18 Comentarios

  1. Ines
    23 agosto, 2019 @ 12:12

    Aquí una que aprendió taquigrafía cuando estudió Secretariado…, método Gregg y no lo ha usado en la vida XD. Eso sí, me hubiera venido FENOMENAL en el instituto para tomar apuntes en Historia!!! Creo que a mí no me llegaron a hacer nunca pruebas de mecanografía ni de taquigrafía pero sí que lo ponía en el curriculum, velocidad en español y en inglés para meca y taqui 😉 ¡¡Qué tiempos!!

    Responder

    • Erika Martin
      23 agosto, 2019 @ 12:46

      Hola Inés,

      acabas de convertirte en la segunda persona que conozco que sabe taquigrafía 🙂

      Sí, nos hubiera venido fenomenal a todos para tomar apuntes en clase en aquellos tiempos en los que casi todo se escribía a mano y no estábamos digitalizados como ahora. La verdad es que daba mucho caché ponerlo en el currículum, aunque me temo que este era un requisito de esos que ponen a voleo en las ofertas de empleo y luego nunca utilizabas en el curro.

      Un abrazo

      Responder

  2. Keyra
    23 agosto, 2019 @ 13:19

    Soy Panameña, aprendí taquigrafía, incluso shorthand. Desde hace años no es parte de la enseñanza, pero que problema en Panamá, porque hasta el bachiller y licenciatura en secretariado han eliminado. ¡Qué dilema!
    Encontrar secretarias con las competencias claves de redacción, tecleo; entre otros, es un milagro, diría que la última camada fue en mi generación y eso que tengo 35.

    Nos toca enseñar o apagar fuego a las que tenemos esas competencias y ni imaginar cómo hacen las empresas que no tienen secretarias tituladas. En algún momento, a un genio se le ocurrió que una secretaria puede ser cualquiera y sin demeritar, hay profesionales de otras áreas ejerciendo secretariado y es allí donde surge bajo rendimiento o se empaña la imagen de las verdaderas profesionales del secretariado.

    Lo cierto es que aprendí taquigrafía, shorthand y lo disfrutaba, profesionalmente nunca lo utilicé. Amé aprender mecanografía, recuerdo que como no tenía ni máquina de escribir durante la época del colegio, me iba al trabajo de mi mamá y ella me daba una computadora y yo me sentaba.. Tiqui, tiqui, tiqui, mirando mis escritos y pasaban los compañeros de mi mamá… Oyeeee y ella por qué no mira el teclado y mi mamá toda orgullosa… Es que ella escribe sin mirar el teclado… Y aquellos caballeros anonadados. Ja, ja, ja. Y en la actualidad aún hay personas que se admiran al verme hacerlo y yo lo sigo disfrutando. A quienes teclean con dos dedos, en Panamá le decimos «picando maíz».

    Responder

    • Erika Martin
      23 agosto, 2019 @ 16:29

      Hola Keyra,

      aunque todos estemos habituados a escribir en el teclado, pocas personas escriben con los 10 dedos y sin mirar la pantalla. Normal que la gente se maraville al verte escribir así. Un aplauso para tu mami por haberte enseñado a teclear así de bien y sin picar maíz 😉

      Qué mala noticia saber que en Panamá han eliminado el secretariado de los planes de estudios. Muchas funciones han desaparecido (como esta de la taquigrafía) pero han surgido nuevas tareas y funciones más complejas que sí deberían enseñarse para dar un buen soporte a los directivos.

      ¿Qué te puedo decir? Yo soy de esas intrusas profesionales que no han estudiado secretariado, jajaja. Suele ocurrir que muchas empresas valoran más las habilidades personales (ser resolutiva, analítica, tolerancia al estrés, don de gentes, etc.) que saber las funciones típicas del puesto.

      Un abrazo

      Responder

  3. Alicia
    23 agosto, 2019 @ 14:39

    Erika, qué artículo más completo e interesante, como siempre todos los tuyos, sin duda.

    Yo no aprendí taquigrafía, pero algunas compañeras mías, ya jubiladas, sí que sabían y la llegaron a utilizar. Estamos hablando de hace 40 años en España.
    Yo soy dactilógrafa, y te cuento sobre todo por que´: Tecleo fuerte (aprendí en máquina manual), y debo tener alguna grasilla en los dedos que ha ido borrando las teclas del teclado, de las más utilizadas, unas 10 o así. Cuando algún compañero viene a mi ordenador dice, uujhhhh, ¿dónde están las letras?
    Gracias Erika, sigue igual,
    Un abrazo,
    Alicia

    Responder

    • Erika Martin
      23 agosto, 2019 @ 16:56

      ¡Gracias, Alicia!

      Supongo que hace 40 años solo había máquinas de escribir en las mesas de las secretarias y los administrativos (quizás en la de algún jefe también) y que lo habitual era que los jefes dictaran o dieran instrucciones para redactar escritos. Aunque, ya ves, incluso en aquellos tiempo algunas colegas ya no utilizaban la taquigrafía.

      jajaaja yo también aprendí a darle a la tecla en las máquinas manuales y el paso a la eléctrica fue la bomba, cuánto lo agradecieron mis dedos. Los primeros tiempos de ordenador fueron dar p.ej. a la A y que apareciera en pantalla aaaaaaaa de lo fuerte que había dado. No es grasilla, Alicia, no te preocupes, es que los teclados de hoy en día son maluchos y se borran las letras a los pocos años de uso. En cualquier caso, es una buena forma de descubrir si tus compañeros de trabajo saben escribir en método ciego o con 2 dedos 😉

      Creo recordar que es la primera vez que comentas en el blog, así que te doy la bienvenida a este apartado y te agradezco que hayas compartido tus vivencias conmigo y el resto de los lectores.

      Un abrazo

      Responder

  4. Óscar
    23 agosto, 2019 @ 15:24

    Fíjate, yo toda la vida pensé que la dactilografía era la mecanografía, porque en Benidorm daban cursos solo de esto último… Quizá lo primero no vendía… Muy interesante el artículo. La taquigrafía, igual que el lenguaje de los gestos, es algo que siempre quise aprender pero con lo que nunca me puse… Besitos

    Responder

    • Erika Martin
      23 agosto, 2019 @ 16:37

      Hola Óscar,

      hasta el diccionario piensa que la dactilografía es lo mismo que la mecanografía, pero te pones a investigar y descubres un mundo, o sea, la diferencia entre las dos cosas. Yo tampoco ver cursos de dactilografia allá por los años ’70 – ’80.

      Veo mucho más útil el lenguaje de gestos o el morse que la taquigrafía … ahí mi opinión por si un día te animas a aprender alguno 🙂

      Besos

      Responder

  5. Maribel Ortiz
    23 agosto, 2019 @ 18:56

    Hola Erika,

    Yo estudié dactilografía y taquigrafía (en francés, con adaptación al español y al inglés) y la he utilizado profesionalmente a diario durante casi 40; de hecho, aún hoy, tomo la mayoría de mis notas a mano en «taqui».

    Para mí ha sido y sigue siendo una forma muy útil de apuntar cualquier cosa que necesite recordar o que me interese en cualquier momento, si no tengo un teclado a mano.

    Besos.

    Responder

    • Erika Martin
      23 agosto, 2019 @ 19:32

      Hola Maribel,

      supongo que cuando sabes taquigrafía y estás acostumbrada a utilizarla, es mucho más rápido e incluso cómodo escribir así que en español, inglés, francés, etc. Hoy ha caído en desuso, pero lo que sí es fundamental que aprenda cualquier persona es dactilografía.

      Te diré que yo prefiero tomar notas a mano y planificarme las tareas y los compromisos en mi agenda de papel de toda la vida. Así recuerdo mejor las cosas.

      Besos

      Responder

  6. Maribel Ortiz
    23 agosto, 2019 @ 18:58

    Hola Erika,

    Perdona, me refería a 40 años.

    Besos

    Responder

    • Erika Martin
      23 agosto, 2019 @ 19:33

      Lo entendí, aunque gracias por la aclaración 🤗

      Responder

  7. Marisa Rey
    24 agosto, 2019 @ 20:30

    Totalmente de acuerdo Erika! El saber no ocupa lugar, sin embargo habiendo tanto por aprender y estudiar vale la pena pensar en qué dedicar el esfuerzo. Justamente tengo el post preparado de septiembre sobre la taquigrafia y va de eso justamente. Septiembre empieza el curso y yo diria que se puede escoger entre idiomas, competencias digitales, soft y mil opciones más útiles para el día a día. Como siempre un placer leerte 😘😘

    Responder

    • Erika Martin
      25 agosto, 2019 @ 13:47

      Hola Marisa,

      lo veo exactamente como tú. Dado que la taquigrafía ya no se utiliza en el trabajo, mejor centrarse en aprender lo que pones como ejemplo, algo que sí te ayude desempeñar tu trabajo o que mejore tu empleabilidad.

      Estaré pendiente de leer tu post de septiembre. Las musas nos han visitado a la vez 😉

      Una alegría que te hayas pasado por aquí. Un besote

      Responder

  8. Francisco Paez
    25 agosto, 2019 @ 02:23

    Waooo!! Qué buen artículo!! Me encantó

    Responder

    • Erika Martin
      25 agosto, 2019 @ 14:01

      ¡¡Gracias, Francisco!! A mí lo que me ha encantado ha sido descubrir tu blog vía este comentario 😍. Muy interesantes tus contenidos. Saludos

      Responder

  9. ramrock
    26 agosto, 2019 @ 11:58

    ¡¡¡Ay que leches!!! Toda la vida declarándome mecanógrafo y resulta que soy dactilógrafo.

    Le digo yo a usted señor guardia …

    Responder

    • Erika Martin
      26 agosto, 2019 @ 16:13

      jajajaja pues a partir de ahora di que eres dactilógrafo y así te haces el interesante, que seguro que hay mucha gente que no sabe qué es eso 😉

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de mi política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: