51 Comentarios

  1. Holden
    25 septiembre, 2015 @ 17:40

    Buena comparación. ¿Sabes cuál es el lema del ejército español? Todo por la patria… no, es broma. No digo el oficial, digo el de VERDAD 'Búscate la vida'. ¿Se aplica eso a las empresillas? Diría que si.

    -Oiga, si mi autobús tiene que empezar a circular a las 13 y yo vivo a una hora de mi autobús, y hasta las 17 no paro… ¿cuándo como?
    -Pues cuando tú quieras, chófer.

    Responder

  2. Erika Martin
    25 septiembre, 2015 @ 17:57

    jajjaja bueno, yo no he hecho la mili pero lo de "búscate la vida" es totalmente cierto en las empresas y si no lo haces es que no eres proactivo ni tienes iniciativa.

    Para lo otro, te llevas un bocadillo y te lo comes mientras conduces ¿Por qué? porque lo digo yo y punto, soldado… jejeje

    Que tengas muy buen fin de semana

    Responder

  3. Ana Suárez
    26 septiembre, 2015 @ 10:47

    Qué pena que sea así, después queremos ser como en Estados Unidos donde el departamento de compensaciones se ocupa de dar más compensaciones a los empleados: darles bonos para el gimnasio, darles un seguro privado con más compensaciones, darles becas para que estudien y tiempo.libre para hacerlo, darles sesiones de coaching, por eso ellos tienen tatnta paata y nosotros hacemos versiones Made in Spain…

    Responder

  4. Marigem Saldelapuro
    26 septiembre, 2015 @ 10:47

    Jajajaja, pues yo en lugar de imaginarme un cazador y la liebre me imagino a Elmer y a Bugs Bonnie. Un besito.

    Responder

  5. Josue A
    26 septiembre, 2015 @ 10:47

    Exagerado ¿? más bien creo que te quedaste corta…
    Eso de los headhunters es todo un caso, pues uno se imagina una cosa y la realidad es otra totalmente diferente, por ejemplo:

    – Somos de una empresa de headhunters y queremos saber si le gustaría ser parte de nuestra corporación, hemos encontrado que su CV es muy bueno y nos encantaría poder ayudarlo a encontrar un mejor empleo ¿le gustaría?
    – La respuesta obviamente es si, digo quien diría que no le gustaría mejorar.
    – Nos complace que diga que si, ahora si eso es lo que en verdad quiere, entonces tiene que pagar $$$$ para que nosotros podamos ayudarle.
    – O sea no tienen ya una cartera de clientes super poderosos que están buscando a los mejores candidatos para sus empresas, es decir no tienen una oferta de trabajo para mi o por lo menos una empresa que busca gente como yo, encima quieren que pague primero… mmm… esto no me suena bien.
    – Así es le podemos ofrecer un paquete de acuerdo a sus necesidades, ¿no le gustaría mejorar?
    – Si eso de mejorar ya le dije que si me gustaría, pero no me queda claro como me va ayudar y mucho menos porque tengo que pagar.
    – Usted puede avisarnos cuando vea una vacante de acuerdo a su perfil, y nosotros le ayudamos dando seguimiento.
    – Ok, ahora si ya me queda claro, yo tengo que buscar trabajo y avisarles si encuentro una vacante… menudo descubrimiento el que han hecho estos headhunters.
    – Contactaremos la empresa para recomendarlo.
    – Perfecto, no me conocen pero me van a recomendar … no se supone que para eso son las cartas de recomendación.
    – Que bueno que entienda como trabajamos … entenderá que somos su mejor opción.
    – Esta clarisimo, digo más claro ni el agua del mar rojo … yo le devuelvo la llamada, fijese que tengo más propuestas como esta y debo analizar la mejor

    Bueno esto le paso al primo de un amigo… pero les puede pasar a ustedes también, excelente fin de semana.
    Te envío un beso y un abrazo.

    Responder

  6. Chelo
    26 septiembre, 2015 @ 10:47

    Qué bien explicado Erika. Yo es como trabajo para la Administración ahí es otro cantar (aunque me has hecho recordar mi época de evniar curriculums y hacer entrevistas).
    Está claro que en las empresas privadas la batalla para ganarse uno el pan es constante, y por lo que veo, leo y oigo, a veces es a codazos.

    ¡Buen finde guapi!

    Pd: Menos mal que para vestirte de soldado te quitaste las perlas 😉

    Responder

  7. Elena García Domingo
    26 septiembre, 2015 @ 10:48

    Sobre esto, tengo una visión dividida… siempre he trabajado para alguna empresa y mis ultimos 12 años dedicados a una reconocida. He sido un numero, lo se aunque se esfuercen en hacerte sentir lo contrario o quieras que valoren tu esfuerzo y tu manera de trabajar (quiero pensar que los que te rodean durante tanto tiempo asi lo ven). En fin, ahora que llevo tiempo al otro lado, valoras cosas que antes no tenias en cuenta, como el coste tener empleados, que respondan a tus expectativas (basandome en mi experiencia como trabajadora), gente que sea resolutiva…. Perdona que se me va la cabeza jejeje Por cierto, no sabia que existe un programa que selecciona c.v. Qué fuerte!! Yo he leido todos los que me llegan, incluso los que no tienen nada que ver con lo que pido para el empleo :p Sobre entrevistas y c.v también habrían muchas anécdotas jejeje. Como siempre un placer leerte!! Un abrazo, Erika 🙂

    Responder

  8. Oscar Bustamante Matías
    26 septiembre, 2015 @ 13:17

    Totalmente de acuerdo contigo. No creo que exageres demasiado. Para los aumentos influye el peloteo, para el ascenso además que pisotees a tu compañero y encima le sonrías, pasta los cambios no tienen en cuenta tu valía (¿acaso la conocen?), y para colmo solo eres un número. Es una pena.
    Gracias por este buen rato y por todo lo que nos enseñas.
    Besitos y buen fin de semana!
    PD. No te queda mal el uniforme, te hace sexy y todo. 😉

    Responder

  9. Mirta Cristina
    26 septiembre, 2015 @ 13:17

    Surrealista o realista, todo depende del país :-)) Es tan gracioso como ves las cosas,
    que como ya te lo dije alguna vez, estas para el guion de una película!! Que tengas un
    bello fin de semana rodeada de linda gente!! Un besazo

    Responder

  10. Conxita Casamitjana
    26 septiembre, 2015 @ 13:17

    A pesar de que como siempre Erika nos lo describes con ese toque de ironía para hacernos sonreír, es triste ser un número.

    Después nos hablan de motivación, de desarrollo personal, de iniciativa, de proactividad, de dar lo mejor de ti mismo para progresar…sea lo que sea siempre haciendo sentir que no llegar a darlo todo.
    Creo que nos equivocamos con este extraño método de motivación made in spain, que no motiva a nadie y que evidentemente no funciona. Los que trabajan es porque son unas benditas almas que se creyeron aquello de que si te esfuerzas al final te recompensan…eso aquí es mentira, se acostumbra a recompensar al paleto más pelota y el que mejor habla…pero bueno eso ya lo sabemos.

    Yo encuentro a faltar pues realmente los incentivos que como comentaba Ana dan las empresas americanas, que parecen creerse realmente lo de la motivación y dejar aparcada la táctica del miedo…"oye guapita si no te gusta, en la calle hay cola".¿Igual es que lo de fuera siempre se ve mejor?
    Un saludo

    Responder

  11. Erika Martin
    26 septiembre, 2015 @ 13:19

    jjaja qué bueno, Marigem. Besitos

    Responder

  12. Erika Martin
    26 septiembre, 2015 @ 13:25

    Hola Josué,
    ¿de verdad que le pasó eso al primo de un amigo tuyo? :O
    No me extraña que les diese largas a esos cazadores cuyo talento era estafar a la gente. ¿Desde cuando paga el candidato por estos servicios? ¿no te llaman ellos? pues será, que ellos son los que necesitan algo, no tu jejeje.
    Gracias por contar la anécdota, iremos con cuidado.
    Muy buen fin de semana.
    Abrazos y besos

    Responder

  13. Erika Martin
    26 septiembre, 2015 @ 13:31

    Hola Elena,
    a todos nos gusta que nos valoren por nuestro trabajo y nuestras capacidades. Hay empresas que sí lo hacen. Yo trabajé en una así. Sin embargo, mi experiencia en el resto es que somos un númerito, especialmente si hay que hacer recortes.
    Me alegro de saber que tú sí que te lees todos los curriculums que te llegan .. que te encontrarás cada uno jajaj (mal redactados, llenos de incongruencias, perfiles que no encajan con las vacantes, etc) Daría para muchas anécdotas 😉
    Sí, hay un programita que los filtra aunque no sé cómo se llama.
    Muchas gracias por leerme y opinar sobre el tema.
    Un abrazote!

    Responder

  14. Erika Martin
    26 septiembre, 2015 @ 13:38

    Hola Chelo, supongo que el reclutamiento en la Administración va de otra forma. Con las oposiciones salvo en los altos puestos. Ahí ya habrá más enchufismo y amiguismo ¿no? (bueno, esto pensando en gobierno, diputados, senadores, consejeros, entre otros).
    Me tuve que quitar mis perlas porque sino no me admitían en el ejército. Menos mal que conservé la melena y no me obligaron a rapármela. Estás en todo jajaja

    Muy buen finde, disfruta!

    Responder

  15. Erika Martin
    26 septiembre, 2015 @ 13:47

    Spain is different, Ana. Aquí con pagarte a finales de mes ya vas que te matas jajaja.

    Lo cierto es que aquí muchas grandes empresas tienen todos o algunos de esos beneficios que comentas. Yo pej tengo tickets restaurant, seguro médico, seguro de vida y descuentos en algunos centros de formación. Supongo que disfruto de ello porque mi empresa es extranjera con jefes extranjeros y una mentalidad completamente distinta a la española.
    En el CoCo se habla de los temas que apuntas, claro. Aunque cuando hay que replanificar departamentos o plantilla, te prometo que solo somos un dato estadístico.
    Un besote

    Responder

  16. Erika Martin
    26 septiembre, 2015 @ 13:51

    Qué buen resumen has hecho, Oscar. Ya estoy visualizando esa sonrisa maliciosa que comentas. Cuando un compañero te sonríe así solo es sinónimo de que acaba de clavarte la puñalada trapera.
    Muy triste.
    Muchos besos y muy buen fin de semana!
    PD: ¿sí? me hace sexy el uniforme :O (jaja)

    Responder

  17. Erika Martin
    26 septiembre, 2015 @ 13:54

    Hola Mirta,
    pienso que depende más de las personas que dirigen las empresas que de un país u otro. Es solo cuestión de tener un poco de interés por conocer la valía de las personas que integran la plantilla de una empresa.
    Te deseo un soleado y cálido fin de semana. Disfruta mucho, muaaaack

    Responder

  18. Erika Martin
    26 septiembre, 2015 @ 14:11

    Me encanta tu reflexión, Contxita.

    Al final el problema es que las empresas no saben motivar ni recompensar a los empleados. No se trata de pagarles beneficios sociales o si me apuras tampoco de subirles el sueldo todos los años. Se trata de reconocer la valía de cada uno y de tratarles como personas, no como borregos.

    Es muy frustrante que uno se esfuerce por dar lo mejor de sí mismo para nada porque solo triunfa el pelota de turno. Y lo triste es que en la zona noble se piensan que el resto de los empleados no nos damos cuenta de estas cosas. Se piensan que con cobrar a finales de mes ya es suficiente para que nos sintamos afortunados de tener trabajo y si no te parece bien "en la calle hay cola" ;))

    Saludos

    Responder

  19. Manu cueva
    26 septiembre, 2015 @ 15:31

    Buena información Erika pero no se si eres amiga o enemiga Jeje Saludos.

    Responder

  20. Marta M.
    26 septiembre, 2015 @ 20:42

    Hola. no exageras nada. Acabas de edscribir la realidad del mercado laboral y de las empresas privadas porque los que son funcionarios son un mundo aparte. Me gustó el símil con el ejército y lamentablemente los CV no los leen… eso de cambiar a la gente de departamentos sin previo aviso y que te lo vendan como un ascenso o promoción es una triste realidad y pobre del que se queje… Me encantaron tus ilustraciones para reflejar el tema. Desde luego lo digo cada mañana cuando salgo de casa: me voy a la guerra y en la empresa hay que tener ojos hasta en la espalda porque de un tiempo a esta parte los puñales están en alto… cada uno defiende su puesto de trabajo y le dá igual el resto… seguimos en contacto

    Responder

  21. Marisa Doménech
    26 septiembre, 2015 @ 20:42

    Hola Erika,
    Cuando trabajé en alguna oficina de más jovencita, siempre lo hice de head soldado raso, jeje. No veas la de fotocopias y picadas de datos que me tuve que comer…Y todo por el sueldo mínimo interprofesional que a veces no llegaba ni a eso si tenía un contrato de media jornada.
    Viejos tiempos…¡¡Me has hecho recordar, jajaja!!! lo cual está muy bien porque también hubo buenos momentos…mnn…aunque menos de los que me hubiese gustado.
    Muy buena toda la información, eres una super girl, de HEAD nada, además de encantadora, eficiente. Y todo esto nos viene muy bien por si acaso nos lanzamos a la militarización, nunca se sabe si se va a volver con la de vueltas que da la vida..;-)
    Un besito preciosa y comparto, como siempre!!!
    Me ha encantado!!

    Responder

  22. Consciencia y Vida Magazine
    26 septiembre, 2015 @ 23:07

    La realidad supera la ficción y nos has descrito estupendamente este patético panorama nacional empresarial con estas estrategias por parte de los coach con el lenguaje y ya no digamos los headhunter que como bien dices son cazafantasmas reuniéndose en Cocos tipo reunión de Las Vegas tirando los dados a ver a quien le sale el seis….

    Que pases un fantástico y relajado finde!!
    Besitos :-))

    Responder

  23. Paula Koval
    27 septiembre, 2015 @ 07:31

    I read your latest installment of reality and many of the comments and I can tell you that in my 30+ years before I retired, I found that everyone is expendable, some more readily expendable than others. I learned that budget numbers bore more resemblance to one's raise in salary than their achievements over the past year. I loved my work and I enjoyed doing it, but some of the people to whom I had to report were either horse's asses who were afraid that I could outperform them, or shitbirds who threw me to the jackals when an interdepartmental dispute arose. The best capo I reported to was a fellow who understood loyalty. He knew that he could lie and I would swear it was true. He took excellent care of me. Second best was a retired colonel to whom I rendered proper military respect in all of my dealings. Although I was his subordinate serving three levels down, I was careful to advance his agenda in the arena of corporate politics. I became so good at it that when in a meeting with personnel from other divisions, they would look at me but hear him talking. He took good care of me. No one messed with me as long as I stayed in his pocket. I never used a head hunter but I have tried them on a few occasions. I believe that they are total bullshit. I learned how to go after a job on my own. And I prayed constantly! As for fringe benefits, it is only the large, highest-of-the-high-tech companies that have a noteworthy benefits package in the U.S. The federal and some state governments have fair packages, too. I believe that this is because of limited advancement and salary increases often linked to inflation, usually less inflation than food, rent, clothing – you name it! I love your blog, Erika. You remind me of what I lived with and still managed to grow! Kisses!

    Responder

  24. Cindy Groulx
    27 septiembre, 2015 @ 07:32

    Admiro su visión para los negocios, y el estilo. El permanecer un paso por delante de ellos es una manera de esta de las mantenerse en la cima de ellos. Usted ve que nunca tuve ese tipo de resistencia, tuve que delgada de las skinn. Por lo general sabía que el final estaba cerca y me gustaría ir a la oficina y decirles que estaría de vuelta en n viernes a recoger mi cheque. Pero me encanta mi último trabajo, veinte años que trabajé allí como trabajador social, en el campo. Yo Llevaba hacia fuera un montón de zapatos {;o) Cuida de ti mismo y mantener en adelante ser más astuto el jefe y todo irá bien.
    Gracias para compartir Erica

    Responder

  25. Pedro Fabelo
    27 septiembre, 2015 @ 20:33

    Tal y como lo cuentas me parece estar viendo a los jefes de sección, reunidos alrededor de la mesa de la sala de juntas, jugando una partida de póker siniestra:
    -Apuesto 5 heads a cambio de un 3% de incremento en el presupuesto de mi departamento.
    -Veo esos 5 heads y subo a 7 heads y un 2,5% de incremento.
    -Yo veo vuestros 7 heads y subo a 9 heads. Y además bajo hasta el 1% de incremento.
    -¡Será mamón! ¡Tú ganas!

    Un abrazo, cabo Erika. ; )

    Responder

  26. Erika Martin
    27 septiembre, 2015 @ 20:35

    a la vista de lo que escribo en este blog, me temo que soy una insurgente jejeje
    Saludos, Manu

    Responder

  27. Erika Martin
    27 septiembre, 2015 @ 21:04

    Hola Marisa,
    tenemos en común lo de las fotocopias jaja yo también estuve un tiempo haciendo esas tareas. Era genial, tareas simples y sin responsabilidades ni nada, bueno, lo que no era guay era el sueldo, claro.
    ¿Super girl? jejeje muchas gracias por eso y por estar siempre ahí.
    Por cierto, ya tengo hecho el TAG. Mañana lo subo 😉
    Un besito y que tengas muy muy buena semana

    Responder

  28. Erika Martin
    27 septiembre, 2015 @ 21:07

    Hola Marta,
    me alegra de que veas esta triste realidad como yo. Es verdad, más que ir a trabajar parece que vamos a la guerra. El que no se mueve, muere. Qué rabia me da.
    Seguimos en contacto.
    Un besote, guapa

    Responder

  29. Erika Martin
    27 septiembre, 2015 @ 21:10

    ¡Que bueno lo de las Vegas! Es mucho mejor que las comparaciones que he hecho arriba.
    A mi es que me da mucha rabia que cambien el nombre de las cosas para que suenen mejor. Lo que tienen que cambiar es la mentalidad y respetar a la gente que no somos ganado, joer.
    Muy buena semana y muchos besitos

    Responder

  30. Erika Martin
    27 septiembre, 2015 @ 21:16

    pues no te creas, Pedro, es casi casi como lo escribes. Y a una que está al otro lado de la pared, escuchando lo que dicen, con un vaso pegado al tabique, le dan ganas de entrar, pegar cuatro voces y ponerles firmes a todos.
    ¿Cabo, soy cabo? jejej ese ascenso significa un incremento del 0.5% en el sueldo el año que viene ¿no?
    Un abrazo

    Responder

  31. Erika Martin
    27 septiembre, 2015 @ 21:20

    Tienes toda la razón, Cindy. Ir por delante de ellos y ser precavido te hace más astuto.
    Desde luego hay trabajos que dan ganas de salir corriendo en plan Forest Gump hasta la otra punta del planeta. Hay otros en los que estás muy a gusto, como tu cuando trabajabas de trabajadora social.
    Un beso muy fuerte, hermanita

    Responder

  32. Erika Martin
    27 septiembre, 2015 @ 21:25

    Paula,
    I really enjoy to read your experiences at work. You are a very strong woman and I admire how you handled all that work situations that you share here with us. You starting to be my inspiration in the office.
    Lots of kisses and have a very nice week

    Responder

  33. Paula Koval
    28 septiembre, 2015 @ 05:53

    You have already made it a very nice week for me, Erika. I am humbled, and I look forward to your next blog entry. Many kisses and good wishes for your week, too!

    Responder

  34. Cindy Groulx
    28 septiembre, 2015 @ 06:24

    Jejejeje Me encanta la Peter recapitulación. {;o)

    Responder

  35. Lorena Utrillas Pérez
    28 septiembre, 2015 @ 12:18

    Hola =)

    La verdad es que en el trabajo, como en otros aspectos, cada día se utilizan más tecnicismos en inglés, ya que parece que suenan como más "cool", e incluso para referirme hacía ellos he utilizado una palabra en inglés.

    Por un lado, me parece perfecto que se vayan poniendo palabras en inglés, pero que se pronuncien correctamente!!! Por ejemplo, estoy harta de escuchar mal la palabra "money" y como esa mil palabras más. Ya que nos ponemos, nos ponemos bien o no nos ponemos. Pero por otro lado….que no nos quieran engañar y disfrazar las palabras con el significado real que hay detrás de ellas.

    Un besico y una entrada muy curiosa 😉

    http://www.upciencia.com

    Responder

  36. Monica
    28 septiembre, 2015 @ 20:19

    ¡Madre mía, leo tu entrada y me dan ganas de llorar!

    Ni muerta me voy a dejar yo la vida para hace ricos a otros y para que me traten como si fuera mercancía. Ya lo hice mucho tiempo y no funcionó.

    Las empresas no son ONGs y mi manera de ser está tan lejos de todo eso que cuentas que todavía no comprendo cómo aguanté tantos años. Así estaba yo, muerta en vida.

    Aunque las palabras sean inglesas y chupi guays, si rascas un poco enseguida sale la mugre.

    En fin, cada uno vive su vida como quiere, pero siempre hay alternativas que quede claro.

    Saludos

    Responder

  37. Erika Martin
    28 septiembre, 2015 @ 21:45

    Hola Lorena,
    parece que las cosas suenan mejor en inglés, más cool y más todo. Tienes razón, vamos de modernos utilizándolas y luego no sabemos ni pronunciarlas ¡qué desastre!
    La pena es que el significado no cambia y hay una realidad detrás de ellas aunque intenten enmascararlo.
    Muchas gracias por tu visita y comentario.
    Un besote

    Responder

  38. Erika Martin
    28 septiembre, 2015 @ 21:51

    Hola Mónica,
    es buenísima tu conclusión: muerta en vida + mugre.
    Uno intenta adaptarse a ello pero en muchos casos es imposible, te llevas cada decepción. Lo bueno, es que siempre hay alternativas para dejar de aguantarlo. Y me alegro de que dieras ese paso hacia delante.
    Me voy a tu blog. El post de los hijos me gustó mucho y lo compartí pero tengo pendiente comentarlo. Allá voy! 😉
    Un abrazo

    Responder

  39. Chari BR7
    28 septiembre, 2015 @ 22:12

    ¿¿¿Una entrada muy entretenida, bien redactada y con sentido del humor que siempre viene bien!!!

    Responder

  40. Erika Martin
    28 septiembre, 2015 @ 22:14

    Hola Chari, bienvenida al blog y a la sección de los comentarios.
    Muchas gracias por tus palabras. Me alegro de que te haya gustado y sido amena la lectura.
    Un abrazo

    Responder

  41. Felipe Rodríguez
    29 septiembre, 2015 @ 05:54

    Muy buena comparación, me he reído bastante y de paso aprendí un par de términos nuevos y adquirí una nueva forma de ver el trabajo, mañana llegaré a la oficina usando uniforme militar ja ja ja
    Un abrazo.

    Responder

  42. Jesus Ramos
    29 septiembre, 2015 @ 10:18

    Hola Erika!!

    Tampoco creo que hayas exagerado tanto… ¡Fíjate tú, que hasta creo que me voy a afeitar la cabeza para ver si me tatúo el número de empleado en el cogote…!

    ¡Ahí, a lo Hit Man. Dándolo todo por la Patria! XD

    Me he reído bastante con este post y, desde luego, no andas nada desencaminada de la realidad; sobre todo en lo que se refiere a cómo nos ven los CoCo. Y la comparación con en ejército… ¡magistral! :)))

    Besos!! ^_^

    Responder

  43. Marta B
    29 septiembre, 2015 @ 17:00

    uff telita!! a mi me ponen negra los de recursos humanos con sus jueguecitos y tratando a las personas como objetos, a veces!

    yo no tenia ni idea de eso de los heads!! y los headhunters… me parece tan surrealista jajaja

    un besito!

    Responder

  44. Erika Martin
    29 septiembre, 2015 @ 18:10

    seguro que no conocías lo del coco ¿me equivoco? jaja Claro, tu ponte el uniforme y cuando tu jefe te pida algo, tienes dos respuestas posibles:
    "Yes, Sir" = le tendrás contento
    "Gringo, go home" = te dejará ir
    Un super abrazo, Felipe

    Responder

  45. Erika Martin
    29 septiembre, 2015 @ 18:15

    Hola Jesús,
    jajaj qué bueno lo de raparte y tatuarte el número en el cogote, me parto.
    Pero es así, los CoCos quieren que des todo por la Patria y como agradecimiento, cuando les estorbes en sus planes …
    ¿Magistral la comparación? ¡weeeee! millones de gracias
    Muchos besos ^_^

    Responder

  46. Erika Martin
    29 septiembre, 2015 @ 18:18

    Hola Marta,
    a mi tampoco me gustan los juegos sucios de los de RRHH. En términos militares serían ¿escaramuzas?
    El caso es que se les llena la boca de palabras bonitas y lo triste es que ellos son los primeros que no tienen interés real en aprender qué significan. Muy triste.
    Un besito

    Responder

  47. Álvaro Lamela
    30 septiembre, 2015 @ 17:17

    Lo que digo siempre, se nos está yendo de las manos con tanta palabra en inglés. Nos estamos pasando de modernos.

    Responder

  48. Erika Martin
    30 septiembre, 2015 @ 17:20

    Pues no te voy a llevar la contraria, Alvaro, porque pienso como tu. No se puede ser tan moderno 😉
    Un abrazo

    Responder

  49. Monica Sanchez
    2 octubre, 2015 @ 05:48

    Gracias guapa.

    Responder

  50. Juanan G.C.
    2 octubre, 2015 @ 14:58

    Hola Erika, exagerada o no llevas mucha razón, la empresa es como una granja y los trabajadores somos ganado y sobre todo en las multinacionales. Lo que algunos no se han planteado es que las personas que nos dirigen son tan borregos como nosotros, tienen jefes por encima que les presionan y les ningunean, es una organización piramidal, orquestada por los accionistas.
    Esos accionistas que los asemejo a los debates de cine de Garci, grises, rodeados de humo y debatiendo sobre lo divino y lo humano y haciendo todo lo posible o lo imposible por no perder un céntimo de Euro caiga quien caiga.
    Lo de los heads siempre me ha dado urticaria, hace años que reporto los heads y los Ftes (Full Time Employee) de mi compañía y me desagrada enormemente que nos traten así a niveles estadísticos, porque a lo mejor cuando hablamos de que somos números, nos creemos, inocentes de nosotros que somos por lo menos números primos o números racionales o números enteros…. y desgraciadamente a veces ni eso, jajajaja. A veces somos solo fracciones de números. Que desgraciados somos, coño!
    Me ha encantado el símil militar, que también lo desarrollaría, pero ahora mismo solo me viene a la cabeza las "historias de la puta mili" que publicaban en El Jueves, y no voy a ser objetivo…. aunque ¿Cuando lo soy? 🙂
    Un abrazo!!!

    Responder

  51. Erika Martin
    2 octubre, 2015 @ 15:13

    Hola Juanan,
    me temo que es justo como lo describes: los accionistas, unos señores grises fumando puros, mirando estadísticas sobre cómo van sus beneficios, con sudores fríos cuando pierden un cent en la bolsa y sacando la tijera para hacer los recortes. Presionan a los números que se creen racionales (nuestros jefes) y estos a su vez a los números primos, más conocidos como borregos (nosotros)
    Lo de las fracciones de números te refieres a las tareas ¿no? jaja en plan "el 25% de tu tiempo, haces esta gestión; el 40% a esta otra y el % restante a todo lo demás" Nunca supe como calculan esos porcentajes, nunca coinciden con el tiempo real que te lleva hacer cada cosa.
    Lo del símil militar no lo puedo desarrollar más, chico, que yo no hice la mili y no he pisado un cuartel en mi vida. Aunque lo de la puta mili, iría clavado jajaja
    No, tu no eres objetivo ajaja por eso disfrutamos tanto tus historias todos los que te leemos.
    Un abrazo y muy buen fin de semana!

    Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: