitos comentando las cosas de Donald Trump (es en inglés, pero supongo que tu no tienes problema con eso): https://youtu.be/PQHrTKrBgGI

        Lo dicho, estoy enamoradito de estos bichitos.

        Responder

        • Erika Martin
          26 Noviembre, 2016 @ 19:03

          Aquel trabajo era un chollo. Lástima que solo fuera una sustitución.
          Partidas de ajedrez y todo. Amigo, que suerte en otros trabajos levantas la vista de la pantalla del ordenador y ya está tu jefe dándote collejas en la nuca.

          Pues así por el aspecto, Trump podría ser primo de las cobayas pero con todas las tonterías que dice (que si es ricos, que si tiene mexicanos trabajando para él, que si su tupé, etc), creo que ellas son más listas que él jajaja

          Lovely weekend

          Responder

          • ramrock
            26 Noviembre, 2016 @ 19:46

            Bueno, fue entre febrero del 2002 y marzo del 2003, el tema de cada uno en su puesto delante de un ordenador aun no …

            Era eso, entrada y salida de sobres, paquetes, etc., colocar lo que entraba en su cajón correspondiente para que lo recogieran los ordenanzas de cada departamento, si venia como urgente se avisaba por teléfono y … y poco mas.

            Supongo que actualmente quizás ni exista, porque mucha documentación se enviará via internet y ni sobres ni motoristas que los lleve ni nada.

            Y mira, mira, mas cobayas, en este vídeo te recomiendo sobre todo la aventura nº 2 que empieza mas o menos a los 0:25 segundos: https://youtu.be/7RuTcJdcR2U

            El gato no estudiaba para heroe precisamente ¿no crees? 😆 😆 😆

            Responder

            • Erika Martin
              27 Noviembre, 2016 @ 07:37

              Bueno en la actualidad seguro que sigue existiendo. Hay mucha documentación que tiene que ir firmada de puño y letra por los directores y accionistas de las empresas. Como son contratos y acuerdos importantes siempre se envían por mensajero.
              Además ahora con las Navidades y los regalos corporativos también se envían paquetes. Supongo que en el Ministerio se reciben y aceptan más regalos que en las empresas privadas.

              Parece que a los gatos no les gustan las cobayas jaja

              Responder

      • ramrock
        26 Noviembre, 2016 @ 14:23

        Oh, oh! he mandado una respuesta pero se ha debido ir directa a “spam” o algo así, ni siquiera ha salido como “pendiente de revisión”

        Responder

        • Erika Martin
          26 Noviembre, 2016 @ 18:57

          recuperado ?

          Responder

          • ramrock
            26 Noviembre, 2016 @ 19:51

            Jo, gracias. Perdona por la molestia.

            Esto merece un buen tema musical, en este caso, música medieval, folk, folk nórdico, es una pasada, al menos para mi: https://youtu.be/xWY6GMYgGjI

            Buenas noches y feliz domingo.

            Responder

            • Erika Martin
              27 Noviembre, 2016 @ 07:39

              No pasa nada, no te preocupes.

              Gracias por el vídeo.

              A seguir disfrutando del finde. Feliz domingo!

              Responder

  13. Carmen Ferreira
    28 Noviembre, 2016 @ 20:35

    Oye el otro día con las profesiones raras podías incluir falsificador de tarjetas de acceso, ¿sabes lo que se liga con una tarjeta de una buena empresa? indra, telefónica, airbus… en el metro y si vives en la zona sur en la C3 te tienes que sacudir los moscones XD yo creo que me voy a poner a hacer tarjetas falsas y venderlas a los Parleños jijijiji

    Yo siempre me las pongo, me lo tomo como cuándo te ponen el collar de flores hawaiianas y te dicen “aloha”, además odio que me pregunten dónde está esto o lo otro así que enseñar la tarjeta de visitante me mola.

    Cuándo tengo reuniones con Amazon lugar en el que no te dejan ni un minuto sola y lo de ir sin tarjeta nasti de plasti, en una formación ya hubo un “expulsado” que no la llevaba y tuvo que ir a por el DNI o el carnet al coche jijijj.

    No entiendo el miedo a identificarse, además a mi me hace gracia y normalmente al tener un apellido rarete me reconocen de haber hablado alguna vez, y me echo unas risas por lo general.

    En mi empresa no tenemos tarjetas y somos mogollón pero nos conocemos todos (no me sé todos los nombres), nos saludamos siempre, buenos días, felicitamos todo… pero si alguien se cuela lo pillamos a la primera, tampoco pueden robar nada de valor.

    Un saludo y me he reído mucho

    Responder

    • Erika Martin
      1 Diciembre, 2016 @ 13:47

      jajaja vale, Carmen, incluyo esa profesión en la 2ª parte de profesiones raras. ¡¡Qué casualidad!! vivo en la zona sur de Madrid y cojo habitualmente la c3 jaja ¡qué pequeño es el mundo!

      Me has recordado a cuando vivía en Frankfurt. Durante un tiempo trabajé en Lufthansa en el aeropuerto. En la misma línea de tren íbamos los de la Opel, los de la farmacéutica Hoechst y los de Lufthansa. Todos con la tarjeta colgada al cuello como un collar hawaiano jajaja Pero los de Lufthansa ligábamos mucho porque o eras piloto guapetón ? o azafata ? y el uniforme también hacía mucho (bueno, yo estaba en oficinas, pero daba igual, también ligaba jijii)

      Vaya, en Amazon no se andan con tonterías jajaja ¡expulsado! Eso de mandarte a casa se hace en mi empresa pero en el caso de que no cumplas con el código de vestimenta.

      Yo tampoco entiendo ese miedo a identificarte ni cuando llegas a los sitios ni cuando llamas por teléfono. Me alegro de que en tu empresa os conozcáis todos y de que seas capaces de reconocer a un “infiltrado” Aunque no haya nada de valor, como te dejes el móvil sobre la mesa y venga alguien y se lo lleve, ya tienes drama para unos cuantos días.

      Yo también me he reído mucho con tu comentario. Perdona el retraso en responderlo, se me fue a la papelera. No entiendo por qué, tu ya has comentado más veces.

      Un besote muy grande!

      Responder

  14. Andreas Westhues
    17 Mayo, 2017 @ 12:23

    Me encanta esta diferenciación entre gente normal y gilipollas 🙂 🙂 🙂 Se podría decir que ellos no se ponen la tarjeta porque se les reconoce ya como tales pero no siempre es fácil. Lo explicas muy bien. Me imagino que también depende de con quienes tratan los visitantes normalmente. Si es el Maximo Dutti de la empresa, se creen con derecho para todo. En fin, gente normal llega a entender las implicaciones …
    Un abrazo, Erika!

    Responder

    • Erika Martin
      18 Mayo, 2017 @ 18:35

      Quizás no se ponen la tarjeta para que todo el mundo sepa lo que son y no haya lugar a dudas jajaja
      Efectivamente, Andreas, los jefes supremos de cualquier empresa se creen con derecho a todo. Gracias a Dios la gente normal entiende las normas y las respeta.
      Un abrazo grande para ti!

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: