Trabajar en entornos internacionales

El día 31 de diciembre enciendes la tele al mediodía y la primera noticia que emiten es que en Australia y Japón ya han celebrado el Año Nuevo.

A lo largo de la tarde lo van celebrando por Asia y al ponerse el sol en Oriente Próximo. Después le llega el turno a Europa.

Unas horas más tarde vemos cómo cae la bola y el confeti en Times Square en Nueva York, dando paso al evento por el resto de América.

Cuando salga el sol y estés regresando a casa después de tu fiesta con amigos y familiares, habrá países en donde apenas acaban de dar las 00h00. ¡Jope, qué día más largo!

time zones map

Imagen “world with timestamps” via Shutterstock

 

Lo mismo sucede cuando trabajas en una multinacional con oficinas repartidas a lo largo y ancho del planeta.

El concepto de la jornada laboral se vuelve relativo. Por eso, si tienes que gestionar algún tema con alguien de Asia o de Alaska, te tocará meterte el super madrugón o esperar a que se ponga el sol.

Terrible será cuando tengas que hablar con ambos el mismo día. La jornada laboral se te hará más larga que un día sin pan.

Asia

En mi caso, la verdad es que nunca he tratado con japoneses, chinos o australianos. Pero sí con Singapur.

Cuando en Madrid son las 12h00 en Singapur son las 18h00. Pobres, no voy a llamarles ahora que están a punto de irse a su casa ;). Eso sería ser una mala compañera. Les mando un mail y ya leeré su respuesta mañana cuando llegue a la oficina y encienda el ordenador.

Próximo Oriente

Cuando en Europa estamos entrando por la puerta de la oficina, en Próximo Oriente llevan trabajando un par de horitas.

Ya se han tomado su te mañanero, han rezado y han cogido el ritmo a la jornada. También te están esperando a que llegues para empezar a gestionar temas conjuntamente.

Como no hay tanta diferencia horaria, coincides más horas con ellos.

Israel

09h00 en Madrid …ring, ring … y en el display del teléfono aparece +972 … eso es Tel Aviv

– Shalom, Erika, te mandé un mail hace un par de horas pero aún no me has contestado. Te llamo porque es urgente. 
– Shalom, shalom … es que hace un par de horas estaba durmiendo, acabo de llegar a la oficina. Deja que me quite el abrigo y cuando pueda te respondo. 

Lunes son un día terrible. Y es que su fin de semana es viernes y sábado. Trabajan los domingos. Vamos que tienes que cerrar temas los jueves o sino dejarlos para el lunes.

Trabajar con Israel es buena experiencia. Son gente cordial y siempre dispuestos a ayudar en lo que sea. Además trabajan a ritmo europeo, es decir con el mismo grado de prisas y urgencias.

Países Árabes

Los que se relacionan con árabes saben que el tiempo en estos países no tiene el mismo valor como para nosotros los occidentales. Recibir una respuesta a algún tema puede tardar días, semanas e incluso meses.

No importa si se acaban los plazos de un proyecto o si se paraliza la economía mundial … es muy desesperante.

En alguna ocasión he tenido que retrasar algún viaje de mi jefe a Arabia Saudí porque no me llegaba la carta de invitación para tramitar el visado. Insistes, insistes y no hay respuesta.

Un buen día, pasados los meses, cuando ya se te ha olvidado el tema, recibes la invitación.

Luego llega la segunda parte, ir al consulado a tramitar el visado. Otra vez a esperar 😡

Para ellos lo importante es el trato persona a persona. Ahí radica parte de mi problema con ellos.

Si eres mujer, te ignoran, es como si no existieras o como si hablaras con las paredes. Por ejemplo, llamas por teléfono y:

– Ahmed, buenos días ¿en que puedo ayudarle?
– Buenos días, soy Erika de la oficina de Madrid
Silencio
– ¿Hola? Ahmed, soy Erika
Silencio
¿Hola? ¿hola? ¿sigues ahí?

Te oyen voz de mujer y no responden. Es muy frustrante.

videoconferencia con arabes

Imagen “árabes en consejo de administración” via Shutterstock

Probablemente pienses que estoy exagerando cuando te digo que ningunean a las mujeres, pero la verdad es que me quedo corta. Si no me crees, lee este artículo y alucina: mujeres en Arabia Saudí

De hecho, este choque cultural con los países árabes es tan brutal que hay muchas empresas que dan formación a los ejecutivos que viajan allí con frecuencia. Básicamente para aprender a desenvolverse y comunicarse en ambientes árabes y … no cagarla por ejemplo pidiendo un chuletón de cerdo o vino en una comida de negocios 😛

Egipto

Con los únicos árabes que me llevo bien es con mis compañeros egipcios. Yo creo que es porque curiosamente casi todos ellos han estudiado en Londres y eso hace que:

  • hablen inglés con un acento British que se te caen las lágrimas de envidia (sana) cuando hablas con ellos
  • tengan una mente más abierta en lo que se refiere “hablar con una mujer”.
  • sepan cuál es el concepto tiempo en Europa y se adapten a él para no desquiciarte
  • Al igual que los israelíes, siempre están dispuestos a ayudar.

Europa

En Europa continental llevamos prácticamente todos la misma hora, aunque siempre hay alguien que se hace líos con la hora de España:

– Erika ponemos la conferencia a las 14h de Roma que son las 13h de Madrid
– No, las 14h de Roma son las 14h de Madrid
– ¿Qué dices? No puede ser, estáis a la altura de Londres.
– Sí es que como Franco era amigo de Hitler y Musolini, decidió cambiar el huso horario al mismo que el Reich. En fin, han pasado los años y aquí seguimos cenando con la hora del sol y no del reloj. A ver si la UE lo arregla algún día.

international team

Imagen “equipo internacional de trabajo” via ShutterStock

 

Puede ser que te estés quitando el abrigo por la mañana y ya te estén llamando tus compañeros de Turquía o Grecia. Allí van una hora por delante de España.

El ritmo de trabajo y el concepto tiempo es prácticamente igual en todos los países. Aquí la diferencia está en el tipo de empresa:

  • Si es moderna, cuando pidas ayuda con algún tema tendrás la respuesta en cuestión de horas o cuanto antes.
  • Si es tradicional con perfil paternalistas de años 50, entonces tu petición de ayuda se perderá en sus trámites burocráticos internos y pasarán semanas hasta que alguien te facilite la info que necesitas.

Lo bueno de trabajar con gente europea es que sabes que hacia las 16h se van todos a casa. Así si no te llevas bien con algún compañero, cliente o proveedor en otro país, y quieres hacerle una pequeña putadilla, llamarle a las 15h55 😛 :
– Buenas tardes, Harald, por favor, necesito este dato hoy.
– Es que ya me iba a casa.
– Si solo serán 10 minutitos lo que te va llevar mirármelo.

Con Londres y Lisboa hay una hora de diferencia. Cuando aquí son las 18h00 allí son las 17h00. Puede ocurrir que te envíen un email cuando tu ya te has ido a casa.

Lo verás al día siguiente y al menos, sabes que tienes una hora para pensar qué les vas a responder porque hasta las 10h00 España, ellos no estarán en la oficina.

Estados Unidos

Después de almorzar hay una pequeña calma telefónica pero a partir de las 16h00 el teléfono empieza a volverse loco. Los americanos han comenzado su jornada. Están frescos como una rosa y tu contando los minutos para irte a casa.

Para los estadounidenses el concepto del tiempo es justo todo lo contrario al de los árabes. Si no estás acostumbrado a trabajar con ellos, te parecerá que a veces son incluso bruscos:

  • Van al grano y a veces incluso olvidan hasta de saludar y preguntar qué tal estás para romper el hielo.
  • Si necesitan algo, lo quieren para antes de ayer. Time is money
  • Dan por supuesto que te quedarás en la oficina hasta resolverles el asunto que te han requerido y les importa un bledo sin te tienes que quedar sin cenar o incluso a dormir.

trabajar de noche

 

Ring, ring … +1 … ? ?? ¡uff! ¡qué pereza! Si contesto me va a tocar quedarme hasta las 20h … Confieso que a veces no he respondido la llamada 🙂

– Buenos días, Erika, soy John. Por favor, ¿me consolidas los datos para el reporte y me envías el Excel?
– Buenas tardes, John, en cuanto pueda lo hago y te lo mando.

A los 10 minutos vuelve a llamar:

– Erika, no me ha llegado nada. Por favor, verifica si tu cuenta de correo funciona sin incidencias. – vaya indirecta más fina.
– Mi correo funciona perfectamente. Solo pasaron 10 min. Acabas de entrar a trabajar pero yo llevo ya 7 horas en la oficina. Ten paciencia.
– No te vayas sin envíame los datos.

 Tengo una técnica de escape fríamente planificada y testada con muy buenos resultados para estos casos:

1. Preparo la información que me piden
2. Me pongo el abrigo y me cuelgo el bolso al hombro
3. Envío el email a John
4. Apago el ordenador y salgo corriendo de la oficina.

Si al recibirlo, tiene alguna duda y me llama …¡mala suerte! No le queda otra opción que enviarme un email. Yo ya lo veré al día siguiente y tendré toda la jornada para responderle tranquilamente y sin prisas.

Sin embargo, cuando el asunto es realmente importante, te tienes que quedar hasta que lo tengas resuelto. Eso significa que empalmas el turno europeo con el americano. Sí, ese día haces doble turno con la desgracia añadida de que tu jefe no te paga las horas extras

Cuando haces doblete con el turno europeo y el americano, llegas a casa tan cansado que ya no sabes ni hablar español. Tu familia te saluda y te pregunta cómo te fue en el trabajo y tu por inercia respondes en inglés.

Días festivos en el mundo

Los estadounidenses son tan estresantes que cuando llega el Thanksgiving yo también doy las gracias por librarme de ellos por un día ?. ¡Qué paz!, gracias, Señor, gracias. 

Cuando trabajas con gente de todos los rincones del planeta, terminas apuntándote en el calendario todos los festivos y fiestas de guardar del planeta: el Año Nuevo chino, el Día del Cordero, Semana Santa, Días de la República, Días de la Constitución, el Yom Kippur, el 4 de Julio, Días de la Independencia … todo para saber en qué fechas vas a trabajar tus 8 hrs europeas o turno europeo y americano.

calendario dias festivos

Conclusiones

Si trabajas en una multinacional:

  • Entras en una nueva dimensión del tiempo: 5 minutos en Dubai no son lo mismo que 5 en Paris, Nueva York o México DF
  • Aprenderás los husos horarios y los días festivos de medio planeta.
  • También los prefijos telefónicos de todos los países
  • Habrá días que hablarás más inglés que español
  • Tendrás compañeros de cualquier país, tanto en otras oficinas como sentados en la mesa de al lado tuyo (= interculturalidad)
  • Descubrirás y te adaptarás a otras costumbres sociales, empresariales y laborales radicalmente distintas a las tuyas (habilidades multiculturales)

Puede que tú estés en Barcelona, tu superior en Amsterdam y que te paguen tu nómina desde Dublín. Puede que en tu departamento haya un holandés, un noruego, un hindú y un chileno.

A pesar del estrés y los dobles turnos, esta diversidad cultural me encanta porque aprendo un montón de cosas curiosas.


 

¿Trabajas en entornos internacionales o en el extranjero?

¿Tienes compañeros de trabajo de otros países?

 

Imagen destacada del post: International Team via Shutterstock