14 Comentarios

  1. Conxita
    29 Septiembre, 2017 @ 20:28

    Hola Erika, qué lejos queda ya el verano pero al menos mientras te leía lo he recordado un poco entre risas.
    Creo que los humanos tenemos la capacidad de complicarnos hasta en las situaciones que no tienen complicación y los veraneos y las vacaciones de verano son una buena muestra. De hecho algo debe pasar cuándo hay un montón de divorcios después de las vacaciones y un montón de gente que no disfrutan ni del tiempo libre ni del ocio… ¿Qué horror ser un adicto al trabajo y no saber disfrutar del dolce far niente!
    Besos

    Responder

    • Erika Martin
      30 Septiembre, 2017 @ 11:35

      Hola Conxita,

      pues sí, yo también creo que nos complicamos demasiado, en vez de disfrutar el momento sin la presión de hacer un millón de cosas, actividades, viajes … Esto de los divorcios después de las vacaciones es un dato que siempre me pareció curioso.

      Por otro lado, qué pena ser adicto al trabajo y no trabajar para disfrutar del dolce far niente 🙂

      Muchos besos

      Responder

  2. #Jerby @ratonbloguero
    30 Septiembre, 2017 @ 12:25

    Hola Erika,

    Echo de menos que no hayas mencionado el móvil. Se supone que las vacaciones son un buen momento para desconectar, pero me parece que hay demasiados que se llevan el móvil hasta a la playa.

    Besos.

    Responder

    • Erika Martin
      30 Septiembre, 2017 @ 21:21

      Hola #Jerby,

      tienes razón, solo lo mencioné de pasada al principio del post cuando dije que algunos se ponen contentos cuando su jefe les llama al móvil.

      Después de publicar el post se me ocurrieron más cosas que nos agobian a todos en las vacaciones. De modo que habrá segunda parte y en ella incluiré tu aportación 😉

      Besos

      Responder

  3. Snezana
    30 Septiembre, 2017 @ 23:00

    Hola Erica,

    Creo que muchas veces no se cumplen nuestras expectativas relativas a los días de vacaciones y no conseguimos disfrutar, descansar ni divertirnos tal como teníamos previsto. Y hay que volver a sufrir mucho para tener una nueva oportunidad de poder realizarlo 🙁

    Saludos

    Responder

    • Erika Martin
      1 Octubre, 2017 @ 12:39

      Hola Snezana,

      creo que es ese precisamente el problema. Que tenemos unas expectativas muy altas o deseamos hacer muchas cosas, pero al final nos supera y en vez de relajarnos, nos agobiamos y no disfrutamos.

      Saludos

      Responder

  4. Mirta
    1 Octubre, 2017 @ 12:07

    Hola Erika!! Muy gracioso este post y que real todo los que mencionas y eso que si estas aquí queres estar allá trabajando!! Para mi el peor siempre fue ir de vacaciones al mar y las playas mejor no hablar, como sera que hace mas de 25 años que no piso ninguna! Ademas dejo el movil en casa y si quiero sacar una foto y estoy con alguien le pido el móvil la saco y me la envió y si estoy sola me jodo!! Por todo lo que mencionas es el porque encanta viajar sola !!
    Aquí nos hiciste reír y recordar muchas situaciones , necesitamos una segunda parte!!!
    Que tengas una maravillosa semana!! Un abrazo de oso, besos

    Responder

    • Erika Martin
      1 Octubre, 2017 @ 12:46

      Hola Mirta,

      ¿de verdad que hace +25 años que no vas a la playa? Yo tengo que ir todos los veranos sí o sí, aunque sea un estrés jajaja.
      Haces bien en dejarte el móvil en casa. Así disfrutas de lo que tienes alrededor en vez de estar pendiente de la pantalla del teléfono. Para hacerte fotos, puedes llevarte una cámara de fotos de las de toda la vida jejeej. La mía pej tiene la pantalla que se gira y me puedo hacer fotos a mi misma, sin tenerle que pedir a nadie que me las haga 😉
      Me alegro de que te hayas reído leyendo el post y que te haya hecho recordar momentos de tus vacaciones.
      Habrá segunda parte, no sé cuando, pero la habrá.

      Un abrazo muy fuerte, muchos besos y disfruta la llegada de la primavera.

      Responder

  5. Andreas Westhues
    1 Octubre, 2017 @ 17:29

    Hola Erika;

    Me he reído mucho con esta descripción. Desde luego, se está mejor trabajando 😉 Menos mal que ya estamos en octubre, todos los niños están en el cole y los xiringuitos todos cerrrados. Ahora sería un estupendo momento para irse de vacaciones pero no puedo :.-/

    Gracias por citarme como musa 😉
    Un beso y cuídate

    Responder

    • Erika Martin
      1 Octubre, 2017 @ 21:47

      Hola Andreas,

      no puedes irte de vacaciones pero piensa que en un par de semanas hay un puente muy majo jajaja
      Claro, claro, mejor trabajando que de vacaciones 😉 Además del estrés comentado en el post, es que los de RRHH se esfuerzan mucho para que los empleados estén 100% felices en el trabajo, LOL

      Gracias a ti por darme la idea del post.
      Un abrazo fuerte y cuídate tu también

      Responder

  6. Maryasexora
    3 Octubre, 2017 @ 20:27

    Mira que he empezado el post pensando: sí, claro, voy a desear yo estar entre las cuatro paredes de la oficina… No sé dónde irá esta muchacha de vacaciones para tener esas ideas… Perco chica, leyendo el post has conseguido darle la vuelta completamente a la tortilla.
    El caso es que aún me quedan un par de días sueltos de vacaciones, pero después de esto… No sé si pasarlos en la cama con los ojos cerrados y deseando que acaben,jajajaja.
    Un besico.

    Responder

    • Erika Martin
      5 Octubre, 2017 @ 16:36

      jajaja Mary, que hay gente pa’ tó. No son felices en el trabajo y tampoco de vacaciones.

      Que sí, que sí, que tú seguro que disfrutas tus vacaciones. Además quedarse un par de días en la cama con alguno de los cachibaches de los que hablas en tu blog también puede ser todo un planazo para disfrutar a lo grande 😉

      Un besote

      Responder

  7. María Rivero
    4 Octubre, 2017 @ 17:19

    Suscribo todo, o casi todo, porque en temas infantiles no tengo experiencia… Yo soy de las que evitan los meses de verano para las vacaciones, aunque viviendo al lado del mar eso tiene otro peligro: las visitas gorronas!! Estar como una pringada trabajando mientras ves como entran, salen, suben, bajan… Y lo más gracioso, que te incluyen en todos los planes sin preguntar.

    Lo mejor de todo es cuando intento explicar que estoy preparando mis vacaciones y que estoy cansada y me miran con cara de: ah, pero cuandl estuvimos no eran vacaciones para ti? Pues no, terminé el doble de cansada!!

    Por suerte ahora sí que sí, ya las tengo a la vuelta de la esquina: que ganas! Y este año las tengo bien merecidas 😉

    Un abrazo, Erika!

    Responder

    • Erika Martin
      5 Octubre, 2017 @ 16:50

      Hola María,

      yo tampoco tengo experiencia en tema niños. Lo que puse en el post está basado en testimonios de amigos con hijos. Más de uno termina las vacaciones desquiciado jajaja Eso que nos lo ahorramos tú yo 😉

      ¿Vacaciones gorronas? Me gusta mucho el término. Es como cuando tienes a alguien que vive en el extranjero o en un sitio chulo y te plantificas allí cuando tienes unos días libres. Confieso, que alguna vez he ido a la playa de “vacaciones gorronas” y que he pensado “que guay, Fulanito, puede bajar a la playa cuando le dé la gana” (como estoy en Madrid no se me ocurre que puede ser como ir aquí a la piscina, si estás trabajando al final no vas nunca).

      jajaja claro, ¿cómo vas a estar cansada, si te pasas el día en casa trasteando con el ordenador? Ay, algún día entenderán todos que lo tuyo es un trabajo de verdad, que cansa tanto como los tradicionales de estar metido entre las 4 paredes de una oficina con un jefe en el cogote.

      Disfruta mucho tus vacaciones y desconecta y descansa todo lo que puedas y más.

      Un abrazo!

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: