36 Comentarios

  1. ramrock
    8 julio, 2016 @ 21:16

    Avec moi las secretarias tranquilas, soy de los que se rinden a la primera 😆 😆 😆 😆 😆

    Y cuando me ha tocado a mi el papel de estar recibiendo llamadas … ¡chungo! lo paso mal, de hecho, y aunque siempre se recomienda no hacer eso, en las entrevistas de trabajo reconozco que la “atención al público” no es precisamente mi fuerte si no mas bien todo lo contrario.

    Y no solo es eso, que tiene que ver con la personalidad y el caracter es que, además, sencillamente, ¡¡¡odio ese tipo de trabajo!!!, me refiero a la atención al público y sobre todo por teléfono.

    Y para ir preparando el finde, aquí te dejo otra de mis gamberradas “glam-rock” clásicas 😆 😆 😆 😆 (nota personal interna: preparado copia de este comentario y guardandolo en un doc-wordl por si aca 😉 ): https://ramrock.wordpress.com/2011/01/24/adam-and-the-ants-ant-music/

    Wonderful weekend baby, good evening.

    Responder

    • Erika Martin
      9 julio, 2016 @ 08:56

      ¿Qué odias la atención al público? ¡qué cosas! 😆 😆
      Tienes razón, Ramrock, hay que valer para ello porque a veces te toca cada personaje ¡puff! Yo también odio el teléfono. Será porque cada muy pocos minutos me entra una llamada.

      Hombre, otra vez un vídeo de las hormigas 🎶

      Wonderful weekend, my friend!

      Responder

      • ramrock
        9 julio, 2016 @ 10:46

        Pero totalmente, a mi la atención al público como que no, yo prefiero estar en la oficina mas adentro, muy lejos del público.

        ¿Ya te habia dejado a las hormigas? ¡jo! que fallo.

        Bueno, pues mira este, puro primera mitad de los 70’s para adolescentes en plena ebullución. Hizo furor: https://ramrock.wordpress.com/2010/10/03/barry-blue-dancing-on-a-saturday-night/

        “Subidubi dubi du pá pá pá subi subi du du dua…”

        Jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajajajajajajajajajajaaa

        Good saturday.

        Responder

        • Erika Martin
          9 julio, 2016 @ 20:38

          jajaja cuanto más al fondo y menos a la vista mejor ¿no? ¡qué listo eres! 😝

          Sí, ya me habías dejado a las hormigas. La canción de Barry mola pero ¡qué pintas lleva! jajaja ese azul hace daño a la vista. Oye, ¿tu que crees que pensará esta gente ahora cuando se vea en los videos tan horteras de aquella época?

          “Subidubi dubi du pá pá pá subi subi du du dua…”
          Happy Saturday!

          Responder

      • ramrock
        9 julio, 2016 @ 19:44

        Oh, oh!, comentario perdido.

        Y no hice copia porque cuando lo envie salió a la primera, solo que con el aviso de que estaba pendiente de aprobación.

        Pero ahora ha desaparecido del todo.

        Responder

        • Erika Martin
          9 julio, 2016 @ 20:09

          take it easy, my friend … se fue a pendientes pero ya lo he recuperado 😉

          Responder

          • ramrock
            9 julio, 2016 @ 20:20

            Oye pero ¿no es raro eso de que primero lo pueda ver y al dia siguiente no esté?

            Eso si que es algo nuevo para mi

            Responder

            • Erika Martin
              9 julio, 2016 @ 20:48

              y para mi también eso es algo nuevo. ¿No te aparece algún comentario? No tengo ninguno pendiente y te juro que tampoco he eliminado ninguno.
              Ya sabes que si lleva link, se queda pendiente y a veces tardo horas en ponerme a moderar. ¿Puede ser eso lo que ocurrió?

              Responder

              • ramrock
                13 julio, 2016 @ 13:24

                No, a mi lo que me ha pasado es que dejé el comentario y salió, eso si, con la famosa advertencia de que está pendiente de revisión.

                Pero al dia siguiente entro y no está, así, como si lo de antes no hubiera pasado, eso es normal si el comentario es rechazado, entonces si, pero claro, eso me hubiera extrañado mucho.

                Y vuelve a salir todo normal a raiz de tu comentario diciendo que lo has recuperado de “pendientes”.

                Well y ¿que te parece lo que pasa a este pobre hombre?: https://ramrock.wordpress.com/2011/02/25/the-kinks-hot-potatoes/

                “I want your lovin’ 60 minutes an hour,
                I want your lovin’ 24 hours a day,
                I want your lovin’ 7 days a week.
                Yeh, yeh, oh yeh.
                I want your love, I need your love,
                But all I get is hot potatoes
                When I come home late at night
                To satisfy my appetite.”

                Jajajajajajajajajajajajaja

                Criaturita de diós. 😆 😆 😆 😆 😆

                Responder

                • Erika Martin
                  13 julio, 2016 @ 19:59

                  Pues no sé. La única explicación que se me ocurre es que se te quedara en pendientes. Suelo entrar por la tarde/noche a moderar comentarios (algún día me lo salto y no entro al blog 😆) Lo mismo tardó en aparecer por eso. Pero tu no te preocupes, siempre recupero todos tus comentarios.

                  ¿Patatas calientes? ¡pobre hombre! aunque con esas pintas y esa piñata no me extraña jajaja qué superficial soy 😂😂

                  Responder

  2. Fabián Vázquez
    8 julio, 2016 @ 22:07

    Jajajajaja, ya decía yo que eran muchas trolas!!!!!! Resulta que todo lo teneis más que controlado. La próxima vez que llame a una empresa y me digan alguna de esas excusas, me estaré preguntando si será verdad o me están vacilando…jajajaja

    Anda queee !!!!!

    Responder

    • Erika Martin
      9 julio, 2016 @ 09:03

      Buenos días Fabián,

      jejeje ahora te he dejado con la duda sobre si será verdad o te estarán metiendo una trola 😂😂

      Es que te pasas el día hablando con los contactos del jefe. Al final los conoces a todos. Y de repente un día te entra una llamada de alguien que no te suena la voz, generalmente un mal educado y que no dice lo que quiere. Es lógico que le cacemos a la primera ✌

      Vaya tela!! Buen finde!!

      Responder

  3. marigem
    9 julio, 2016 @ 12:18

    Jajaja, pues cuando he tenido que llamar para hacer gestiones sí que me han soltado esas cosas, y lo peor es que yo sí que doy mis datos porque lo de hacerme la misteriosa me parece muy mala idea.
    Un besín y me encantan estos post.
    Feliz finde!!!!!!!

    Responder

    • Erika Martin
      9 julio, 2016 @ 20:34

      Hola Marigem,
      no se hacerse la misteriosa no lleva a ninguna parte. Si te respondieron eso, sería una excusa 100% real pero apuesto a que luego te devolvieron la llamada. Esa es otra diferencia. Si eres educada y das tus datos de contacto (hay mucha gente que no lo hace) generalmente te llaman más tarde.

      Estoy recopilando frases típicas de empleados y de oficina. Espero tener “chicha” para el próximo viernes 😉

      Muy feliz finde y disfruta mucho de los paseos y de los picnics

      Responder

  4. Mirta
    9 julio, 2016 @ 18:10

    Que bueno que esta!!! De las tareas de una oficina, la que mas me gustaba, era atender el teléfono, era diversión asegurada jajaja No me digas que no es divertido, que tu compañero se haga pasar por tu jefe, es genial!! Siempre va haber gente muy molesta, ellos que están en todas partes y rubros, fueron, son y serán mis favoritos :-))
    Que tengas un maravilloso fin de semana!! Un abrazo grande, besazo

    Responder

    • Erika Martin
      9 julio, 2016 @ 20:30

      Hola Mirta,
      la verdad es que yo me río mucho cuando mi compañero suplanta a mi jefe. Lo hace fenomenal y el que está al otro lado del teléfono ni se entera jejeje
      Tienes razón, hay veces que tienes diversión asegurada, sobre todo con esos que están en un estado de amargura permanente. Es a los que más excusas pones jaajaja
      Muy buen fin de semana para ti también. Un abrazo muy fuerte, besos

      Responder

  5. Pedro Fabelo
    9 julio, 2016 @ 18:44

    ¿Y qué ocurre con los que llamamos directamente al jefe para que nos pase con la secretaria, que es realmente con quien queremos hablar? Apuesto lo que quieras a que tu jefe no es tan ingenioso poniendo excusas como tú, Supersecretarywoman. ; )

    Un beso. : )

    Responder

    • Erika Martin
      9 julio, 2016 @ 20:21

      Pues te contaré una anécdota que me ocurrió un día, Pedro. Estaba reunida con mi jefe en su despacho. Era una reunión de esas de planificación que duran horas y desvié mi teléfono al suyo por si me llamaba alguien. Estábamos ahí trabajando y sonó el teléfono. Fui a descolgar yo pero él se adelantó. Respondió solo con el nombre de la empresa. Vamos que el que llamaba no sabía que estaba hablando con el gran jefe jajaja
      Entonces le oigo decir: “Erika está reunida. Volverá a su sitio en un par de horas. ¿Me dice su nombre y sus datos de contacto?”. Lo clavó, aunque era 100% real la excusa.

      Un besote! (y otro para tu blog, no se vaya a poner celoso jaaja)

      Responder

  6. Conxita Casamitjana
    9 julio, 2016 @ 19:21

    Tienes toda la razón Erika, si una secretaria te bloquea, no hay manera de hablar con el jefe, es así de claro pero hay gente que parece no percatarse de la gran influencia que tenéis las secretarias. Afortunadamente no me he encontrado en esta situación, pero lo he visto hacer y que no se percaten de nada.
    Un beso

    Responder

    • Erika Martin
      9 julio, 2016 @ 20:44

      Es justo lo que dices, Conxita. Muchos se creen que somos bobas pero no, es poder. Nosotras decidimos quién y cuándo se habla con el jefe jejeje Cuanto menos educados, menos posibilidades hay de que transfiramos la llamada.
      Bueno, también ocurre que tu jefe te diga que no quiere llamadas y ahí te toca mentir como una beyaca.
      Hacer que no se den cuenta es toda una habilidad y un arte 😉
      Un besote

      Responder

  7. Paula Koval
    10 julio, 2016 @ 04:33

    Hi, Erika! I enjoyed reading about how you might deal with a persistent, lying, or psychotic caller looking for the boss person. There are some rather stupid people in the world and they are the fair game of any secretary they irritate.

    When i was quite young, like 24, I learned a lot about secretaries. Among the things I learned: they are gatekeepers; they have the ear of the boss; they are human; and that I should never piss off a secretary. I also learned that if I want to gather honey I should not kick the beehive.

    It was 1976 and I was looking for a job in a locality with high unemployment. I heard of a job that I wanted, so I made a call and learned who the hiring person was. I got that much from the woman who was his secretary.

    I took a freshly-typewritten copy of my CV and a dozen of freshly-made donuts with me and went to the plant. I parked in a visitor spot and went in to see the hiring person’s secretary.

    I found her easily and introduced myself, telling her that I have a copy of my CV for Mr. So-and-so to consider, and I gave her the donuts with an envelope taped to the box. She graciously accepted both items.

    She called me the next day and told me when her boss wanted to see me. I was there. Four weeks later I was hired for a better job than the one I was seeking.

    Whenever I had contact with a secretary it was always honest, respectful, and in full knowledge and understanding of her or his position in relation to who I needed to see and what I needed to do. I have never had a problem with a secretary, either on the phone or in person.

    Am I from another planet and I do not know it or am I delusional? Can you tell me, please, Erika?

    Responder

    • Erika Martin
      18 julio, 2016 @ 21:39

      Hi Paula!
      I guess you never had a problem dealing with secretaries because you have good manners.

      I talked about the phone calls in this article but you noted another situation where the lady at the front desk or the secretary have a key rol. In a recruiting process, we observe the behavior of the person who is waiting for the interview. If he/she are rude with us, I promise you, he/she wont get the job. Nobody hires impolite people 😉

      Sorry for the delay in answering you this comment.

      Hugs and kisses

      Responder

  8. cynthia grlx
    10 julio, 2016 @ 05:01

    Vaya, aquí llamada que llamadas de broma. Trabajé sólo por un corto tiempo en una oficina. Las mayoría de las llamadas de broma que me dieron fue descontentos llamadas telefónicas de personal y los empleados. Como persona líder tanto se puede obtener la mierda de ambos lados. Digo, los cuelgan todas hacia fuera en el asta de la bandera junto con los bos. 😊😊 Gracias hermana para compartir

    Responder

    • Erika Martin
      10 julio, 2016 @ 22:20

      No me extraña que te llegara mierda de los empleados y de personal, si estabas en un puesto intermedio. Ya te veo colgándolos a todos del asta de la bandera jajaja Supongo que es ahí cuando empezaste a probar la táctica de llevar un ladrillo en el bolso para darles a todos en la cabeza ¿no? 😂

      Responder

  9. Celia Segui
    10 julio, 2016 @ 15:11

    Erika, me tienes que decir qué hacer, cuando la empresa te ha hecho una putada, quieres hablar con el director, explicas a la secretaria cuál ha sido la putada y se lo pasan todos por el forro. Ahí sí me cabreo.
    Besos,guapa, sé que tú no eres de esas … Créeme las hay que ni te escuchan ni les interesa.

    Responder

    • Erika Martin
      10 julio, 2016 @ 22:06

      Hola Celia,
      la respuesta a tu pregunta da para escribir un post jajaja en esos casos yo siempre recurro a la manipulación emocional apelando a la solidaridad obrera. Es decir, cuéntale tus problemas a la secretaria como si fuera un paño de lágrimas (si hace falta llorar, se llora) y la última frase tiene que ser “y mi jefe tiene tal cabreo con la incidencia, que tengo un pie en la calle. Por favor, necesito que alguien me ayude ya y me dé una solución porque voy al paro”.
      A mi siempre me funciona porque oyen desempleo y se les remueve la conciencia. Incluso la he probado con las secretarias parisinas que son muy duras de roer y he pasado el filtro 😉😉
      Espero que mi truco te sea útil, ya me contarás si recurres a él. Mucha suerte con esas brujas.
      Muchos besos, guapa

      Responder

  10. María
    10 julio, 2016 @ 15:29

    La verdad es que estar de cara al público tiene un plus. A mí personalmente no me hace mucha gracia. El teléfono te da un poder que no te da cuando son esas visitas inesperadas. Pero aún así es para ir a un spa después de la jornada.
    Un abrazo.

    Responder

    • Erika Martin
      10 julio, 2016 @ 22:15

      Hola María,

      entiendo perfectamente que no te haga mucha gracia estar de cara al público. No es nada fácil y tienes que aguantar a cada uno, que es normal que al acabar la jornada vayas directa al spa. Me hace gracia porque alguna vez lo he hecho jaja para relajarme.
      Al teléfono al menos no les ves la cara 😊

      Muchas gracias por el comentario. Un abrazo fuerte

      Responder

  11. johann Sparragus
    12 julio, 2016 @ 05:15

    Es curioso que cuando Mengano necesita algo del “Gran Jefe” Sotano pase por alto el detalle de tratar bien a las secretarias, ya que lo que se intenta construir es justamente una relación que volverá a pasar por ella una y mil veces si las cosas salen como planeadas.

    Responder

    • Erika Martin
      13 julio, 2016 @ 19:48

      es justo como dices, Johann. Si Mengano quiere hablar con Sotano tiene que hacer la pelota a la secretaria. O al menos respetar unas mínimas normas de educación 😕: buenos días, soy Mengano, por favor, gracias. No es tan difícil ¿no?
      Un abrazo y gracias por tu visita.

      Responder

  12. Maryasexora
    13 julio, 2016 @ 20:28

    Uff! La atención telefónica… Lo cansina que puede llegar a ser la gente y lo que “se crece” por teléfono…
    En fin, no queda que tener paciencia, sonrisa telefónica y lidiar de la mejor manera posible a los plastas.
    Besicos

    Responder

    • Erika Martin
      13 julio, 2016 @ 22:28

      Hola Mary,
      la gente es muy pesadita jajaja A mi los que peor me caen son esos que no se presentan y cuando les das largas intentan meterte miedo en el cuerpo diciendo “Usted no sabe quién soy yo”. Pues claro que no le sé (imbécil), no lo has dicho 😂😂
      Das los mejores consejos: paciencia + sonrisa telefónica.

      Muchos besos

      Responder

  13. Óscar
    2 agosto, 2016 @ 23:10

    Un día voy a llamar a ti empresa, pero no para que me pases con tu jefe, sino para hablar contigo. Besitos

    Responder

    • Erika Martin
      3 agosto, 2016 @ 12:28

      Vale, un día de estos me llamas y hablamos. Pero si de repente te cuelgo, es que mi jefe se ha acercado a mi mesa a pedirme alguna “tontería” de las suyas jajaja.
      Besos

      Responder

  14. #Jerby @ratonbloguero
    18 agosto, 2016 @ 07:34

    Erika, este tipo de información es la que se debería dar en los cursos de ventas.

    Por cierto, una vez tuve un compañero de trabajo que tenía la extraña habilidad de convertir a las secretarias de pantallas en puentes. Pero nunca me enteré de cómo lo hacía.

    Responder

    • Erika Martin
      18 agosto, 2016 @ 23:10

      Pues ahora que lo dices, #Jerby, tienes razón. Esto debería incluirse en los cursos de ventas jejeje

      Tu compañero seguro que era simpático y educado con las secretarias. O quizás tendría una voz encantadora.

      Por cierto, en breve recibirás un email mío con reflexiones para tu cuaderno de comentarios. Es un poco largo, ya te pongo sobre aviso para que no te asustes cuando lo recibas 😉

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: