9 Comentarios

  1. ramrock
    30 noviembre, 2020 @ 22:38

    Jojojojojojoo… Suerte la mía que siempre he estado alejado de todo eso.

    Responder

    • Erika Martin
      30 noviembre, 2020 @ 23:03

      Ni reuniones, ni cena de navidad … pero ¿tú donde te metías, Ramrock? 😂

      Responder

      • ramrock
        1 diciembre, 2020 @ 02:08

        Yo era administrativo, no tenía porque estar en reuniones, eso era para ejecutivos y consejeros-delegados. Cenas de navidad si, pero a las 12 terminaba todo, al fin y al cabo, eran PYMES, cuando he estado sitios como Sulzer España o Mercasa, los administrativos, Auxiliares Administrativos y similares no haciamos nada dentro de la empresa, unos se lo montaban en grupo y otros, como yo, recurriendo al individualismo.

        En el Ministerio de Hacienda tampoco se hizo nada, supongo que «los de arriba» si harían algo, pero nosotros no, es mas, es que el día 24, el de nochebuena, apenas se trabajaron tres o cuatro horas, después todos por ahí, al menos donde yo estaba, en el mismo ministerio, en Alcalá nº 8.

        Responder

  2. A JACOB
    1 diciembre, 2020 @ 22:46

    En Francia duran 3 horas y no sirven para nada, ya que no se toma decisión alguna, pero si hemos comido todos los «croissants» con un café, jajajaja

    Responder

    • Erika Martin
      1 diciembre, 2020 @ 23:03

      Lo sé, Audrey, trabajé 7 años en una empresa francesa con jefes franceses. En esas 3 horas de reunión era muy importante poner croissants, maccarons y gallete de rois en época navideña. No quedaba ni una miga en las bandejas, jajaja.
      Gracias por tu comentario.

      Responder

  3. Salva Colecha
    2 diciembre, 2020 @ 10:16

    Bufff en mi caso las podíamos llamar «acampadas de trabajo» cuando empiezan a contar batallitas en plan trovador medieval ya sabes que es el momento de empezar a llamar a casa para avisar de que no te han secuestrado y pensar en encargar una pizza. Has caído en sus redes y ya sabes que el cautiverio será largo. Cafés? Que vaaaaa ya procuro entrar en ese calabozo llamado «sala de reuniones» con una bolsita con víveres y agua…

    Responder

    • Erika Martin
      2 diciembre, 2020 @ 19:38

      jajaja, acampadas con trovadores medievales que te secuestran … estoy llorando de la risa, Salva. La mejor descripción lo que es una reunión de trabajo que he leído nunca.
      Haces bien en llevar tu bolsita de víveres. Seguro que esa pizza contiene algún narcotizante para atontar a los no-trovadores y conseguir que no huyan del cautiverio.

      Responder

  4. Oscar
    2 diciembre, 2020 @ 10:25

    En España, el 90% de las reuniones no sirven más que para perder el tiempo. Y el 100% de las que duran más de una hora son inútiles. Echa cuentas de las horas de trabajo desaprovechadas en este país… Muy buena entrada, Erika, como siempre. Besitos

    Responder

    • Erika Martin
      2 diciembre, 2020 @ 19:41

      Me temo que estás confundido en el concepto «reuniones». Son precisamente para perder el tiempo y el lugar perfecto para calentar la silla, con comida pagada por la empresa.
      Muchas gracias por leerme siempre, Óscar. Besos

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de mi política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: