14 Comentarios

  1. jaqm11
    16 febrero, 2018 @ 19:21

    Que te puedo decir amiga, uno pensaría que los chismes se dan en los niveles mas bajos de la compañía, pero en verdad te sorprendería saber quienes son las personas que se dejan llevar y toman decisiones en base a chismes. Acá entre tu y yo y porque se que no se lo dirás a nadie, te digo que son los Directores (afortunadamente no de todas las empresas, pero si de mas de una) quienes tienes un modus vivendi muy extraño diría yo.

    Te contaré lo que le paso al primo de un amigo. En una ocasión un Homo Auditoris corrió el rumor de que cierta persona no cumplía con sus jornadas de trabajo, es decir, las más de 50 horas de trabajo a la semana no le eran suficientes a este personaje. Así que cuando esto llego a oídos del Director de Auditoria, este junto con el Director de Supply Chain, tomaron un avión para visitar esta facility y comprobar esto y realizaron un focus group (forma técnica de decirle a la gente que suelte toda la sopa) en donde no obtuvieron información alguna.

    Es decir 2 Directores invirtieron 1 día en un chisme, si hubieran levantado el teléfono y preguntado a la persona o quizá solicitar a alguno de sus asistontos un análisis mas objetivo de la hora de entrada y salida de esta persona, se hubieran ahorrado los miles que invirtieron en esto, una empresa de más de 10,000 empleados transnacional que se maneja de esta forma, y luego se preguntaban en la razón de tantos y tantos problemas. Quizá ponerse a trabajar y dejar los chismes les funcionaría… jajajajaja… en fin así pasa cuando sucede.

    Amiga, te deseo un excelente fin de semana, besos y abrazos.
    XOXO

    Responder

    • Erika Martin
      16 febrero, 2018 @ 21:26

      Hola Josue,

      yo creo que los chismes se dan más en Dirección que entre los empleados.¿De dónde sale toda esa info privilegiada, si los empleados no tienen acceso a ella? La plebe comenta cosas como «Qué vestido más feo lleva Fulanita» o «¿Te has enterado de que Homo Auditoris tiene una aventura con la asistonta?». Los jefes se centran en cómo hundir al otro para subir al poder, pej, lo que cuentas tú. ¿Trabajar menos de 50 horas? Intolerable jaja

      Entiendo perfectamente que los dos directores que comentas fueran volando a la facility y organizaran un focus group. Tenían que verificar que la información era cierta. Al estar de viaje, no estaban perdiendo el tiempo trabajando encerrados sus despachos. Un focus group es una reunión en la que se pone pastelería, caramelos y café, y se pierde todavía más el tiempo aparentando que se trabaja 😉

      Muy bueno tu comentario, hoy estás inspirado jajaj me he muerto de la risa con lo de homo auditoris, facility, focus group y asistontos.

      Muy buen fin de semana para ti también. Besos y abrazos

      Responder

  2. Conxita
    16 febrero, 2018 @ 21:11

    Interesante como siempre Erika.
    A mi personalmente me molestan mucho los chismes y soy de las que pienso que generan muy mal ambiente pero hay de todo en las grandes empresas.Hay gente que como bien dices los usa en su beneficio para cargarse a alguien y ellos trepar, otros que lanzan noticias para ver cómo se reacciona y así arrimarse al árbol que mejor los cobija, los cotillas que «leen» de pasada cualquier papel que tengas en la mesa o en la pantalla del ordenador, los chismosos que solo disfrutan cotilleando del prójimo, los que directamente inventan…en fin, una fauna y es una pena porque se pasa mucho tiempo en la oficina y estas cosas no favorecen la convivencia.

    Besos y feliz fin de semaba

    Responder

  3. Conxita
    16 febrero, 2018 @ 21:12

    Bueno era fin de semana que los dedos me han jugado una mala pasada.
    Besos guapa

    Responder

    • Erika Martin
      16 febrero, 2018 @ 21:44

      Hola Conxita,
      has resumido mi post en tres frases jaja y además apuntas algo que se me había escapado:los que directamente se lo inventan.
      Yo voy a trabajar para ponerme al día de los cotilleos. Nooo, es broma, lo digo por la imagen que puse al principio del post. Bueno un poco cotilla sí que soy, lo confieso. Pero tienes razón. No hay nada peor que estar en una oficina llena de comadrejas que están todo el día contando chismes. Al final crean muy mal rollo.

      Feliz finde para ti y muchos besos

      PD: a mi los dedos también me fastidian con el móvil. Doy una tecla y aparecen 7 letras en pantalla.

      Responder

  4. María Rivero Sánchez
    16 febrero, 2018 @ 23:39

    Hola Erika:

    El tema prometía, pero el resultado ha sido un super-post analizando el cotilleo en toda su extensión.

    Que me gusta a mí el cotilleo, aunque en realidad me considero más curiosa que cotilla. Vamos que si me entero de algo, no pararé hasta saber que hay de verdad en ello, y lo mismo me vale para temas personales que profesionales. Y créeme si te digo que si soy habilidosa en encontrar y confirmar un término imposible en un documento, utilizo esa misma habilidad para encontrar la info-cotilleo que me interesa. Ahora bien, tiene que ser un tema muy interesante para mí por el motivo que sea. Y por supuesto, yo me entero para mí, pero de mi habilidad para rastrear y contrastar info no sabe nadie que «un gran poder conlleva una gran responsabilidad». Por eso digo que curiosa mucho, pero cotilla nada, ni me gusta que se hable de mi vida, ni de la de otros.

    Tú, ya sabes, guárdame el secreto, eh? 😉

    Disfruta del finde. Un beso.

    Responder

    • Erika Martin
      18 febrero, 2018 @ 12:54

      Hola María,

      por lo que leo eres experta entonces en las tácticas de sonsacar información que comenté en el post. Genial que seas curiosa y no cotilla. A mi me pasa algo parecido. Cuando me llega un chisme prefiero contrastarlo y verificar si es cierto o es una fake news. Las cosas intranscendentales sí que las propago, la información confidencial o la que puede afectar a una persona en su vida privada o profesional no las comparto.

      Ya sabes, secretaria viene de secreto y yo guardaré tu secreto 😉

      Disfruta lo que queda del domingo. Un besote

      Responder

  5. Chelo
    18 febrero, 2018 @ 20:23

    ¡Hola Erika! A mí no me gustan los chismes. Tiendo a ponerme en la piel de la persona objeto de los mismos y me da pena. Si me entero de algo, prefiero tener la boca callada, pero tienes razón en que hay gente que te intenta sonsacar pensado que algo sabes y vienen haciéndote la pelota o especialmente agradables y te sacan el tema, como si estuvieras tonta y fueras a picar, y me encanta dejarles en ascuas («algo he oído, pero no lo recuerdo»).

    Muy bueno tu post, este tema da para mucho.

    Un beso.

    Responder

    • Erika Martin
      19 febrero, 2018 @ 16:05

      Hola Chelo,

      haces bien en ponerte en lugar de la otra persona, porque a veces los chismes pueden hacer mucho daño a nivel personal y ser un paso previo al mobbing en el trabajo.

      Hay gente a la que se la ve venir con esa cordialidad y peloteo. Genial que seas «malvadilla» y les dejes en ascuas, jejeje.

      Efectivamente el tema da para mucho 🙂

      Un besote

      PD: mil perdones por haber tardado en rescatar tu comentario y responderte

      Responder

  6. #Jerby @ratonbloguero
    21 febrero, 2018 @ 10:24

    Hola Erika

    Ahora ya menos. Pero hace tiempo, las papeleras de los directivos eran unas fuentes inagotables de chismes y cotilleos. Dichas fuentes solo estaban disponibles para el servicio de limpieza por lo que de lo que leían a lo que contaba podía haber un mundo que hacía aún más grande la pelotera.

    Besos

    Responder

  7. Maryasexora
    26 febrero, 2018 @ 11:18

    A mí me ocurre algo curioso con esto de los chismorreos, y es que tengo que tener cara de afable porque muchos se suelen confesar conmigo. Lo curioso es que cuando el chismorreo deja de ser chismorreo y se hace público y oficial, luego me cae la bronca: ¡¿tú lo sabías y no has dicho nada?! Ahí es cuando pongo cara de cordero y suelto: Es que me dijo que no lo contara…
    Y así, entre nosotras, no es que no lo cuente porque lo prometiese, es que llega un punto en el que ya no recuerdo qué cotilleo es de quién y para no meter la pata, no digo ni mú nunca.
    Besicos

    Responder

    • Erika Martin
      27 febrero, 2018 @ 23:11

      Pues sí, por lo que te vi en los videos en directo de la radio, tienes cara de buena persona y no contar secretos. Lo malo es lo que dices, llega un momento que no sabes quién te contó qué, si ya es voz populi … en fin, que o callas y te haces la tonta o puede llegar alguno de esos que no tiene ni idea, pero te hace una afirmación para que tú la confirmes y metas la pata.
      Qué difícil ser «confesora» de la gente, Mary.
      Muchos besos

      Responder

  8. Óscar
    9 mayo, 2018 @ 08:52

    Muy buenas las formas de sacar información… Es todo un máster digno de la rey Juan Carlos… Hoy he aprendido más cosas, ya me puedo acostar. Besitos

    Responder

    • Erika Martin
      10 mayo, 2018 @ 19:47

      Hola Óscar,
      pues sí, sacar información sin que se dé el otro cuenta es algo que se imparte en muchos cursos de formación para directivos y mandos intermedios.
      Nunca te acostarás sin saber una cosa más y mañana lo empiezas a poner en práctica en la oficina, a ver de qué cosas te enteras 😉
      Muchos besos

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de mi política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: