13 Comentarios

  1. Chaladura de jabones
    21 septiembre, 2018 @ 21:10

    Interesante el artículo, Erika. Yo también he destruido clip hablando por teléfono, pero tantos destruimos? Qué curioso. Abrazos.

    Responder

    • Erika Martin
      22 septiembre, 2018 @ 11:40

      Hola Chaladura,

      a mi también me ha sorprendido descubrir que se destruyen tantos clips, muchos de ellos mientras hablamos por teléfono.

      Un abrazo

      Responder

  2. marigem
    22 septiembre, 2018 @ 09:56

    Ay qué buen post, me ha encantado. Yo soy de las que los destruyo hablando por teléfono, qué gran consuelo ver que hay más gente que hace lo mismo, me tenía por una tarada.
    Besos y muy feliz finde.

    Responder

    • Erika Martin
      22 septiembre, 2018 @ 11:43

      ¿Tarada, Marigem? Para nada jajaj Chaladura de jabones y yo también lo hacemos.

      Es muy curiosa la historia que hay detrás de muchos artículos de material de oficina que usamos a diario. Habrá más artículos como este. Me alegro de que te haya gustado.

      Muchos besos y disfruta mucho el finde.

      Responder

  3. Maryasexora
    22 septiembre, 2018 @ 18:06

    ¡Me encantan este tipo de historias!
    Ya sabes que todas las historias y curiosidades me apasionan. Además, soy una adicta del material de oficina. Ya sabes, cada cual con sus fetiches, jajajaja.
    Besicos

    Responder

    • Erika Martin
      22 septiembre, 2018 @ 22:32

      Hola Mary,

      es que tú y yo tenemos muchas cosas en común: investigar sobre historias y personajes antiguos relacionados con nuestros blogs, el fetichismo con el material de oficina y … zamparnos donuts y chocolate a dos carrillos jajaja

      Muchos besos

      Responder

  4. Óscar
    24 septiembre, 2018 @ 08:41

    Mi padre juega mucho con eso, repite muchas veces una mentira para ver si se convierte en verdad. A veces ocurre. Muy buena la historia del pri. Aprendemos mucho contigo en este blog. Besitos

    Responder

    • Erika Martin
      24 septiembre, 2018 @ 20:26

      jajaja Óscar, no fastidies que tu padre cuenta trolas a ver si se convierten en verdad. A veces suena la flauta y ocurre, como bien dices.

      Nunca te acostarás sin saber una cosa más 😉
      Muchos besos

      Responder

      • Óscar
        24 septiembre, 2018 @ 21:25

        Donde puse pri quería poner clip… Ja ja ja ja. No, exactamente no cuenta trolas por ahí, es más bien que él se cree algo que en realidad no es cierto, y lo dice tanto que acaba haciéndolo verdad. O tergiversa una situación en plan cómico y luego se olvida de lo que pasó y se queda con su verdad, je je je je. Besitos

        Responder

  5. Conxita
    24 septiembre, 2018 @ 18:06

    Qué bueno, me ha encantado saber la historia.
    Soy de las 5 que lo usan para el papel jajajaja
    Besos

    Responder

    • Erika Martin
      24 septiembre, 2018 @ 20:28

      Anda, Conxita ¿eres de esa minoría que sigue utilizando el clip para lo que fue inventado? ¡genial!
      Me alegra saber que te ha gustado la historia
      Besos

      Responder

  6. Qué ver en Salamanca
    6 octubre, 2018 @ 03:30

    Un artículo muy interesante. No solemos pensar en objetos sencillos de uso cotidiano.

    Un saludo.

    Responder

    • Erika Martin
      6 octubre, 2018 @ 20:25

      Estamos tan metidos en el trabajo, las reuniones, los clientes, etc. que ni nos damos cuenta de los objetos que utilizamos cada día y mucho menos nos preguntamos quién los inventó.

      Me alegro que te haya parecido interesante. Habrá más artículos como este en el futuro.

      Saludos

      Responder

No seas tímid@, deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando, estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de mi política de cookies. Puedes pinchar en el enlace para ampliar información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: