23 Comentarios

  1. Pedro Fabelo
    7 Noviembre, 2014 @ 19:00

    ¡Pero qué peligro tienes, Erika! Y cómo te aprovechas de los pobres pelotas, por Dios. Te citaré al gran William Chespir (lo siento, pero mi nivel de inglés es casi tan pésimo como el de Esperanza Aguirre), hablando en una de sus obras en relación a los pelotas: "Si nos pinchan, ¿acaso no sangramos? Si nos hacen cosquillas, ¿acaso no reímos? Si nos envenenan, ¿acaso no morimos? Y si nos agravian, ¿no debemos vengarnos? Si nos parecemos en todo lo demás, también los pelotas nos parecemos a vosotros los íntegros en que somos seres humanos; un poco rastreros y miserables, es cierto, pero humanos al fin y al cabo".
    En cuanto a tus compañeras con camisas de leñador, ¿no te has parado a pensar que igual son fanáticas del Grunge?
    Muy divertido tu post de hoy, Erika. Un saludo.

    Responder

  2. Erika Martin
    7 Noviembre, 2014 @ 19:15

    Hola Pedro, ¿tu no sabes eso de "el que algo quiere, algo le cuesta"? Pues si los pelotas quieren recomendación, que se paguen un cafe mañanero con bollo jajaja. ¡Cuanta razón tenía Guillermo Chespir!
    Ahora que lo dices, es verdad, mis compañeras son Grunge. Alaska está al lado de Seatle, por eso van así vestidas.
    Guay que te haya parecido divertido el post.
    Saludos y buen fin de semana.

    Responder

  3. Jordi Luna
    7 Noviembre, 2014 @ 20:36

    Impresionante, es como la vida misma. Supongo que es un microcosmos donde te encuentras a todas las modalidades de carácteres posibles. Algunos repetidos por supuesto. Me gustan y me hacen reir tus soluciones a todo, cuando uno tiene ingenio lo tiene, y ya está. Encantado de leerte. Besos, abrazos…etc…

    Responder

  4. Erika Martin
    8 Noviembre, 2014 @ 09:41

    hola Jordi, es así, te encuentras todas las personalidades posibles en ese microcosmos. Las soluciones no sé si son ingeniosas, muchas veces son más bien técnicas de supervivencia, por llamarlo de alguna forma.
    Gracias por leerme. Besos, abrazos y muy buen fin de semana

    Responder

  5. Humoreo Luego Río
    8 Noviembre, 2014 @ 10:36

    Lo que cuentas aquí, lo viví, hace muuucho tiempo. Tienes toda la razón. Cuando te ascienden, te salen amigos de debajo de las piedras, y enemigos, de detrás de cada esquina que dobles, los pelotas van aparte. Son una balsa de aceite, que siempre flota encima del agua, sea o no turbulenta. Creo que todo esto, va implícito, en cada cargo de responsabilidad de cada persona.
    Después de leerlo todo, he llegado a la conclusión, de que tienes más peligro, que Bin Laden con un zippo dentro de un polvorín!!!

    Responder

  6. Erika Martin
    8 Noviembre, 2014 @ 10:51

    Veo que sabes perfectamente de lo que hablo, Humoreo. Efectivamente, esto va implícito en el cargo aunque para los nuevos en el departamento puede ser difícil la adaptación al principio.
    jajaja son mis tácticas de guerra 😉
    Besazos

    Responder

  7. Carlos Girón
    8 Noviembre, 2014 @ 11:36

    Pues yo quiero tener una empresa para tener a Erika en ella. Una reunión semanal sólo para escuchar estas historias de viva voz. Ya me veo como niño pequeño listo para la historia maravillosa del día. ¡Muchas gracias por este espacio querida! De verdad que me encantaría conocerte e intercambiar relatos con un café jeje. ¡Un abrazo!

    Responder

  8. Erika Martin
    8 Noviembre, 2014 @ 18:39

    Pues si un día la tienes, estaría dispuesta a asistirte, aunque luego quizás te convertirías en protagonista de las historias que cuento aquí, jeje.
    Gracias a ti por estar ahí leyéndome semanalmente. En la próxima escapada que me haga a Barna, te aviso y, si te apetece, nos tomamos ese café e intercambiamos relatos. ¡Un abrazo y muy buen fin de semana!

    Responder

  9. Maria Del Socorro Duarte
    8 Noviembre, 2014 @ 18:52

    Mi querida Erika,realmente muy divertido y muy real,son etapas que pasa uno no porque lo desees sino por la condición humana de quienes te rodean pues si haces bien tu trabajo pones en evidencia a quien no lo hace….Es bueno en cualquier área saber distinguir la sinceridad de la falsedad o conveniencia,me ha gustado,ya sabes que me gusta tu estilo,besitos preciosa…!!!

    Responder

  10. Erika Martin
    8 Noviembre, 2014 @ 19:23

    Hola preciosa, gracias por acercarte a este rincón. Haces una reflexión muy buena: saber distinguir entre sinceridad y falsedad. A veces no es tan fácil diferenciarlo pero como tu dices haciendo bien tu trabajo, pondrás en evidencia a quien no lo hace.
    Besitos y abrazos

    Responder

  11. Hilda Hurtado
    9 Noviembre, 2014 @ 13:39

    Hola Erika! Muy entretenida entrada. Imagino con lo que tienes que lidiar a diario. Me he reído bastante con "las leñadora" , si que tienen cara para criticarte, se nota que no conocen la palabra " glamour", jejeje. Imagino a la odiosa que interrumpe tus reuniones con tu jefe o al sangano que escribe los emails directamente a tu jefe, han de ser insoportables, pero siempre Súper Erika, tiene una solución al problema. Jejeje ahora entiendo aún más porque les diste Huevos Fritos en la cena de Navidad, jajajja. Un gran abrazo desde NY.

    Responder

  12. Entre suspiros y un café
    10 Noviembre, 2014 @ 13:19

    Tremendo y muy entretenido todo. No he vivido nada similar, he marcado las distancias necesarias de respeto en el trabajo por eso de ocupar un cargo inferior, no tener confianza y demás, pero lo de odio, miedo, copiar la imagen… ¡Me parece de otro siglo! Eres una más, con más responsabilidades y otro rango en el organigrama, pero no por ello deben tratarte de otra manera que no sea con respeto y educación…

    ¡En fin! Lo que sí he tenido son compañeras leñadoras mirándome de reojo… jejeje

    ¡Un besazo Erika!

    PD: me he llamado lo de los cursos de imagen personal, debes aprender muchísimo…

    Responder

  13. Juanan G.C.
    10 Noviembre, 2014 @ 21:23

    Hola Erika, como siempre genial el post. Es cierto lo que dices, la gente reacciona de manera muy extraña cuando el interlocutor es alguien de dirección. Imagino que si a todos nos grabaran en según que circunstancias daríamos una imagen distorsionada de lo que somos en realidad. Está claro que muchos se acercan a tí porque quieren conseguir algo y otros se alejan por que no quieren inmiscuirse, cada cual con sus motivos. De todas formas, todos tendemos a juzgar de manera injustificada, sin pruebas y sin conocimiento, forma parte de nuestra forma de ser. Yo a la executive assistant de mi trabajo no la aguanto, es muy pesada y se mete en todas las conversaciones, no me parece tan válida como para que ocupe ese puesto y creo que a veces es incompetente, pero lo que me parezca a mí, seguramente no tiene nada que ver con lo que le parece al director, que es para quien trabaja. Todo es cuestión de perspectiva.
    Buen trabajo, he disfrutado mucho leyendo este post y viéndote en esa actitud de arpía encantadora. 😉
    Un abrazo

    Responder

  14. bardo
    11 Noviembre, 2014 @ 07:41

    Inteligente, cualificada, atractiva y con estilazo…normal que fluya la envidia y el peloteo.
    Me divierto mucho con tus anécdotas ,y de hecho, siento curiosidad por conocer que rostrro esconde el dibujo rubio que te representa.
    ¡Qué tengas un buen día!

    Responder

  15. Erika Martin
    11 Noviembre, 2014 @ 19:53

    Efectivamente mis compañeras matonas no conocen el glamour jajaj La diosa que interrumpe anda preocupada porque al reunirme a primera hora con mi jefe ya no puede hacerlo, aunque supongo que no tardará en buscar una solución ella tambien ¡puff! … se merecían lo de los huevos fritos jajaja
    Un abrazo muy fuerte, Hilda y disculpa por haber tardado en responderte

    Responder

  16. Erika Martin
    11 Noviembre, 2014 @ 20:00

    Hola Patri,
    hay gente para todo. No importa si estás arriba o abajo en el organigrama, si te quieren pisar.
    Anda, si tus compañeras leñadoras te miran de reojo, entonces es que tu tambien eres glamurosa 😉 jeje
    La primera impresión que se lleven los demás de ti, es muy importante. Cuidar tu imagen, en este mundo de apariencias, te abre tantas puertas como hablar idiomas, por ejemplo. Te animo a que te apuntes a uno de esos cursos, son muy interesantes.

    Besos y disculpa por haber tardado en responder tu comentario

    Responder

  17. Erika Martin
    11 Noviembre, 2014 @ 20:08

    Hola Juanan,
    muchas gracias por tu comentario y lo que dices en él.
    Es así, cada uno tiene una imagen sesgada de cómo son los demás. Lo que vemos es solo la punta del iceberg.
    Te diré que en mi empresa hay una executive assistant que es como tu compañera, otra incompetente. Todos la odiamos también jaja pero ahí está.
    ¿Arpía encantadora? mmmm sí, a veces lo soy jiji
    Un abrazo.

    Responder

  18. Erika Martin
    11 Noviembre, 2014 @ 20:25

    Hola Bardo,
    gracias por tu visita. Hacía tiempo que no me comentabas. Me alegro mucho de que hoy te hayas animado.
    jajaja siendo así es inevitable que me envidien o que me hagan la pelota … No, en serio, yo mantengo una actitud humilde porque sé que si un día paso a otro departamento, todos esos "super amigos" no volverán a invitarme a café.
    Quien sabe, lo mismo un día me lanzo y subo una foto mi cara.
    ¡Qué tengas muy buena semana! Besos

    Responder

  19. Anita AgendaLunares
    12 Noviembre, 2014 @ 11:48

    Jajaja Hola guapa, llevaba varios días (por no decir semanas) sin entrar por aquí y ya lo echaba de menos. Cada día te superas con tus entradas. Me encanta ese tono de humor que les das, tan necesario hoy en día. La verdad, es normal que desprendas envidia,se te ve una mujer trabajadora, inteligente, mano derecha del jefe por méritos propios (que 10 años son muchos y eso hay que ganárselo) además que tienes estilo, eres divertida… ¿Llevas chaleco antibalas debajo de la ropa? XD Bueno, gracias por hacernos pasar un rato divertido e insisto en lo dicho otras veces, ¡QUE SANTA PACIENCIA LA TUYA! Jaja. Un saludo 😉

    Responder

  20. Erika Martin
    12 Noviembre, 2014 @ 19:14

    Hola Anita, empezaba a echarte de menos, que bien que me hayas visitado.
    Alguna vez lo he comentado, lo cierto es que en algunas de las situaciones que expongo en el blog he terminado llorando en el baño. Sin embargo, pienso que para dramas y desgracias ya tenemos las noticias. Por eso, le doy la vuelta y saco el lado cómico a las cosas. Lo importante para mi es cuando me leais, paseis un buen rato.
    Si, si llevo chaleco antibalas jajaja
    Besazos, guapa!!

    Responder

  21. Carlos Girón
    14 Noviembre, 2014 @ 18:32

    ¡Sería genial desvirtualizar! Ya me dirás cuando estés por aquí. 🙂 ¡Un abrazo fuerte y gracias de nuevo por tan buenos relatos!

    Responder

  22. Ana Solís
    22 Noviembre, 2014 @ 11:38

    Hola, acaso de llegar a tu blog no sé cómo ¡y me encanta! Yo aún no termino mis estudios, así que no sé mucho sobre experiencia laboral, pero tus relatos son muy divertidos 🙂
    Saludos desde México

    Responder

  23. Erika Martin
    22 Noviembre, 2014 @ 11:44

    Hola Ana, ya irás ganando experiencia laboral cuando termines tus estudios, todo llegará 😉 Mientras tanto eres más que bienvenida a mi blog. Aquí podrás ir descubriendo cómo es el mundo de la empresa.
    Gracias por hacerme saber que te gustaron mis relatos.
    Saludos

    Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: