9 Comentarios

  1. Ana Vazquez
    3 noviembre, 2018 @ 14:54

    esto es lo que les pasa a muchos politicos?

    Responder

    • Erika Martin
      4 noviembre, 2018 @ 19:09

      Hola Ana,
      pues no sé qué decirte, no sigo mucho la actualidad política.
      Un abrazo

      Responder

  2. Conxita
    4 noviembre, 2018 @ 13:37

    Hola Erika
    Por desgracia hay muchas empresas de lo más tóxico y es un auténtico privilegio cuando estás en una en la que se valora al empleado y no hay trepadores y amigos de lo ajeno al acecho de equivocaciones y de escalar posiciones. Tú has puesto muy buenos ejemplos, jefes tóxicos, mal ambiente de trabajo, acoso al trabajador de más edad…en fin, un sin fin de despropósitos que acaban enfermando al personal que en muchos casos son bajas de larga durada y crisis de ansiedad solo de pensar en reincorporarse. Es un problema muy grave al que se tendría que dar más importancia pero se acaba solucionando con personas enfermando y cambiando de empresa ya que son enfermedades muy difíciles de demostrar. También capítulo aparte están los vagos y caraduras que intoxican los ambientes y se quejan de mobbing pero eso sería otra entrada.
    Un beso guapa

    Responder

    • Erika Martin
      4 noviembre, 2018 @ 19:24

      Hola Conxita,

      Totalmente de acuerdo contigo, quien está en una empresa guay, es un afortunado. Incluso en estas empresas habrá compañeros tóxicos, pero la Dirección, RRHH o su responsable directo ya se encargarán de pararle los pies y así evitar todo lo expuesto en el post.

      La ergofobia o simplemente el estrés y el burnout son problemas muy serios tanto para la salud del empleado afectado como para la productividad y beneficios de la empresa. Personalmente me molesta leer artículos de RRHH por ahí responsabilizando siempre al trabajador de todo y no hacer un examen de autocrítica.

      En algunos casos no es tan difícil de demostrar. Me refiero sobre todo al mobbing. Porque si algo tienen en común todos estos personajes tóxicos de la oficina es que no son muy listos; van dejando pruebas de su acoso que se pueden ir recopilando para poner una denuncia … tienes razón, esto da para otra escribir otra entrada.

      Un besazo grande!

      Responder

  3. Óscar
    6 noviembre, 2018 @ 08:33

    Y yo que creo que esas empresas guays no existen, por eso no las sacan ni en la pelis de Hollywood … Besitos

    Responder

  4. Chelo
    6 noviembre, 2018 @ 09:56

    ¡Hola Erika! Cuánto tiempo…Estoy retomando la actividad bloguera y te ha tocado el turno 😉
    Nunca había oído ese término que, por las causas que lo provocan y tan bien explicas, debe ser torturante y necesitado de atención especializada.
    Lo de los compañeros tóxicos es muy habitual, porque la competitividad es malísima.
    Me ha hecho gracia lo de los consejos «flower power» 🙂

    Un beso enorme

    Responder

    • Erika Martin
      6 noviembre, 2018 @ 22:33

      Hola Chelo,

      qué alegría que estés retomado la actividad bloguera. Me paso por tu blog a leer tus novedades 😉

      Te confieso que descubrí la palabra «ergofobia» cuando investigaba para escribir el post anterior a este. Aunque me temo que casi todos hemos pasado miedo alguna vez en el trabajo. Debe de ser una pesadilla para quien lo sufre.

      Es que los de los consejos flower-power ya se podían estar calladitos, que solo demuestran tener 0 conocimientos de psicología y sin darse cuenta, pueden crearle más malestar al afectado.

      Responder

  5. Chelo
    6 noviembre, 2018 @ 09:57

    Bueno, y las imágenes no tienen desperdicio, ¡desternillantes!

    Responder

    • Erika Martin
      6 noviembre, 2018 @ 22:36

      ¡¡gracias!! Mi imagen favorita de este post es la del despacho del jefe con las cabezas de los despedidos, el organigrama y hasta el detalle de la papelera.

      ¡Un besote, guapa!

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de mi política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: