6 Comentarios

  1. JOSUE
    27 noviembre, 2019 @ 21:24

    Muy buena reflexión amiga, prácticamente deberíamos dar Gracias por todo, me gusta mucho una frase que escuche en una conferencia donde dijeron : «Las gracias son bendiciones…»
    Te mando muchos besos y un gran abrazo, espero pronto podamos platicar y ponernos al día, y de corazón MUCHAS GRACIAS.

    XOXO

    Responder

    • Erika Martin
      27 noviembre, 2019 @ 22:18

      Hola Josue,

      leí por ahí que siempre hay una razón por la que estar agradecido. Me gusta mucho la frase que escuchaste en la conferencia.

      Muchas gracias por leer el post, comentarlo y estar pendiente de mis publicaciones. Claro, un día tenemos que quedar para charlar y ponernos al día.
      Muchos besos

      Responder

  2. María Rivero Sánchez
    27 noviembre, 2019 @ 22:16

    Hola Erika:

    Uno de los mejores recuerdos que tengo de cuando vivía en Madrid es que, cada tarde, al terminar el trabajo y cuando nos íbamos, la directora nos despedía uno por uno con un «Gracias», había quien lo consideraba una tontería, pero a mí me parecía una forma de reconocer nuestro trabajo, y me parecía una pequeña recompensa. También te digo que la jefa era British, y esos nos dan mil vueltas con las fórmulas de cortesía. Así que, intento reproducir esa sensación en todas las personas con las que colaboro.

    De mi etapa desde casa, precisamente hace unos días me cayó bronca de un cliente que, a su vez, funciona como intermediario con un cliente, la verdad es que la culpa era de las tres partes, pero ya sabes que el que está más abajo se las carga todas… Después un intenso intercambios de emails, al final el cliente reconoció que, en nuestro entorno, solo se reconoce el trabajo mal hecho, y que pocas veces se dan las gracias por todos que se hacen bien.

    Así que muchas gracias ti por tus entrada.

    Un abrazo

    Responder

    • Erika Martin
      27 noviembre, 2019 @ 22:43

      Hola María,

      ¡Qué grande tu jefa inglesa! De tontería nada, es una de las mejores formas de motivación laboral que existen, porque es un pequeño reconocimiento diario al esfuerzo y al trabajo de cada uno. Los jefes extranjeros que he tenido también eran bastante agradecidos, aunque no tanto como la tuya.

      En general tengo esa sensación que comentaba tu cliente. Pocas veces se agradece cuando el trabajo se hace bien. Me alegro de que tú sí seas agradecida con todas las personas que colaboras. Seguro que ese es uno de los motivos por los que recomiendan tus servicios a otros 😉

      Muchas gracias a ti por el comentario y por estar ahí, al otro lado de la pantalla.

      Un abrazo grande!

      Responder

  3. Chelo
    11 diciembre, 2019 @ 18:23

    ¡Hola, Erika! Cuánto tiempo… Ya volví al mundo bloguero. Qué importante tema, el de dar las gracias. Si ya es importante de por sí, en la vida en general, en el trabajo (que nos da de comer) mucho más. Como bien dices «a nadie le gusta sentirse utilizado».
    Un besooo

    Responder

    • Erika Martin
      12 diciembre, 2019 @ 10:03

      ¡Hola Chelo! qué alegría que hayas vuelto al mundo bloguero.

      Eso de hacer sentir a los demás que los estás utilizando a la larga genera muchos malos rollos e incluso mal ambiente de trabajo. ¿En qué oficina no hay un «aprovechado»?

      Gracias por avisar de tu vuelta y por el comentario. Un besote

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de mi política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: