18 Comentarios

  1. Javier de Lara
    17 Junio, 2014 @ 17:04

    Erika, que el poder corrompe es una de las mayores verdades que he escuchado nunca. Hay que estar muy entrenado y no desearlo en exceso para que alguien sepa llevarlo con dignidad. Si yo te contara las migajas por las que se pelean algunas personas con tal de conseguir un poco…

    Responder

  2. Erika Martin
    17 Junio, 2014 @ 18:28

    Cuando se avecinan cambios en la Dirección, las puñaladas traperas están a la orden del día. Ahí sí que sale lo peor de cada persona en su lucha por conseguir el poder. Saludos, Javier

    Responder

  3. Nazareth Viviendo la vie en rose.
    20 Junio, 2014 @ 11:58

    Ya se sabe…" si quieres conocer a fulanito…dale un carguito"…. 😉 esa gente es así con o sin puesto, pero son tan inseguros, que hasta que no se ven con poder, no actúan tal y como son…

    Responder

  4. Erika Martin
    20 Junio, 2014 @ 15:04

    Gracias por opinar, Nazareth. Tienes razón, seguramente son así de nacimiento y solo lo muestran cuando tienen un cargo. Saludos.

    Responder

  5. María Angélica Teherán García
    20 Junio, 2014 @ 15:24

    Jajajaja… Me encantó eso de que si los directivos pueden apuntar sus citas, tú puedes sacar copias…¡Qué buena entrada"… Además, creo que conozco a más de una así de ese estilo…

    Responder

  6. Juanan G.C.
    20 Junio, 2014 @ 22:09

    Que bueno Erika, yo que llevo trabajando en administración toda la vida he visto estos perfiles multiplicarse hasta el infinito y más allá. Es ridículo pero hay a quien le sale bien, es posible que para estar en un cargo como esos haya que tragar mucho, hacerse el imprescindible, pasarse de leal y excederse en amabilidad. O quizá no sea necesario, pero a los directivos le suele gustar…. En fin, el mundo empresarial!! A veces es odioso, a veces edificante, pero nunca justo. Nunca (o casi nunca) gana el que más se lo merece sino el que mejor juega su papel. Un abrazo

    Responder

  7. Chloe Rar
    21 Junio, 2014 @ 02:04

    La pura verdad!!!, he visto tantos pero tantos casos como estos que ya ni pena me dan estas personas que piensan que comportándose de esa manera, las personas de su entorno los van a respetar. Gracias por otra entrada tan buena Erika. Saludos! 🙂

    Responder

  8. Erika Martin
    21 Junio, 2014 @ 05:51

    Lo de mi compañera "asistenta" es increíble, se aprovecha del compañerismo de los demás para que le hagan su trabajo, de modo o que o le paras los pies o te conviertes en su esclavo

    Responder

  9. Erika Martin
    21 Junio, 2014 @ 06:09

    A muchos les sale muy bien y, como sabiamente dices, es un juego de estrategia e intereses, no se trata de hacer bien tu trabajo, sino de perpetuarse en el departamento. Gracias por el comentario, Juanan. Un abrazo

    Responder

  10. Erika Martin
    21 Junio, 2014 @ 06:10

    Chloe me alegro que te haya gustado la entrada. Muchas gracias por comentarla. Besos

    Responder

  11. Anyol
    21 Junio, 2014 @ 16:25

    Hola Erika, hay muchas cosas que decir sobre lo que has escrito. Claro, esas secretarias que suben de peldaño y se les suben los humos no valen la pena, y ves, su castigo lo tienen. Y creo que lo que pasa es que ven muchas peliculas pero se ve que no ven nunca el final, donde el malo cae y se estampa.
    En cuanto a la que quiere humillar a la pobre secretaria porque no sabe ni leer y ni se entera, pobrecita, que mal se tiene que sentir con ella misma para tratar asi a la gente.

    Responder

  12. kader
    21 Junio, 2014 @ 16:38

    Bueno, bueno, todo eso pasa!! pásalo a novela, ¿no?

    Responder

  13. Juan Carlos Galan
    21 Junio, 2014 @ 17:15

    Menos mal, Erika, que el próximo miércoles estarás ante sus satánicas majestades. Disfruta de la vida, defiende tu dignidad -como lo haces-y sigue escribiendo entradas de este tipo. Son muy dignas de ser leídas. Es por ello que me apunto tu blog y te seguiré a partir de ahora.
    Saludos

    Responder

  14. elia fergon
    21 Junio, 2014 @ 19:23

    Aunque aun no estoy en el mercado laboral si que escucho cosas semejantes a mi madre y sus compañeras, me encanta la entrada

    Responder

  15. Erika Martin
    22 Junio, 2014 @ 07:48

    ese departarmento es muy animado jaja pasa de todo :), kader

    Responder

  16. Erika Martin
    22 Junio, 2014 @ 07:50

    Juan Carlos me alegra mucho que me leas y me sigas. Muchas gracias por apuntarte. Ya te contaré qué tal fue el concierto. Besos

    Responder

  17. Erika Martin
    22 Junio, 2014 @ 07:55

    Elia, cuando te incorpores al mercado laboral tendrás experiencias muy buenas y otras no tanto. Conocerás a gente muy interesante y valiosa, y también habrá personas a las que lamentarás haber conocido. Lo importante será, como dice Juan Carlos en su comentario anterior, que seas tu misma y te hagas respetar. Besos

    Responder

  18. Erika Martin
    22 Junio, 2014 @ 09:18

    Hola Anyol, creo que muchas de estas personas se olvidan de que la vida da muchas vueltas. Unas veces estás arriba y otras estás abajo. Con esa altivez, lo único que consiguen es quedarse solos cuando tocan fondo. Ya lo descubrirán cuando llegue el momento. Tiempo al tiempo. Saludos.

    Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: