Skip to content
Close

6 Comments

  1. Olga
    8 noviembre, 2022 @ 08:37

    Superinteresante, no tenía ni idea. Gracias.

    Reply

    • Erika Martin
      8 noviembre, 2022 @ 10:53

      Gracias, Olga. Algunos de los datos de este tipo de contaminación son muy sorprendentes.
      Saludos

      Reply

  2. Jordi
    8 noviembre, 2022 @ 15:10

    “Por eso, las sugiero que no hagan reuniones ni virtuales ni presenciales (jajaja), que los dos formatos son una pérdida de tiempo y contaminan igual.”
    Que bueno. Como siempre, empiezas a leer el post y tienes que acabarlo. Grande.

    Reply

    • Erika Martin
      8 noviembre, 2022 @ 16:26

      Claro, Jordi, la idea de fondo es que no se convoquen reuniones de ningún tipo, jajaja
      Muchas gracias por tu comentario 🙂

      Reply

  3. Marysol
    9 noviembre, 2022 @ 00:39

    Que maravilla de artículo Erika!!
    No tiene desperdicio de principio a fin, muchas gracias, por además de informarnos sacarnos una sonrisa con tu toque de humor.
    Además pones el dedo en la llaga de lo incoherentes que somos con lo de querer cuidar el planeta y no apearnos de lo digital para nada.
    Eso o que del asunto se habla poco o nada.
    Juraría que pocos conocen semejantes datos y cuanto más jóvenes menos.
    Voy a poner mi granito de CO2 y compartirlo 😄😄

    Reply

    • Erika Martin
      9 noviembre, 2022 @ 09:17

      Hola Marisol,

      creo que poco/as se han parado a pensar que todo lo digital también contamina. Seguro que desconocen los datos del impacto que tiene subir un vídeo o un selfie a una red social, hablar con el móvil por videollamada o enviar 25 notas de voz por whatsapp.
      No les critico, yo tampoco conocía datos hasta que me puse a investigar.

      Sí, hay ciertas acciones que son incoherentes, como la de las empresas que se venden en LinkedIn como sostenibles y luego no cuidan su actividad digital. Lo mismo que los que van a protestar a los museos por el cambio climático y casualmente siempre hay prensa y otras personas que lo comparten en las redes, olvidando cuánto contamina un gigabyte.

      Muchas gracias por leer y comentar el artículo

      Reply

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de mi política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: